EducaciónTheLux

¿De verdad la luna llena tiene tanto poder?

Desde los hombres lobo a las mareas, la influencia de la luna sobre variables naturales y psicológicas ha apasionado e inquietado a partes iguales a lo largo del historia.

Ana Villarrubia. 12/11/2015

Los ciclos lunares afectan a nuestro estado de ánimo. Durante muchos años me he resistido a creerlo por considerar que este tipo de creencias eran irracionales y provenían de tradiciones cuasi esotéricas sin ningún tipo de contraste empírico. Pero en esto de la influencia de la luna sobre algunas de nuestras variables psicológicas más íntimas no se trata de creer o no creer, aquí no media la fe. Que la luna afecta a nuestra conducta y a nuestro estado de ánimo es una cuestión de lógica científicamente demostrada.

La Ciencia explica el efecto de la luna llena en nuestro día a día
La Ciencia explica el efecto de la luna llena en nuestro día a día

Ya los romanos creían en la influencia directa de las fases lunares sobre el comportamiento de las personas. Y esta creencia no sólo se ha mantenido con el paso de los siglos sino que, además, hay constancia de que otras muchas civilizaciones la han hecho suya a lo largo de la historia. En las últimas décadas, coincidiendo con el desarrollo de la luz eléctrica, parece que nuestra sociedad ha dejado de mirar al cielo y le concede menos importancia a su luna. Al menos de forma consciente.

Los días de luna llena nos cuesta más conciliar el sueño
Los días de luna llena nos cuesta más conciliar el sueño

Porque se sabe que, en los días de luna llena, así como en los días que la anteceden y la preceden, nos cuesta más conciliar el sueño. Y, aún cuando lo conseguimos, dormimos notablemente peor debido a que la proporción de sueño profundo (el que nos proporciona una verdadera sensación subjetiva de haber descansado) llega a disminuir hasta en un 30% cuando hay luna llena.

La luna, protagonista de la saga 'Crepúsculo'. Cómprala aquí en DVD
La luna, protagonista de la saga ‘Crepúsculo’. Cómprala aquí en DVD

En esos días tendemos a encontrarnos subjetivamente más incómodos, pasamos más tiempo en estado de alerta y experimentamos mayores niveles de ansiedad. Estamos, en general, más intranquilos y nos sentimos desasosegados. En consecuencias, nuestro ánimo se vuelve también más irascible, tenemos menos paciencia y estamos, verdaderamente, de peor humor. Todos estos fenómenos, como es lógico, se ven matizados de manera constante por muchas otras experiencias cotidianas, pero son una tendencia real a la cual estamos expuestos en los días de mayor luna.

Magia y RitualesOK.cdr
Haz clic aquí para hacerte con el libro ‘Magia y rituales de la luna’ de McCoy

¿Y todo ello a causa de la luna llena? Pues sí, y tiene su explicación, una que es perfectamente racional. La mayor luminosidad a la que nos vemos expuestos durante las noches de luna llena produce una mayor estimulación de una estructura cerebral llamada núcleo supraquiasmático (NSQ) cuya influencia en la regulación de muchas funciones básicas de nuestro organismo es tremendamente importante.

Desde los romanos, todas las civilizaciones se han interesado por el influjo lunar
Desde los romanos, todas las civilizaciones han estudiado el influjo lunar

Esta pequeña estructura se encarga de integrar la información que viene del exterior, principalmente estimulación de tipo lumínico, para así marcar el compás de la regulación de nuestros ritmos biológicos: los llamados ritmos circadianos entre los que se encuentran, por ejemplo, los ciclos de sueño-vigilia y otros muchos ritmos biológicos de los cuales depende el óptimo funcionamiento de nuestro organismo y su adaptación al medio. El NSQ es el reloj que recibe estimulación desde los receptores de la retina, sensibles a la luz, y orquesta todos estos procesos internos que tienen lugar al margen de nuestro control y de nuestra conciencia.

luna 8
Comprobado. La luna llena nos hace sentir intranquilidad y desasosiego

Por otro lado, cuanto mayor es la estimulación del NSQ, menor es la segregación de melatonina, hormona que facilita el sueño y que, con niveles anormalmente bajos, provoca problemas de sueño, alteraciones en nuestros ritmos circadianos  e incluso cambios en el estado de ánimo. Todo queda explicado. Y no importa que durmamos en casa con las persiana bajadas a cal y canto. Somos especialmente sensibles a la estimulación de la luz de la luna, a la cual nos exponemos cíclicamente durante toda la vida.

La luna también se deja sentir en las mareas
La luna también se deja sentir en las mareas

Quienes aman el mar o trabajan en él son buenos conocedores de la influencia de la luna sobre las mareas, debido al aumento de la presión y a una mayor atracción de las masas de agua causada por la gravedad. Pese a todo el misticismo que ha rodeado siempre a la influencia de la luna, aquí no hay misterio posible: tanto la Neurociencia como la Física nos explican los fenómenos vinculados a las fases lunares que experimentamos con regularidad.

Se dice también que ciertos animales salvajes se vuelven más fieros y atacan en mayor medida durante los días de luna llena y los días que la rodean. Una vez más, la mayor luminosidad parece ser la explicación más razonable para comprender que en estos días los depredadores encuentren más fácil y conveniente salir a cazar en busca de alimento.

Lámpara de pared que reproduce las fases lunares (de Imaginarium)
Lámpara de pared que reproduce las fases lunares (en Imaginarium)

Además de todo lo que resulta explicable por la Ciencia, cada uno cuenta con sus experiencias personales, hace sus observaciones particulares y saca sus propias conclusiones. Varios pacientes que se dedican a ocupaciones bien distintas pero todas ellas coincidentes en la necesidad de dedicación nocturna (policías, guardas de seguridad, disc jockeys, camareros, empresarios de la noche, conductores de autobús…) me han contado en la consulta cómo inexplicablemente en las noches de luna llena han visto las cosas más raras y los comportamientos más extraños que jamás hayan contado. De ninguno de ellos tengo motivo alguno para desconfiar, más bien todo lo contrario. ¿Serán impresiones sesgadas o la influencia de la luna puede llegar a ser tan potente?

Los hombres lobo, un mito ligado a la luna para el que no hay explicación
Los hombres lobo, un mito ligado a la luna para el que no hay explicación

Eso sí, de lo más paranormal, de la influencia de los ciclos lunares sobre los ciclos menstruales, del mayor crecimiento del vello asociado a la luna nueva, de los hombres lobo, de las contraindicaciones de la luna llena para iniciar dietas o someterse a tratamientos médicos, de la conveniencia del cuarto creciente para emprender nuevos proyectos económicos y hacer inversiones, de la idoneidad de la luna menguante para acabar con una relación sentimental, de la influencia de la luna llena sobre los nacimientos y los fallecimientos, de los miles de millones de ritos y leyendas creados entorno a la influencia de la luna… De todo eso ya no tenemos evidencia alguna.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies