Las tiendas más espectaculares de Manhattan

En Nueva York puedes disfrutar de la arquitectura mientras compras en tus comercios de firmas de lujo favoritos. Repasamos los negocios más sorprendentes.

05 Jul 2016 Juan José Perez Monzón

Cinthia sentó a sus padres en el comodísimo sofá rojo Manhattan (tal vez entendieran la indirecta) que adornaba la sala de estar, les preguntó varias veces si estaban bien, si querían agua o chocolate, si tenían frío y no sé cuántas cosas más. Estaba nerviosa, era evidente, y no ayudaba que sus progenitores la miraran embobados, sabía que estaban orgullosos y todo eso, pero la distraían demasiado.

Como sabéis, hace dos años me prometisteis lo que yo quisiera cuando me orlaran por mi segundo de bachiller. Pues bien, ahora que lo he logrado y, además con matrícula de honoral padre se le escapaban las lágrimas del orgullo contenido-, he preparado un tour comercial A-L-U-C-I-N-A-N-T-E. La madre suspiró un lo que tú quieras, princesa”; el padre no, seguía sorbiendo lágrimas. “Qué pesado es”, pensó Cin con cariño.

Tienda de Aquazzurra en blanco y negro
Tienda de Aquazzura en blanco y negro

Empezaremos por el 935 de Madison Avenue, donde se encuentra la famosísima nueva tienda de Aquazzura, del no menos famoso diseñador de zapatos colombiano Edgardo Osorio, cuyo éxito comenzó en el año 2011 con una colección que traspasó fronteras. ¡Qué maravillas podremos ver en sus 206 metros de exposición! Me parece increíble entrar en la que él mismo denomina ‘una iglesia de zapatos'”.

Zapatos Aquazzura, compra aquí
Zapatos Aquazzura, compra aquí

No en vano, su diseño, inspirado en la Basílica Santa María Novella de Florencia posee arcos entre los pórticos que separan las distintas estancias, ¡hasta tiene un ábside con forma de cúpula en la parte posterior. Todo gracias al diseñador Ryan Korbán, que introdujo sillones de terciopelo, paredes de gamuza con tonalidades rosa, suelos de mármol y detalles de oro… ¡Sin palabras!

Barneys New York, cinco plantas destinadas la moda
Barneys New York, cinco plantas destinadas la moda

Inmediatamente después visitaremos el 101 de Seven Avenue donde nos esperan casi 5.400 metros cuadrados de una de las cadenas más importantes de Estados Unidos: Barneys New York, con cinco plantas destinadas a complementos para mujeres, hombres, niños, belleza y hogar – la madre dejó de sonreír-. Esta Flagship tiene un aroma sentimental dado que se trata de la rehabilitación de un inmueble en la misma manzana donde se fundó la empresa en 1923.

Mármol y una escalera de caracol. Una maravilla
Mármol y una escalera de caracol. Una maravilla

Al tratarse de la rehabilitación de un edificio residencial, proyectada por Steven Harris, han tenido que hacer un replanteo estructural para reforzar ciertas zonas. Sus techos, más bajos que los usuales en estos comercios, crean un entorno más acogedor. Sus bellísimas mesas de bronce se sitúan sobre pavimentos de mármol, que ascienden por la increíble escalera de caracol que salva cuatro plantas ¡Os va a encantar subirla y bajarla! (no tienen escaleras mecánicas).

Tienda de zapatos Feit con tablones de madera flotante
Tienda de zapatos Feit con tablones de madera flotante

Nos trasladaremos entonces al 11 de Greenwich Avenue, donde nos espera la tienda de zapatos Feit, como sé que os gusta la madera, vais a F-L-I-P-A-R con el diseño de este comercio. Las estanterías, donde se ubican los zapatos de lujo de la marca están compuestas por tableros de abedul flotantes (separados unos centímetros), que fueron diseccionados mediante tecnología CNC (control numérico por computadora) consiguiendo que las capas entre tableros fuera la precisa.

La diseñadora es la australiana Jordana Maisie ha creado esta tienda
La diseñadora es la australiana Jordana Maisie ha creado esta tienda

La diseñadora es la australiana Jordana Maisie, cuyo ingenio concibió las ubicaciones estratégicas de los espejos (que sirven para aumentar la sensación de espacio) y un sistema de iluminación mediante luces leds que ajustan el brillo y el color según la estación y la hora del día”.  Los progenitores se miraron con asombro, ¿desde cuándo su hija estaba conocía los tejemanejes comerciales del otro lado del Atlántico?

Prada y su tienda con un diseño novedoso y sorprendente
Prada y su tienda con un diseño novedoso y sorprendente

Por supuesto, nos acercaremos al 575 de Broadway, mítico lugar que diseñó el premio Pritzker de Arquitectura Rem Koolhaas para una de las marcas más populares del mundo, Prada. La novedosa y espectacular creación ocupa un área de 2.100 metros cuadrados y data de principios de siglo. Accedes al sótano mediante una ola formada por escaleras y gradas revestidas de madera. Frente a la ola escalonada, una lisa, desde la que puede asomar un atril para espectáculos y exposiciones.

Tienda de Balenciaga en Manhattan
Tienda de Balenciaga en Manhattan

Y de allí al 148 de Mercer Street, a Balenciaga, donde nos reencontraremos con el diseñador Ryan Korbán quien, junto al creativo de la empresa, Alexander Wang, llevaron a la realidad esta perturbadora tienda mezcla de lo nuevo y lo antiguo. Así, el contraste entre el mármol Verde Ramegiatto (demasiado para mi gusto) y el pavimento de terrazo por un lado y por el otro la resina agrietada o el ante, nos transporta a un mundo de lujo.

Flagship de Balmain en NY
Flagship de Balmain en NY

A dos calles, en el número 100 de Wooster Street, entraremos en la nueva boutique de Balmain, 200 metros cuadrados dedicados a ropa de mujer, de hombre y accesorios. El estudio KO, formado por Oliver Marty y Karl Fournier, se inspiró en la Villa Balmain, sito en la isla italiana de Elba, antiguo refugio del señor Balmain. Esta nueva flagship permite a la marca celebrar oficialmente eventos de moda en su propia casa.

Vigas blancas y mármol negro en la tienda de Balmain
Vigas blancas y mármol negro en la tienda de Balmain

El esfuerzo creador se ha centrado en dar ligereza al espacio, para ello han utilizado vigas blancas en el techo (donde se esconden los focos), arcos revestidos con mármol negro (profundidad) y espejos (amplitud). Tiene también detalles en bronce y negro, muebles franceses del siglo XX (clásico) y mobiliario moderno”. A estas alturas los padres de Cinthia estaban agarrados de las manos… ¿terminaría algún día su hija?

Tienda de perfumes Byredo, creada por Ben Gorham,
Tienda de perfumes Byredo, creada por Ben Gorham,

En la misma calle, en el 62 de Wooster Street, conoceremos de primera mano lo que nos ofrece la empresa de perfumes Byredo, creada por Ben Gorham, quién contrató a Christian Halleröd para diseñar la tienda. Juntos se inspiraron en las tendencias japonesas de la década de los 80 (1980, se entiende). A destacar de la tienda, la pared de bloques de vidrio que divide las estancias, las vigas de abeto canadiense en el techo y un excesivo uso un terrazo italiano ya en desuso (en serio, se han pasado).

Un lugar que invita a soñar
Un lugar que invita a soñar

Y, por ahora, finalizaremos el tour en el 79 de Grand Street, donde podremos degustar las últimas novedades de la marca coreana de gafas Gentle Monster. En el vestíbulo minimalista parece que el conserje es enorme, aunque cuando entremos por el pasillo las líneas de gafas flotando atraerán toda nuestra atención. El diseñador Rafael de Cárdenas ha difuminado el ambiente empleando estantes de aluminio elevados, entre los que ha ubicado espejos.

Los 185 metros cuadrados los vamos a disfrutar a tope, pisando sobre el terrazo fundido in situ, que es dividido transversalmente por tablas de madera. Además, tienen un local posterior para que artistas locales puedan exponer sus obras cada tres meses ¿Estáis deseando hacer el tour conmigo, eh?”. El silencio que se hizo fue muy significativo, el ambiente se podía trocear con un cúter y al padre le empezaban a correr gotas de sudor por la cara.

Tienda de gafas de la firma coreana Gentle Monster
Tienda de gafas de la firma coreana Gentle Monster

Al rato, Cin cambió su cara de circunstancia y rió alegremente, sus progenitores estaban ahora asustados. “¡¡Tranquis, relax, que os va a dar algo!! No pretendo que me llevéis a comprar en cada uno de estos comercios, ¡claro que no! –los padres parecieron ganar salud-, aunque el viaje de La Palma a Nueva York sí que me lo tendréis que regalar, contribuiré con mis propios ahorros, palabra. Se fundieron en un abrazo familiar, generando más dicha y gozo que una teleserie americana, después, se fueron a la playa de Puerto Naos.

Disclosure: Los personajes que aparecen en este artículo, sus diferentes personalidades y sus relaciones entre ellos y con el entorno encajan dentro de la ficción. El autor no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo y no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas que se mencionan en él.

Los champagnes super eléctricos
Decálogo beauty para las vacaciones