Gastro

Cigarro de una noche de verano

Es el momento de disfrutar de las vacaciones y, si eres fumador, relajarnos degustando un buen puro habano.

Bernardo&Peyró. 23/06/2016

Con la llegada de San Juan, de las hogueras y sus fiestas, llegamos a la inauguración sentimental del verano. Estas noches más largas son nuestras noches. La tibieza de una brisa que nadie advierte solo nos invita a la mejor complacencia, a comprobar que, ahora lo sabemos, el mundo está bien hecho. En estos días ningún gato está triste y azul. La vida es un bolero y por fin la felicidad no parece la de los otros sino la nuestra. Es un reino de turgencias para el que es preciso encontrar, también en nuestros puros, la ligereza.

El verano ya está aquí. Es hora de relajarse
El verano ya está aquí. Es hora de relajarse

El Petit Robusto de Hoyo de Monterrey es quizá uno de los cigarros más suaves del mundo habano. A veces no parece que los fumemos sino que los respiremos. Es un cigarro de vainilla, de mieles y aromas vegetales. Breve, perfecto y redondo; nos basta pero nos invita a más, como una bonita canción sentimental, como las historias de Sherezade. Su calibre generoso y su reducida longitud (cepo 50, 102 mm) nos ofrecen cerca de 30 minutos de finezas para fumar a la luz de la luna. Precio: 8,6 €.

Petit Robusto de Hoyo de Monterrey. Compra aquí
Petit Robusto de Hoyo de Monterrey. Compra aquí

Si nos adentramos en otras latitudes encontraremos un universo de blanduras en los Davidoff. Para el fumador español, estos cigarros no dejan de ser una extrañeza, quizá por nuestra historia de amor con todo lo cubano, quizá por el abultado precio de estos puros. Pero habrá lectores que se acerquen a estas líneas desde, quizá, las cubiertas de un crucero o desde alguna playa lejana. Y entonces es fácil que tengan a mano estos Robusto Millenium Blend que parecen torcidos por las mismas manos de un ángel.

Davidoff Millenium Blend. Compra aquí
Davidoff Millenium Blend. Compra aquí

A los fumadores de habanos no debe confundirnos el nombre por cuanto se trata de un cigarro de mayor longitud (cepo 50, 133 mm) que el robusto, llamémoslo así, canónico. Es un cigarro de tabaco dominicano de más de una hora de fumada, con un comienzo intenso, en tromba, que se va domesticando, hasta suavizarse a mitad de cigarro y hasta desaparecer prácticamente en el último tercio. Pero nos ofrece 20 minutos de crema por los que ofrecer nuestro reino. Precio 17,3 €.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies