Cultura

Esculpiendo la fotografía

Con la exposición 'Deconstruyendo ciudades', Germán Gómez traslada al paisaje arquitectónico su investigación sobre los límites del concepto de fotografía.

Germán Gómez (Gijón, 1972) inaugura la temporada de otoño en la galería Fernando Pradilla de Madrid con una exposición donde la fotografía de arquitecturas es el punto de partida de una sutil, original y magnífica exploración plástica.

german2
‘Deconstruyendo Ciudades’ de Germán Gómez

En las series anteriores (De padres a hijos, Tatuados, Condenados…), Germán se concentraba en otras arquitecturas, en arquitecturas humanas. Con la muestra Retratos de un diario (2012, galería Brigitte Mayer de Filadelfia) se dio a conocer al público y a los coleccionistas de EE.UU. Es allí donde, hace tres años, nace la semilla de esta exposición.

'Deconstruyendo Ciudades' de Germán Gómez
‘Deconstruyendo Ciudades’ de Germán Gómez

Instalado en Nueva York, desde un piso 37 en Manhattan, Germán observaba todos los días una imagen que le inundaba y que se convirtió en obsesiva: arquitectura, arquitectura y más arquitectura. Decidió colocar al lado de la ventana su mesa de trabajo y ahí empezó a dibujar, a hacer bocetos, a escribir todo lo que pasaba por su cabeza, a hacer fotografías, recortarlas, pegarlas, manipularlas…

'Deconstruyendo Ciudades' de Germán Gómez
‘Deconstruyendo Ciudades’ de Germán Gómez

Con una técnica depurada y un proceso creador original, las fotografías de Germán Gómez  nos transmiten sus pasiones, sus sentimientos, sus emociones… su vida. Arquitecturas de ciudades y edificios donde ha vivido (Nueva York, Filadelfia, Roma, Venecia, Madrid…), retratos superpuestos de personajes anónimos transformados conceptualmente en autorretratos, son la base narrativa que abre las puertas a una puesta en escena de una obra muy original.

No hay nada dejado al azar. Germán interviene y manipula cuidadosa e intencionadamente cada fotografía, cada arquitectura, cada retrato; entra dentro de cada uno de ellos haciéndolos piezas únicas. Las imágenes han dejado de ser sólo fotografías para, además, tener toda la plasticidad y clasicismo que tienen los dibujos (la cuadricula recuerda el proceso del dibujo clásico), la pintura o la escultura.

'Deconstruyendo Ciudades' de Germán Gómez
‘Deconstruyendo Ciudades’ de Germán Gómez

Las grandes dimensiones de muchas de sus obras y el carácter casi escultórico que tienen, hacen que no puedan ser presentadas detrás de un cristal, como estamos acostumbrados a ver enmarcadas las fotografías. Gómez recurre a la encapsulación de las fotografías. Este proceso consiste en adherir a las dos caras de la fotográfica dos láminas transparentes (él utiliza papel Japón de diferente grosor y transparencia) que actúan a modo de contenedor, protegiéndola y aislándola de factores externos que pudieran dañarla.

'Deconstruyendo Ciudades' de Germán Gómez
‘Deconstruyendo Ciudades’ de Germán Gómez

Esta técnica le permite “dibujar con el papel”. Durante este proceso controla cada  arruga y marca que, intencionadamente, va creando, asemejándose a los trazos o gestos que un lápiz dibuja en un papel. La fotografía virgen y nítida se va transformando en imágenes y objetos más carnosos y plásticos, con historia, con vida, con cicatrices.

Además de haber realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas en distintas ciudades del mundo (Madrid, Londres, Milán, Filadelfia, Bogotá, Basilea, Guatemala, Miami…) la calidad y originalidad de su trabajo le ha permitido que colecciones privadas e institucionales  como el Museo Nacional Reina Sofía, el 21c Museo de Kentucky, el Ministerio de Asuntos Exteriores  o  fundaciones como la ONCE o colecciones como La Room Mate o la Colección ABC, la Universidad Complutense de Madrid  gocen de la excelencia de su trabajo.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies