Destinos

Quinta Sacra, la quinta esencia

Visitar la Ribeira Sacra es un deleite para los sentidos. Historia, naturaleza y tradición se mezclan en un entorno único.

Carla Royo-Villanova. 03/11/2015

Allí donde se cruzan los caminos. Allí donde camina el peregrino. El Camino Francés, el de Inverno y la Ruta de la Plata confluyen en un lugar que sólo podía ser mágico: La Ribeira Sacra Lucense. Ya el origen del nombre encierra misterios y curiosidades, traducciones y escritos. Ribera, ¿orilla o roble? Robledal viene del latín, Riboira. Robledal Sagrado por la cantidad de monasterios que encierran las orillas del Miño y del Sil. Se cruzan los caminos y también los términos. Se cruzan la tierra, la piedra, el agua y el cielo. Allí donde se cruzan el misterio y la paz. La magia existe.

ribeirasacrareflejos
Reflejos mágicos del Miño

La Ribeira Sacra fue moldeada por dos ríos, creando un paisaje único. Surcar las aguas del Miño fue para mí una experiencia inolvidable. Galicia siempre sorprende, escondida entre montañas y verdes parajes. En esta época del año, al verde sumamos los colores del otoño. Y los héroes de la viticultura aparecen entre las vides para recordar que los grandes Césares ya se llevaban sus vinos hasta la infinita Roma.

ribeirasacrabarquera
Nuestra colaboradora Carla con Luisa, la barqueiriña del Miño

Salimos en canoa desde el puerto de Belesar para recorrer orillas, cañones, bosques y viñedos. Entre los bancales que acarician el agua emergen las pequeñas bodegas que nadie recuerda desde cuando están porque siempre estuvieron. Los reflejos son tan perfectos que parecen fruto de la imaginación. Pero es real. Yo lo estoy viendo. Luisa, la chica de la lancha amarilla, el alma de Quinta Sacra, disfruta viéndonos disfrutar.

Bodeguita de Quinta Sacra, A Taranxela
Bodeguita de Quinta Sacra, A Taranxela

Quesos recién elaborados, empanadas aún calientes, embutidos caseros, pan de Taboada y de Cea, ‘lenguas de obispo’ de Chantada y un buen godello nos esperan en A Taranxela, la bodeguita que Quinta Sacra abre para el viajante inquieto y deseoso de recuperar fuerzas. La tarde se presenta intensa. La paz de este lugar hace olvidar todo aquello que ha de ser olvidado. El silencio se rompe con un “Boas tardes” que alguien nos desea al pasar.

ribeirasacrabancales
Bancales hasta el agua e iglesias románicas

Viendo como los “socalcos” (viñedos en bancales) descienden valientes hasta el agua, uno piensa en la dificultad. El reto de un pueblo osado que desde la antigüedad cargaba con cestos al hombro, ladera arriba, ladera abajo. Abelino, El Cesteiro de Pincelo, vecino de A Taranxela, deja que yo misma haga la prueba, porque no basta solo con imaginar. Hasta 70 kilos puede llegar a pesar cada cesta repleta de uvas.

ribeirasacracesto
Las cestas pueden llegar a pesar hasta 70 kilos

Pero hay que saber más sobre la historia de la D.O Ribeira Sacra y nada como subir a Adegas Moure para descubrir más mientras contemplamos cómo el sol nos dice adiós desde do Cabo do Mundo. El meandro que el Miño nos regala, serpentea entre bosques, playas fluviales y viñas. El placer visual está servido y brindamos al atardecer con un Abadía da Cova. La tertulia se prolonga. El paisaje de la Ribeira Sacra se disfruta con los cinco sentidos. Las meigas acechan. También ellas quieren alzar la copa al último rayo de un día inolvidable.

ribeirasacraatardecer
Se va el sol en el Cabo do Mundo desde Adegas Moure

Será el esfuerzo heroico de sus gentes, será el misterio de lo sagrado, será la rica tierra donde crecen los viñedos de mencía, godello y albariño… Será la tradición unida a la tecnología puntera, pero en este lugar misterioso descubro vinos que tienen fuerza y carácter. Aroma y sabor.

ribeirasacravino
Vinos Abadía da Cova de Adegas Moure y vistas desde allí

Al día siguiente, sigo avanzando entre viñedos. A lo lejos, las iglesias escondidas entre bosques. Las familias recogiendo nueces y castañas, vacas pastando junto a hórreos durmientes. En la Bodega de Vía Romana también hacen enoturismo. Hay que aprovechar el tiempo. No en vano su lema es “sin prisas, para alcanzar la perfección”. (En la Ribeira Sacra descubrí que el tiempo puede detenerse y sin embargo pasar muy rápido).

ribeirasacraenologo
Bodega Vía Romana

Escuchar es aprender. Y escuchar a Óscar, enólogo de Vía Romana, es saborear con el oído. Comprender por qué aman su tierra es tan fácil como limitarse a verla. Pero descubrir los misterios que encierra sólo puede hacerse preguntando. Porque la tradición es cultura y es pasión. La de un trabajo bien hecho capaz de mover montañas y, en este caso, también de labrarlas.

ribeirasacraromanico1
Monasterio de Santa María la Real en Oseira

Muy cerca, y porque el Románico en esta zona es el origen de lo sagrado, visitamos el Monasterio de Santa María La Real en Oseira. Desde el siglo XII y hasta la desamortización de Mendizábal, los monjes cistercienses habitaron este lugar. Obra maestra de la arquitectura peregrina y ejemplo único del románico ojival. Destacan la talla de La Virgen de la Leche presidiendo la Capilla Mayor –María, La Madre, amamanta al Niño en su regazo.

ribeirasacraromanico2
Detalle de las columnas y talla de la Virgen de la Leche

La inquietante y majestuosa Sala Capitular o de Las Palmeras que desde su construcción en el siglo XV, maravilla a quien la observa, a quienes intentan entenderla. Los fustes torsos de sus columnas terminan en una bóveda entrelazada. Joya arquitectónica que, sin embargo, fue arrasada tras la desamortización de Mendizábal… Casi un siglo de silencio y abandono hasta que, en 1929, regresaron los frailes para reconstruir el monasterio y habitarlo, dándonos la posibilidad de admirarlo de nuevo.

ribeirasacranaturaleza
Paisajes de infarto y el Roble Sagrado

Seguimos haciendo camino por Carballedo. En nuestra excursión no podía faltar el Roble Sagrado, un gigantesco árbol milenario, quién sabe si enraizado en el origen de la ahora D.O. La naturaleza se despliega entre robles y castaños. El otoño es primavera.

Puerto de Belesar
Puerto de Belesar

Todo esto y mucho más es lo que ofrece Quinta Sacra desde su embarcadero del  Club Náutico Fluvial de Belesar. Siempre rutas a medida, imprescindible alguna visita a monasterios o  iglesias románicas, ya que en la Ribeira Sacra se encuentra la mayor concentración de Románico de Europa. Pero también paseos por bosques vírgenes y milenarios, castañares, robledales,  playas fluviales como a Da Cova, la Isla de Sernande, la Cascada de Aguascaídas, la piscina natural el Remanso da Paz o Ribó, el pueblo sumergido con sus árboles muertos, sin olvidar la posibilidad, casi mágica, de adentrarnos en uno de los tres Caminos de Santiago… o en los tres…

ribeirasacramiño
El río Miño a su paso por la Ribeira Sacra de Lugo

Allí donde se cruzan los caminos, Quinta Sacra ofrece un turismo de calidad para viajantes que buscan paz, alma y armonía con el medio ambiente. La exclusividad de un paisaje inédito y de una compañía reducida. Quinta Sacra ya es referente internacional de turismo “a la carta”… Allí donde se cruzan los caminos, te espera Luisa, la barqueiriña del Miño, la chica de la lancha amarilla. Quinta Sacra, la quinta esencia de Lugo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies