Edificios Singulares

El edificio verde más alto del mundo

Se celebra una reunión secreta para elegir el “Edificio del Verano” ¿Cuál será? Todo apunta a que el Shanghái Tower puede ser electo.

La Shangai Tower integrada en el skyline de la ciudad
La Shangai Tower integrada en el skyline de la ciudad

Dejó su asiento con parsimonia y diligencia, no en vano era su hora, para esto se había estado preparando en secreto los últimos meses. Sutilmente revisó las caras de sus expectantes compañeros mientras recogía el dossier, había esperado pacientemente su momento y, habiéndose expuesto ya la mayoría de las propuestas, le parecía que este año si podía salir elegida la suya.

Había participado ya en cinco reuniones, la primera como invitada de honor y las siguientes como concursante de prestigio. La idea era sencilla: cada participante debía llevar datos y detalles de un edificio en construcción o recientemente construido, para determinar cuál de ellos sería galardonado como “El Edificio del Verano”. 

Vista desde el suelo de la Shangai Tower
Vista desde el suelo de la Shangai Tower

Introdujo el pendrive y esgrimió el puntero láser. Como primera imagen apareció el logotipo de su empresa, una marca más que conocida en todo el mundo por su calidad y su (buen) trato al operario, ella se enorgullecía de varios avances sociales que había gestionado dentro de la empresa, “un poco de publicidad siempre es bueno, incluso aquí”, pensó, mientras veía los rostros sorprendidos de los que todavía no la habían reconocido. Cuando se vislumbró la segunda imagen supo que había hecho bien su trabajo: ya ninguno de los presentes podría separar nunca el logo de su empresa de la silueta de la torre de Shanghái que estaban viendo, el mayor edificio de doble fachada del Mundo. 

Shangai Tower Construction and Development Co. es el promotor de esta obra cuyo diseño fue otorgado mediante concurso internacional, como suele hacerse en estos casos, en junio del año 2008. La empresa de arquitectura que lo ganó, estudió al detalle las premisas que debía tener la construcción, ante todo, un edificio anclado a su tiempo, tal y como lo fueron en su momento los otros dos que forman el trío de rascacielos más próximo del planeta, la torre Jin Mao y el SWFC (Centro Financiero Mundial de Shanghái). Para ello tuvieron en cuenta los estándares medioambientales Internacionales y la máxima comodidad tecnológica.

La Shanghai Tower alcanza la escalofriante altura de 632 metros, lo cual la convierte en el segundo edificio más alto del mundo (por detrás del Burj Khalifa, en Dubai), cuenta con 127 plantas de loa que cinco, bajo el subsuelo, se destinan, principalmente a aparcamientos. La superficie útil es de 576.000 metros en total, de los que 410.000 se elevan sobre rasante. Se destinan 200.000 metros cuadrados para oficinas, espacios comerciales y culturales, y tiene un hotel de lujo con 80.000 metros cuadrados en los que se distribuyen 258 habitaciones entre los pisos 84 y 110, lo que ella misma llamaría un lujo de altura.

Hizo una pausa, no porque estuviera cansada, era una pausa intencional, para que el otro negociador se exaspere un poco, lo suficiente para flaquear pero no demasiado, para que no pierda la atención, ya estaba acostumbrada a este tipo de negociaciones y marcó los tiempos a la perfección. “Pero lo mejor está por llegar, si hasta ahora os he dado algunas cifras, a partir de aquí os haré un análisis arquitectónico”, le pareció, en ese momento, que la tensión de la sala se incrementaba, casi podría jurar que una de las personas allí sentadas era un personaje muy popular, ¿Rodolfo, se llamaba?.

Shangai Tower, distintas vistas
Shangai Tower, distintas vistas

El edificio se retuerce sobre su eje en 120 grados, con una forma tan característica que no pasaría desapercibida en ningún lugar del mundo. El estudio arquitectónico responsable, Gensler, con sus mejores 48 profesionales (200 tiene la empresa), ha sido el encargado del diseño y de la dirección de la obra, aunque su “Chief Architect”, Marshall Strabala, ya no pertenece a la empresa, no ha desistido de sus labores profesionales en esta obra. El edificio se subdivide a su vez en 9 partes cilíndricas, una encima de la otra, con un jardín interior en la base de cada una de ellas.

Pero no es sólo caprichosa la forma aerodinámica exterior, con ella se consigue reducir el empuje del viento (que en Shanghái puede alcanzar una velocidad de 53 metros por segundo, unos 190 kilómetros a la hora) en un 28 por ciento, lo cual equivale, según Strabala, a un ahorro de 60 millones de dólares (54 millones de euros) en estructura, una cifra nada desdeñable, por otra parte el presupuesto es de 4,2 billones de dólares (3,80 billones de euros), así que una ayudita nunca viene mal. La forma en semi-espiral también sirve para recoger agua de lluvia, que se destina a calefacción y aire acondicionado. 

Vistas desde la Shangai Tower
Vistas desde la Shangai Tower. Imagen: Ben Tranel/Gensler

El sistema de doble muro acristalado que emplea la construcción sirve como aislante térmico, esta separación física de los dos elementos permite que las temperaturas externas (en Shanghái la temperatura oscila entre los 0 y los 40 grados de invierno a verano) se suavicen enormemente. La bolsa de aire actúa cada quince plantas de forma independiente, aumentando su efecto la asimetría en planta. La capa externa de cristal está sujeta a la estructura interna mediante tensores de acero, estos tensores ayudan a sostener el muro y, al mismo tiempo, transmiten los embates del viento a la estructura principal.

Los promotores confían en que la edificación reciba entre 15.000 y 20.000 personas al día entre trabajadores, visitantes y huéspedes del hotel. Para ello cuenta con 106 ascensores, el más rápido de ellos alcanzará los 18 metros por segundo (64 kilómetros por hora) hasta el segundo mirador turístico más alto del planeta en el piso 119. También tendrá una terraza abierta en el piso 121 (para los más valientes). Cuenta con un sistema geotérmico para aprovechar la temperatura de la tierra, dispositivos colectores de agua para utilizarla en paisajismo y otros usos secundarios y 270 turbinas debajo del parapeto para generar energía adicional, con una capacidad de 135 kilovatios de potencia.

Aspecto interior de la Shangai Tower
Aspecto interior de la Shangai Tower. Imágenes: Noah Sheldon/Gensler

Esperan conseguir, en breve, el certificado LEED Oro y las tres estrellas del Comité Medioambiental Chino en reconocimiento a su diseño y construcción sostenibles. El contratista,  Shanghai Construction Group inició la obra el 29 de noviembre de 2008 y presume de haber construido el primer edificio en el mundo con un peso de 850.000 toneladas sobre terreno blando, también reclama para la construcción el título de edificio verde más alto del planeta. A nadie le pasa desapercibido que es un edificio de récords.

“Podría seguir dándoos más detalles, como que el Podio al pie de la Tower (por el que se accede al Hotel) tiene 60.000 metros cuadrados de retail, restauración, exposiciones, banquetes y un largo etcétera. Podría explicaros que la parte baja del edificio puede mostrar letras y caracteres en cualquier idioma, y que en la corona de la edificación se mostrará el emblema de la torre, y que, además, se podrán realizar en él múltiples imágenes… 

Shangai Tower desde el aire
Shangai Tower desde el aire

… Podría analizar el amortiguador de masa (estructura en la planta alta que sirve para contrarrestar los vaivenes y movimientos de los rascacielos) que es el más pesado del mundo con 1.200 toneladas. Podría deciros que tiene el restaurante panorámico más alto en la planta 120, la piscina más alta a 393 metros en la planta 84, que tiene el Sky Lobby más alto a 470 metros en el piso 101, y que además es el primer hotel de Lujo con estilo chino. Podría…”

Hizo una pausa, consciente de que en la última frase se jugaba toda su argumentación, un paso en falso podría decantar la balanza, aunque, en este caso, era francamente improbable. “Podría, simplemente, invitaros a visitar China y elegir esta Torre como el Edificio del Verano del presente año, 2015”, concluyó. (Fotografías: Gensler),

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies