Cultura

Los temperamentos de Antonio Murado

Bajo el título Los Temperamentos, Antonio Murado (Lugo, 1964) nos presenta una nueva exposición de pintura en Madrid.

Conformada por cuadros de grandes dimensiones, contemplamos superficies dominadas sutilmente, cada una de ellas, por un color predominante (verde, rojo, azul, amarillo). El ojo intuye (un paisaje bajo la bruma), sospecha (una tempestad), vislumbra (un tapiz gastado por el tiempo), percibe (una piel de toro).

antoniomurado

Al observar de cerca (necesitamos aproximarnos para confirmar lo que vemos), descubrimos  que lo que de lejos el ojo concebía no se constata: sobre un lino de una gruesa trama, Antonio Murado ha utilizado grandes “trapos de tela para dejar marcas sobre el lienzo impregnado de pintura. Con esta técnica obtengo el registro de las huellas de sus dobleces, en el caso de los paisajes o sus composiciones ornamentales en el de los temperamentos”.

Su pintura inteligente y reflexiva, pero también espontánea e intuitiva, nos lleva a disfrutar de lo sublime de la abstracción, de la precisión de la figuración, de la convivencia entre tradición y  modernidad. Sus lienzos nos hacen gozar y redescubrir el arte de la pintura.

antoniomurado3

A través del epígrafe, Los Temperamentos, Antonio hace un guiño a lo que ha sido a lo largo de su trayectoria pictórica uno de los referentes plásticos más importantes para él: el Barroco español. Y así en algunos de sus cuadros atribuye los cuatro temperamentos a la representación sugerida de cuatro apóstoles, simbolizados a su vez por colores diferentes (Juan: sanguíneo, rojo, Pedro: flemático, verde o azul, Marcos: colérico, amarillo, Pablo: melancólico, blanco).

Con una técnica virtuosa y personal, Antonio nos sumerge en el interior del cuadro, convirtiéndolo en un “elemento activo más, incidiendo en su naturaleza objetual y totémica, la cual transciende su capacidad de simple narrador de imágenes”.

antoniomurado4

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, vive y trabaja desde hace 20 años en Nueva York. Con numerosas exposiciones individuales y colectivas por ciudades de todo el mundo (Madrid, Nueva York, Los Ángeles,  Santiago de Compostela, Bruselas, Oporto, Múnich, Caracas, Sídney,  Pekín…), premios y distinciones (V Premio de Pintura L´Oréal, IV Bienal de Pintura Ciudad de Pamplona, 22 Premio Bancaixa…) su obra está en numerosas colecciones nacionales e internacionales (Phillip Morris Collection -Nueva York-, Ayuntamiento de A Coruña, Colección Banesto –Madrid…), museos (Museo de Bellas Artes de Álava, Museo de Arte Contemporáneo “Sofia Imber” de Caracas, Museo de Arte de Nagasaki….) y fundaciones (Fundación La Caixa, Barcelona; Fundación Feima, Madrid…).

*En la Galería Álvaro Alcázar de Madrid hasta el 10 de diciembre de 2015.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies