Gastro

Cada habano, con su combinado

No importa si eres más de whisky, ron, ginebra o vodka. Cada combinado tiene su buen cigarro.

Bernardo&Peyró. 28/07/2016

‘Cada oveja con su pareja’, leíamos en la pizarra del colegio, pero nunca nos enseñaron el fin del refrán: ‘y cada habano con su combinado’. La mejor coctelería – ‘manhattans’, ‘pisco sours’ y esos ‘old fashioned’ para el recuerdo- tiene su secreta correspondencia con un cigarro puro. En esto cada cual tendrá sus preferencias; nosotros -que tenemos horas de vuelo en este ámbito- ofrecemos unas modestas sugerencias para este verano. La buena noticia para el fumador es que esta lista podría no tener fin; la buena noticia para el lector es que solo ofreceremos cuatro:

Taba 1
Los mojitos y un Kolumbus de la Finca Tabaquera El Sitio.

Mojitos. Kolumbus Finca Tabaquera El Sitio.
El mojito, invento cubano, nació como la fusión forzosa de lo que ofrecía aquella tierra: ron de caña, los cítricos, la yerbabuena y el necesario hielo para refrescar de la humedad tropical. El mojito es tan natural como los olivos en Jaén, las berenjenas en Almagro o el whisky en Escocia. En España podemos tomar lo propio de las islas Canarias: un ron blanco -ligero, bien destilado- (basta un Arehucas Carta Blanca, por ejemplo) con limones de la tierra y un chorrito -la medida es así de exacta- de agua de Firgas. Y todo ello acompañado de un cigarro de la tierra, bien un fantástico Robusto Kolumbus K Rojo, bien un Robusto de la Finca El Sitio. De ambos ya hemos hablado. Una fantástica combinación para tener presente que esto no es un exotismo, es nuestra casa.

Taba 2
El Robusto de Davidoff va bien con los combinados de whisky

Whisky soda, con un Davidoff.
Hay que reivindicar el whisky con soda porque hay que reivindicar los sabores no inmediatos. Basta un ‘blended’ sencillo -nosotros para estos menesteres aplicamos The Famous Grouse, Buchanan’s o un whisky Haig que de pronto está de moda- y un agua con gas de carácter: ya un sifón muy gasificado, ya un agua bien mineralizada (Vichy es perfecta). Antes de cenar, para la puesta de sol, es la alegría del verano. Y todo ello acompañado por el Robusto de Davidoff, del que hace no tanto hablamos.

Taba 3
La sangría Pimms con un Punch

Pimms ginger con un Punch.
No hay cena al aire libre sin sangría. Nuestras amistades agradecerán en todas las barbacoas una jarra bien fría de Pimms -en Madrid lo encontramos en Mantequerías Bravo y en alguna gran superficie- con Ginger Ale y unas rodajas de pepino. Si queremos que esas amistades duren para siempre podemos ofrecer un Punch Punch, cigarro del gusto inglés. Un coctel y un cigarro que dejarán claro que la ligereza del verano es ligereza, pero no una tontería.

Taba 4
Un Cohiba con el Vodka con tónica

Vodka Tonic con un Cohiba.
Hace unos meses pareció que la edad de la ginebra iba a dejar paso a la del vodka. No ha sido así pero no por ello debemos obviar que la digestión de una paella puede facilitarse con una tónica –Schweppes está bien- y un generoso chorro de vodka –Belvedere es cosa notable- coronado todo ello por una peladura de naranja. Estamos en el año Cohiba y no debemos olvidarnos de esos Siglo V que saben a miel y almendra y que tan bien infusionan con todo lo bueno.

 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies