Cine

Mario Casas al límite en ‘Toro’

'Toro' es una película sobre las segundas oportunidades, la lealtad, la traición, la redención y sobre el regreso del pasado a la vida que llevamos.

Amalia Enríquez. 21/04/2016

Mañana comienza el Festival de Cine Español de Málaga y lo hace con una de las películas más esperadas de los últimos meses. ‘Toro’ (Apache Entertainment, Telefónica Studios, Maestranza Films), protagonizada por Mario Casas, Luis Tosar y José Sacristán, está dirigida por Kike Maíllo, un director joven que ya sabe lo que es recoger un Goya y coleccionar premios. Es su segundo largometraje como realizador, después de la laureada ‘Eva’.

Luis Tosar y Mario Casas son hermanos en 'Toro'
Luis Tosar y Mario Casas son hermanos en ‘Toro’

Sinopsis: ‘Toro’ es un thriller de acción que transcurre durante 48 frenéticas horas. Dos hermanos se reencuentran después de cinco años. Uno ha estado en la cárcel y el otro ha robado a un peligroso perista y ahora huye junto a Diana, su hija pequeña. Los tres emprenden un viaje por una Andalucía violenta, mítica, agreste y salvaje. Un viaje en el que aparecen las viejas heridas del pasado y en el que los hermanos se ven obligados a reconciliarse para salvar la vida.

Kike Maíllo dirige 'Toro'
Kike Maíllo dirige ‘Toro’. Haz clic sobre la imagen para ver la entrevista completa

Para Maíllo, “Toro’ es un relato frenético que transita los paisajes y las carreteras de la costa andaluza. Mis abuelos nacieron allí, en una Andalucía agraria y de posguerra. Ellos pertenecieron a esa gran masa de mano de obra baratísima sometida por unos pocos caciques latifundistas. Pese al vuelco económico vivido en la región desde entonces, aunque se ha transformado en una tierra próspera y de servicios, aún hoy persisten en el subconsciente de algunos de sus ciudadanos las marcas de aquella pleitesía al ‘señorito'”.

Luis Tosar
Luis Tosar lidiará con su hermano por sobrevivir a su presente

“… Es un thriller que se enmarca en la España de hoy pero en la que hay una España vieja, tocada ya de muerte, lucha por no desaparecer, por seguir imponiéndose, aferrándose a antiguas costumbres, muy arraigadas al folklore y a las tradiciones. En ese contexto, dos hermanos, Toro y López, huyen en busca de su propia libertad tratando de poner tierra de por medio con el pasado. Quieren escapar de los tentáculos de su oscura ‘familia de adopción’, del clan de Romano. Pero todas las carreteras y caminos parecen tener ojos. Aunque el peor de los monstruos no es que el que acecha a sus espaldas si no aquel que espera silente el momento para atacarles desde su interior…”. 

Ma
Mario Casas es ‘Toro’. Foto: Brian Hallett. Haz clic en la imagen para ver su entrevista completa

Mario Casas es ‘Toro’. 28 años. Lacónico. Rudo. Noble. Un animal sin dobleces. Es el músculo, la fuerza, la acción. Un ariete. Hermano de López. Hace años que no mantienen relación alguna. Toro sabe que su hermano usa a la gente y no lo aguanta. A su sobrina Diana la ha visto media docena de veces, las suficientes para saber que es idéntica a él. Toro tiene un pasado violento, agresivo. Y bajo esa hosca coraza de piedra se esconde un ser excesivamente sensible, hiperestésico, vulnerable, que sólo tiene miedo a mostrar lo que es.

Luis Tosar es López. Foto: Brian Hallett. Haz clic en la imagen para ver su entrevista completa
Luis Tosar es López. Foto: Brian Hallett. Haz clic en la imagen para ver su entrevista completa

Luis Tosar es ‘López’. Pasados los 40 años. Atractivo. Eléctrico. Hiperactivo. Hermano de Toro. Padre de Diana. Extrovertido, locuaz, vitalista. Un charlatán camaleónico y divertido. Conoce a todo el mundo y todo el mundo parece deberle algo. Es imperceptiblemente lisonjero, servicial, generoso y detallista. Un animal social, perspicaz, empático y comprensivo. Alguien capaz de venderte por conseguir lo que busca -casi siempre dinero o estima- sin que te des cuenta, descubriendo muy pronto tu punto flaco. Un interesado. López es puro artificio. Imprevisible, ladino y soberbio. En el fondo es frío, egoísta, vanidoso. Sólo se preocupa por sí mismo y algo por Diana, su hija, fruto de una de sus miles y efímeras relaciones.

José Sacristán es 'Romano'
José Sacristán es ‘Romano’. Haz clic sobre la imagen para ver su entrevista completa

José Sacristán es ‘Rafael Romano’. Pasados los 60 años. Casado con Esperanza desde los 18 años. Mujer lorquiana. De silencioso carácter. De abnegación venenosa. Es el padre adoptivo de Toro; mentor y durante mucho tiempo, su jefe. Delincuente de carrera y de profesión; un hampón histórico. El rey mafioso del litoral malagueño, donde se impone su ley a base de miedo. De respeto. Siempre exprimiendo al máximo el turismo; su principal fuente de ingresos. Un penitente. Un devoto. Hermano mayor de la cofradía ‘El Silencio’. Excesivamente religioso; paradójicamente supersticioso. Populista. Violento. Honesto. Bajo su peligroso carácter oculta un ser pequeño e inestable. Ansioso por que lo quieran. Obsesionado por dejar algo en el mundo.

Una película que no nos dejará indiferentes
Una película que no nos dejará indiferentes

‘Toro’ es una película sobre las segundas oportunidades, la lealtad, la traición, la redención y sobre el regreso del pasado a la vida que llevamos.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies