‘Palmeras en la nieve’, una historia muy esperada

Mario Casas, Adriana Ugarte y Berta Vázquez protagonizan esta película basada en la novela homónima de Luz Gabás. Promete ser uno de los éxitos de estas navidades.

Icono de fecha 24 Dic 2015 Icono de autor Amalia Enríquez
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Pocas veces, una producción española ha sido tan esperada y ha creado tanta expectación. Año y medio aguardando ver la adaptación cinematográfica de la reconocida novela homónima de Luz Gabás. Dirigida por Fernando González Molina, director de éxitos como ‘Tres metros sobre el cielo’, ‘Tengo ganas de ti’ y ‘Fuga de cerebros’, ‘Palmeras en la nievetiene un reparto adictivo, encabezado por Mario Casas, al que secundan Adriana Ugarte, Emilio Gutierrez Caba, Macarena García, Berta Vázquez y Alain Hernández.

Adriana Ugarte es una de las protagonistas de 'Palmeras en la nieve'
Adriana Ugarte es una de las protagonistas de ‘Palmeras en la nieve’

Sinopsis: Es 1953 y Kilian abandona la montaña oscense para iniciar, junto a su hermano Jacobo, el viaje hacia Fernando Poo, una tierra lejana y exótica. Allí le espera su padre, veterano de la finca Sampaka donde cultiva uno de los mejores cacaos del mundo. En la colonia descubrirán la ligereza de la vida social en comparación con una España encorsetada y gris, vivirán los contrastes entre colonos y nativos y conocerán el significado de la amistad, la pasión, el amor y el odio.

El descubrimiento accidental de una carta olvidada durante años empuja a Clarence  a viajar desde las montañas de Huesca a Bioko para visitar la tierra en la que su padre Jacobo y su tío Kilian pasaron la mayor parte de su juventud, la isla de Fernando Poo. En las entrañas de un territorio tan exuberante y seductor como peligroso, Clarence desentierra el secreto de una historia de amor prohibido enmarcado en turbulentas circunstancias históricas cuyas consecuencias alcanzarán el presente.

Mario Casas es Kilian, un hombre bueno, noble, limpio en los sentimientos. González Molina tenía muy claro que el actor gallego tenía que ser el protagonista de la historia. “Era la película que nos debíamos”, me comentó en nuestra entrevista para Telefónica Studios, coproductora de la cinta. Mario es mi actor fetiche, el de los éxitos, el de los records. Teníamos que hacer esta aventura, dar este paso, pero ahora vamos a poner un poco de distancia y que, cada uno, haga sus nuevos proyectos por separado. A veces es necesario un respiro”.

Alain Hernández es Jacobo, el hermano mayor de Kilian. Es la antítesis a él: mujeriego y vividor. Su gran carencia es la falta de afecto paterno, lo que le convierte en su propio enemigo en las emociones. Alain es, junto a Berta Vázquez, la gran revelación de la película.

Injustamente casi desconocido para la inmensa mayoría, es un profesional muy valorado en Cataluña, donde ha tenido gran éxito en teatro y televisión. Es su primer trabajo en una gran producción, pero le esperan nuevos e importantes estrenos.

Berta Vázquez es Bisila, una bellísima nativa que enamora a Kilian en la pantalla…y fuera de ella. Hija de padres etíopes, los genes la han dotado de la elegancia de una gacela al caminar y en los gestos. Su personaje en ‘Palmeras en la nieve’ es su debut como actriz. Un trabajo que bien habría merecido una nominación al Goya que no se ha producido.

Adriana Ugarte es Clarence, hija de Jacobo. Una carta, que intuye misteriosa, le lleva a retroceder emocionalmente en el tiempo y emprender un viaje, que dé respuestas al mensaje escrito. Ni se imagina el mundo de sentimientos, algunos encontrados, con el que se va a encontrar.

Macarena García es Julia, una delicia de personaje. Enamorada de Jacobo sin ser correspondida, su dulzura y expresividad la convierten en uno de los protagonistas sobresalientes.

Mario Casas es Jacobo, el gran protagonista de esta cinta épica
Mario Casas es Kilian, el gran protagonista de esta cinta épica

Tal vez, algún día, conoceremos los verdaderos motivos por los que esta gran superproducción española, con medios y estética absolutamente exportable, no está presente en las nominaciones a los Goya como era de esperar. Aún así, le aguardan cuatro posibles cabezones a los alardes técnicos y uno a la canción principal de la banda sonora, interpretada por Pablo Alborán.

Algunas veces, los dioses te quitan lo que la suerte y el azar te han regalado. A veces, el olvido se pierde de recuerdos imborrables. A veces, solo a veces, las palmeras crecen en la nieve”.

Sar a
Verde a
Noriega a
Mollá 1
Lladró reduce tamaño para sobrevivir
Viajes perrunos. El Camino Real y más