Decoración

La respuesta a cómo vivir en un sueño

Conocemos a Carlos Villoslada en su casa de Logroño, un artista multidisciplinar cuyas obras van más allá de la esencia del arte.

Carla Royo-Villanova. 24/05/2016

Plasmar un mundo interior es el anhelo de muchos artistas, pero plasmarlo en cerámica es algo ya de por sí inconfundible. Quise conocer a Carlos Villoslada ya que El Rincón de Carla pasaba por Logroño. Buscaba ver de cerca sus viejos platos transformados en sueños, pero encontré algo mucho más allá de la esencia del arte. Encontré la paz que solo la armonía provoca.

Nuestra colaboradora Carla con Carlos Villoslada en su casa de Logroño
Nuestra colaboradora Carla con Carlos Villoslada en su casa de Logroño

Encontré un mundo más allá del mundo y me dejó entrar en él, e incluso formar parte de su sueño durante unas horas. Tímido seguramente, observador a ciencia cierta, dejaba que paseara por sus rincones más especiales sin apenas dar explicaciones. Su obra lo dice todo, es su arte quien te habla. Y el espectador se siente especial porque no mira ni escucha, admira.

Su casa evoca tranquilidad
Su casa evoca tranquilidad y provoca admiración

Su casa es su taller o su taller su vivienda. El silencio del artista se rompe al escuchar cantar a las golondrinas que ligeras, elegantes y eternas para siempre, vuelan entre platos, tazas, almohadones y paredes. Un suave viento entra por los ventanales para mover con ligereza las lianas, ramas y hojas que cuelgan desafiando a la mismísima gravedad. Como en un sueño, confundes la realidad con aquello que fue pintado.

Los ventanales dejan pasar la esencia de la pequeña ciudad riojana
Los ventanales dejan pasar la esencia de la pequeña ciudad riojana

Cada rincón, un pequeño sueño, cada espacio un detalle. Cada silencio, música. Amar lo que haces por encima de todo. No hace falta explicación alguna. Un mundo interior, intenso, vivo e incluso sensual, convierte lo efímero en eterno y lo frágil en deseo.

Su taller es su vivienda, donde la naturaleza es el origen de todo
Su taller es su vivienda, donde la naturaleza es el origen de todo

La naturaleza es el origen del todo, y como tal, esencia para Carlos Villoslada. Su serenidad y esa paz que solo algunos consiguen, puede leerse en toda su obra. Su rostro y perfil callado es, sin embargo, un libro abierto, franco y transparente vaso de vidrio. Un soplo de placeres tan sutiles como intensos. Cada rincón un mundo. Surrealismo romántico, el mejor de los sueños. Y no quieres despertar.

Cada rincón esconde algo de su esencia
Cada rincón esconde algo de su esencia

Ramas secas cobran vida, tazas rotas no necesitan pegamento. De un corazón helado brotan rosas y las golondrinas ya no quieren hacer nidos pues en un plato encontraron la vida eterna. Es por eso que las ramas se transforman en raíces o un corazón alberga el árbol de la vida.

Carlos es tímido y muy observador
Carlos es tímido y muy observador

Fue su sensación cuando viajó a China, muy lejos de su tierra, y sintió esa añoranza que puede ser tan fuerte como desgarradora. Corazones partidos se abrazan de un plato a otro. No se pueden separar, cual amor platónico, seguramente nunca mejor dicho, escrito o pintado. “Todo lo que quiero está en tu interior”, es la frase protagonista de un cojín en el salón.

Los objetos parece que cobran vida
Los objetos parece que cobran vida

Bien podría ser  el resumen de la vida de Carlos Villoslada, el artista que no se conforma con vivir. Igual que resucitan sus rotos corazones, un clic en tu interior se activa para siempre. Carlos no vive, vuela, vuela libre y quiere que lo hagas con él. “Vuela conmigo” y “No me abandones”. Sus mensajes no necesitan transformarse en voces y sin embargo, calan para siempre.

Mensajes sencillos con significado
Mensajes sencillos con significado

Carlos no vive, vuela rodeado por aquello que ama, su obra, su creatividad, sus raíces, el origen sin adulterar, Regen un elegante galgo amigo íntimo de Calle, el gato callejero color cerámica. Todo alrededor está hecho para el otro. Vuelan con él, como sus golondrinas, y de pronto tú también sientes que vuelas. Al despertar escribes y percibes cómo a tus letras se las llevará el viento. Y entonces comprendes, no hay colores, todo es sepia, blanco y negro, porque el color vive en tu interior y de ti depende. Puedes romper un plato, pero nunca rompas tus sueños.

¿La vida es en color o en blanco y negro?
¿La vida es en color o en blanco y negro?

Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies