La última locura de los Coen: ‘¡Ave, César!’

Los hermanos Coen regresan al cine con una alocada comedia que hará las delicias de sus seguidores y con George Clooney como protagonista.

Icono de fecha 25 Feb 2016 Icono de autor Amalia Enríquez
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Los hermanos Coen son dos genios del cine a los que la prensa no les gusta demasiado, más bien todo lo contrario. En el Festival de Berlín quedó evidenciado de nuevo. Con cuatro Oscar en sus vitrinas, deben pensar que, entre sus lujos, está dar a los periodistas aquello que ellos consideren justo y necesario. Concesiones ni una, que para eso son ‘niños bonitos’ de Hollywood por méritos propios. Hagan lo que hagan, cuentan con el beneplácito de sus legiones de incondicionales que les ríen las gracias sin disimulo. Entre otras cosas, porque la tienen. ‘¡Ave, César!’ es su última locura y a su talentosa demencia han arrastrado a un elenco de esos que crean adicción.

Los Coen durante el rodaje junto a Brolin y Clooney
Los Coen durante el rodaje junto a Brolin y Clooney

George Clooney, Ralph Fiennes, Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Channing Tatum, Frances McDormand (flamante Sra Coen desde hace años) y Josh Brolin son los culpables de que la taquilla se haya rendido, una vez más, a las ocurrencias de la célebre pareja de Minnesota.

Sinopsis: Cuando la mayor estrella cinematográfica mundial desaparece en pleno rodaje y sus secuestradores exigen un enorme rescate para entregarle sano y salvo, hará falta el poder de los grandes nombres de Hollywood para resolver el misterio de su desaparición.

Eddie Mannix (Josh Brolin) es el fixer (solucionador de problemas) de un gran estudio de Hollywood. Para él, un día típico de trabajo empieza antes del amanecer, cuando se adelanta a la policía por minutos para impedir que una de las actrices en ciernes de Capitol Pictures sea acusada de ir contra la moral pública. No tiene un minuto para aburrirse y está disponible las 24 horas. No se rueda una película sin que aparezcan problemas y Mannix debe resolverlos, sea cual sea, incluido el de la mayor crisis de su carrera.

Uno de los actores más rentables del estudio, Baird Whitlock (George Clooney), ha sido secuestrado en pleno rodaje de la última epopeya de romanos titulada ‘¡Ave, César!’. El trabajo del siglo ha sido reivindicado por un misterioso grupo que se hace llamar ‘El futuro’. Si el estudio no les entrega 100.000 dólares, puede despedirse de su gran estrella. Mannix vuela de un problema a otro, intentando que ninguno explote, mientras suelta información pertinente para que el nombre de sus actores no salga en las columnas de cotilleos escritas por un par de hermanas rivales, Thora y Thessaly Thacker (Tilda Swinton en un doble papel).

Scarlett Johansson convertida en diva de los años 50 en la cinta
Scarlett Johansson convertida en diva de los años 50 en la cinta

Dicen los que entienden mucho de esto que es una de las películas más imaginativas de los Coen, que han creado una historia en la que, después de levantar el telón, se descubre el inesperado humor y el drama que se esconden entre las bambalinas de Hollywood. La película es un claro homenaje a la era dorada de Hollywood. Ambientada en los años 50, cuando el mundo se derrumbaba y el cine se convirtió en una ‘vía de escape’ en los malos momentos. Algunos la definen como una carta de amor a los grandes estudios cinematográficos de la época, un canto -cargado de la ironía ‘marca de la casa’- a esas factorías que creaban sueños.

Channing Tatum y su número musical, ¡imperdible!
Channing Tatum y su número musical, ¡imperdible!

George Clooney es, probablemente, el actor más mediático de todos los que encabezan el reparto. Es la cuarta vez que trabaja con los Coen y el mismo número de veces que hace de ‘idiota’ en sus colaboraciones con ellos. Después de ‘O brother’, ‘Crueldad intolerable’ y ‘Quemar después de leer’, el personaje del actor en ‘¡Ave, César!’ es con casi toda probabilidad el más tonto de todos. “Es una estrella de cine que vive en su mundo, tiene lapsus de memoria con los guiones, no se entera de nada”, comenta Clooney. “Algo que no ocurre en la vida real (risas). Está acostumbrado a que le cuiden y mimen. Se siente cómodo en esa situación de confort y protección“.

Un homenaje al Hollywood de los 50, comedia con clase y un reparto adictivo, de esos que llevan a la gente a la taquilla. ‘¡Ave, César!’ es una oferta inteligente y lo demuestran sus autores y protagonistas riéndose de sí mismos y parodiando la profesión que les da de comer.

El lujo, sus conexiones emocionales (y digitales)
El jamón ibérico busca expandirse