Sin categoria

¿Por qué nos gusta el Wellness?

El culto al cuerpo responde a la búsqueda de experiencias imaginativas, sensoriales y terapéuticas.

Fernando Gallardo. 22/08/2016

¿A que siempre apetece un masaje? Y dos mejor que uno, respondería la mayoría. Ya nada será igual a aquellos tiempos en los que una piscina o una pista de tenis eran el reclamo principal del turismo de lujo. Ahora este espacio lo llena un circuito termal y una variedad interminable de cabinas de masajes en los que aplicar las imposiciones manuales más exóticas y salutíferas.

Well 2
Los servicios wellness son un reclamo principal del turismo de lujo

Porque el concepto wellness, nacido hace ya más de una década, sigue estando de moda. El término, acuñado por el mundo anglosajón, expresa una espiritualidad residente en el placer y la salud cuando éstos van armoniosamente unidos.

Well 3
Termas romanas en Gijón

La Roma clásica ya consideraba las termae como centros de descanso y ocio para reconstituir el cuerpo y la mente. Durante el siglo XVI, la ciudad belga de Spa, en la provincia de Lieja, adoptó el acróstico latino de spa -salus per aquam- y se dio a conocer mundialmente por las propiedades curativas de sus aguas termales.

Well 4
El Spa Romano del Balneario de Leana, en La Fortuna, Murcia. Haz clic en la imagen para reservar

A mediados del siglo XIX, siguiendo la estela europea, los balnearios cobraron un auge impensable en España y terminaron por convertirse, a principios del XX, en la referencia de un turismo incipiente y burgués. Con la explosión del turismo masivo de sol y playa, la práctica del balnearismo en España se fue extinguiendo, y, a diferencia de lo habitual en numerosos países centro-europeos, los centros termales quedaron para uso exclusivo de la tercera edad.

Well 5
Ofrecer servicios wellness es básico para cualquier centro hotelero de lujo

Pero en las últimas calendas del milenio pasado irrumpió con fuerza una nueva modalidad balnearia que aunaba las propiedades salutíferas de las aguas (naturales o mineralizadas) con su mero disfrute vacacional. Como resultado, cada vez más centros termales modernizaron sus instalaciones y los complejos hoteleros se subieron a la ola del wellness o la talasoterapia (del griego, thalasso, mar, y therapia, curación), cuyos tratamientos se orientan a la utilización simultánea del aire y el agua del mar a temperatura corporal, con lodos, limos y algas, además de otros minerales marinos como el yodo, el azufre, el calcio y el magnesio.

Well 6
El agua y sus diversas propiedades relajantes es la protagonista principal de estos centros

Baños con diferentes elementos y técnicas, duchas a presión, tratamientos de estética facial y corporal, masajes, terapias de relajación, aplicación de algas y barros marinos, electroterapia, curas específicas… La oferta básica de un complejo de salud y belleza se asimila a la de un gimnasio moderno y un centro médico de estética juntos, sólo que, en el caso de los balnearios y los centros de talasoterapia, el agua adquiere el mayor protagonismo.

Well 7
La carta disponible de sustancias curativas o sedantes es cada vez más numerosa

Sus propiedades son aplicadas al paciente a través de diferentes técnicas: cura hidropínica (agua bebida), baños, vapor, presión de agua y masajes. Estas aplicaciones, a menudo, se combinan con otros elementos curativos y sedantes, como las algas, los lodos o los parafangos.

Well 8
El Santuario Wellness & Spa LeDomaine, en Valladolid. Haz clic para reservar

Dentro del área de fitness destaca la modalidad acquagym, que consiste en la realización de ejercicios dentro de la piscina, con o sin aparatos, que permiten tonificar la musculatura. La mayoría de los centros de salud y belleza incluyen salas de vapor que permiten relajar el cuerpo y eliminar toxinas. Existen dos fórmulas distintas: la sauna (calor seco) y el baño turco (calor húmedo).

masaje2
La oferta básica de un complejo de salud y belleza se asimila a la de un gimnasio moderno.

Uno de los servicios más solicitados, por su efecto sedante y reconstituyente, es el masaje. Existen diversas técnicas indicadas para afecciones respiratorias, de circulación o de estrés, como el drenaje linfático o la reflexología podal. Para relajar la mente se proponen baños, aromaterapia, musicoterapia, y técnicas como el shiatsu, loomi-loomi, rebalancing o rasoul. No menos originales resultan ciertas inmersiones en vino, frutas, hielo escarchado, caviar o rosas, en bañeras con aguas importadas incluso desde el lejano mar Muerto.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies