Las stars de Hollywood eligen Londres

Actuar en Broadway es una prueba de fuego que no todos los actores superan. A su altura se encuentra el West End londinense.

Icono de fecha 30 Jun 2015 Icono de autor Amalia Enríquez
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Atrás quedan aquellos tiempos en los que los actores de cine se negaban a hacer series de televisión por considerar la pequeña pantalla como un medio menor. Hoy son muchos de los grandes, nacionales e internacionales, los que recalan en los plasmas de última generación para ampliar sus miras profesionales. Con el teatro pasaba un poco lo mismo, con la gran diferencia de que subirse a un escenario imponía mucho más. En el directo se ve al actor de verdad, no hay trampas, el cara a cara es transparente. Ningún día es igual a otro, el público es diferente y las reacciones lo condicionan todo.

Nuestra colaboradora Amalia Enríquez en el teatro Apollo de Londres
Nuestra colaboradora Amalia Enríquez en el teatro Apollo de Londres

Actuar en Broadway es una prueba de fuego que no todos superan. Sonoros han sido los fracasos de algunos y, también, los éxitos de otros que han conquistado Nueva York a base de talento. El West End londinense les quedaba lejos, les imponía y eran muy contados los que se atrevían a cruzar el charco para lanzarse a esa aventura de interpretar en vivo.

Kevin Spacey fue uno de los valientes que se propuso conquistar la ciudad del Támesis. Fue tan exitoso su debut en el ‘The Old Vic’, que se quedó a vivir en Londres convirtiéndose, incluso, en el director dramático del emblemático teatro. Kenneth Branagh, Anthony Hopkins o Jude Law se convirtieron en asiduos a subirse a las tablas británicas, no en vano, era su ambiente y se convirtieron en su hábitat natural.

Bradley Cooper sorprende en 'Elephant 51'
Bradley Cooper sorprende en ‘Elephant Man’. Haz clic para comprar tu entrada

La presencia de los actores de Hollywood en el West End se limita a unas pocas semanas de exposición. Sus representaciones se consideran una delicatessen y conseguir una entrada se convierte en un privilegio. Estos días triunfa Kristin Scott Thomas con “The audience”, interpretando a la reina Isabel II y recreando las doce audiencias que la soberana británica ha tenido con los otros tantos primeros ministros que han pasado por el gobierno durante su reinado.

Uno de los guapos del momento, Bradley Cooper esconde su natural atractivo tras las imperfecciones físicas de “El hombre elefante”. Solamente 19 representaciones son las que le tendrán en el teatro londinense, donde ha levantado suspiros de admiración por su recreación. En unas semanas será la australiana Nicole Kidman la que aterrice en la sala Noel Coward para interpretar a la investigadora británica Rosalind Franklin en ‘Photograph 51′. Motivos suficientes y encadenados para disfrutar de talento “en vivo y en directo”.  (Fotografías: Amalia Enríquez).

Sar a
Verde a
Noriega a
Mollá 1
El edificio verde más alto del mundo
Preparando el maratón