Bebidas

El champagne que sobrevivió a un naufragio

En 1998 una expedición submarina sueca encontró un barco que naufragó con 2.400 botellas de champagne Heidsieck & CO Monopole de la vendimia de 1907.

Isabel Chuecos-Ruiz. 22/12/2015

Era el año 1916 cuando la Maison de champagne Heidsieck & CO Monopole mandaba un cargamento de 3.000 botellas a San Petersburgo. Estas cajas de champagne tenían que ser enviadas de Suecia a Finlandia a bordo del Jönköping, antes de ser transportadas en tren a San Petersburgo. Pero el 3 de noviembre de 1916, durante la Primera Guerra Mundial, el Jönköping fue hundido por un submarino alemán y las botellas nunca llegaron a la Corte Imperial del Zar Nicolás II de Rusia.

Champagne Heidsieck & Co Monopole 1907 'Goût Américain'
Champagne Heidsieck & Co Monopole 1907 ‘Goût Américain’

En julio de 1998, una expedición submarina sueca encontró el naufragado Jönköping en el extremo oriental del Mar Báltico, a 64 metros bajo la superficie del agua. Allí se hallaron 2.400 botellas de Heidsieck & CO Monopole de la vendimia de 1907. El Cognac y el Borgoña que habían estado a bordo del buque no sobrevivieron 82 años bajo el océano, pero las botellas de champagne parecían estar en perfectas condiciones. Cuando el Jönköping se hundió, su cargamento contenía 50 cajas de madera de champagne con 60 botellas cada una. De estas 3.000 botellas, sólo quedaban 2.400 que fueron llevadas de vuelta a la superficie después de siete viajes arriba y abajo.

Jönköping naufragó en 1916 con 2400 botellas de champagne a bordo
Jönköping naufragó en 1916 con 2400 botellas de champagne a bordo

La búsqueda del Jönköping comenzó a finales de mayo de 1997, cuando investigadores suecos descubrieron el naufragio. Pero no fue hasta julio cuando los buzos se encontraron con una botella de la cuvée 1907 de Heidsieck & CO Monopole Goût Américain (La misma que se encontraba a bordo del Titanic cuando se hundió en 1912). Entonces supieron que habían encontrado el Jönköping.

38.2.b. Jönköping naufragó en 1916 con 2400 botellas de champagne a bordo
El barco fue encontrado en el año 1998

Peter Lindberg, buzo y jefe del equipo de búsqueda, tuvo el honor de abrir la primera botella y dijo: “Yo estaba de pie en la proa de mi barco con mi equipo sosteniendo copas de plástico a la espera de abrir la botella. Sostenía el corcho con firmeza y traté de sacarlo, pero de repente estaba atascado. Tuve que usar todas mis fuerzas para conseguir que se moviera. Finalmente el corcho salió de la botella haciendo el típico ‘pop’… Me sorprendió que no se hubiera dañado después de tirar así”.

Izda: Las botellas que sobrevivieron al Jönköping
Izda: Las botellas que sobrevivieron al Jönköping. Drcha: La Maison de Champagne Heidsieck & Co Monopole

Lindberg añadió: “Olí el corcho con cautela y la primera impresión fue que no olía muy bien. Pero se podía leer Heidsieck & CO Reims en la base, y Goût Américain 1907 en el lateral. Acerqué la botella hasta la nariz para olerla, vi que el contenido olía mucho mejor que el corcho, y me di cuenta de que la botella no contenía agua sino champagne. Así que la llevé a los labios y probé el primer trago. ¡No lo podía creer! Tenía un sabor muy pronunciado. Era dulce y afrutado, verdaderamente una gran bebida. Todo el mundo me estaba mirando fijamente para ver cómo reaccionaba. Entonces vi varios vasos que se alzaron hacia mí al ver que había sobrevivido al primer sorbo. Todo mi equipo quiso probar ese maravilloso champagne”.

Certificado de veracidad que las botellas Heidsieck fueron sacadas del Jönköping
Certificado de veracidad que las botellas fueron sacadas del Jönköping

Peter Lindberg configuró el equipo C-Star, que obtuvo los derechos de la carga del barco. Sin embargo, en la primavera de 1998, antes de que el C-Star pudiera acceder de nuevo a los restos del naufragio, un hombre de negocios finlandés llamado Peter Fryckman había reunido un equipo de buzos que estaban tratando de recuperar la preciosa carga. Fryckman pudo obtener los derechos de parte de la carga con el pretexto que había pertenecido a su abuelo.

La guardia costera local fue incapaz de intervenir, por lo que pidió a los tribunales que tomaran una decisión. Mientras tanto, las tensiones fueron en aumento entre los dos equipos de recuperación. Finalmente, el 3 de julio de 1998 un tribunal finlandés falló a favor del equipo C-Star, y la tripulación del Fryckman tuvo que abandonar la escena.

Champagne Heidsieck & Co Monopole con sede en Reims
Champagne Heidsieck & Co Monopole con sede en Reims

Las cajas de madera, la temperatura del Mar del Norte de unos cuatro grados centígrados, la oscuridad total en el fondo del mar y la presión del agua (a una profundidad de 64 metros) había permitido mantener las botellas en perfectas condiciones durante 82 años. Los análisis de laboratorio posteriores mostraron que el vino estaba muy bien equilibrado, no maderizado y con un excelente sabor.

La primera botella de aquella Millésimé 1907 fue vendida en una subasta de Christie’s en Londres en 1998 por $ 4068, el precio de venta récord para una botella de champagne. *Fotografías: Heidsieck & Co


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies