#CloseTo Antonio Rubial: “No llegaba a final de mes”

Entrevistamos a este representante de actores, especialista en descubrir “diamantes en bruto” con talento.

Icono de fecha 06 Dic 2016 Icono de autor Amalia Enríquez
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Leonés recio, creativo, honesto. Antonio Rubial es un auténtico creador de sueños. Respetado representante de actores, hace posible que las aspiraciones de “su gente” se conviertan en realidad. Especialista en descubrir “diamantes en bruto” con talento, sabe cómo pulirlos y entregarlos en la joyería perfecta. El mimo con el que trata a sus representados y sus carreras le hace diferente.

Siempre ha luchado por ser fiel a sus valores, algo de agradecer en un mundo en el que la doble cara funciona a la perfección. Saturado del mundo de la moda en el que se inició, Antonio sabía que podía poner su especial visión de ese otro mundo, que rodea a los actores, al servicio de sus protagonistas.

metaselfie
La foto principal de este artículo se hizo así

The Luxonomist: ¿Cómo aterriza un chico de provincias en el mundo del show business?
Antonio Rubial: Por auténtica casualidad. Yo no tenía nada claro que quería dedicarme a este sector. Estudié Económicas, que es lo que ahora se llama Administración y Dirección de Empresas, y acabé ahí por error. Quise estudiar Historia del arte, pero me desanimaron los profesores porque me dijeron que me iba a morir de hambre, así que busqué salida en algo que me gustara. Lo que yo realmente quería era estudiar algo creativo, relacionado con la publicidad, periodismo, televisión, comunicación. En León no existía esa facultad y mis padres, por recursos económicos, no me podían pagar los estudios fuera, porque venir a estudiar a Madrid era muy caro. Así que busqué algo que me gustaba entre lo que había en León. En Económicas había una rama especializada en marketing. Pensé erróneamente que por ahí podía desembocar en la publicidad. Y cuando llegué a la facultad me di cuenta de la mala elección.

TL: No hay nada peor que estudiar algo que no te gusta porque creas que tiene salida…
AR: Hasta que llegué a la universidad, yo era un buen estudiante y sacaba muy buenas notas. En la facultad me vi estudiando algo que no me interesaba en absoluto y que no me motivaba a implicarme. En el aula, que era escalonada, me sentaba arriba del todo para ausentarme por completo. Yo veía que compañeros de clase se peleaban por ponerse en las primeras filas y no entendía ese afán.

confelipeperro
Antonio Rubial con su perro Felipe

TL: Y llega un momento de inflexión…
AR: Exactamente. Ahí me di cuenta que la carrera no me interesaba nada y que debía volver a mis orígenes, esos en los que me motivaba la comunicación, publicidad, creatividad. Por una larga historia y tras hacer unas prácticas, por mi cuenta, en una agencia de publicidad, acabé trabajando en una agencia de modelos como representante. Era trabajar en el mundo de la publicidad, pero al otro lado del teléfono. Yo estaba en el equipo que buscaba los modelos para diferentes campañas que, previamente, habían diseñado unos creativos. Y así es cómo empecé en el mundo de la moda

TL: ¿Son buenos los recuerdos de aquella etapa?
AR: Recuerdo lo bueno y lo malo, pero las cosas positivas prevalecen. Aprendí mucho, sobre todo una serie de cosas que, en aquel momento yo no era consciente, pero que me vinieron muy bien para trabajar después con actores. Aprendí todo lo que tiene que ver con la moda, las revistas, los fotógrafos, maquilladores, peluqueros. Cuando empecé a trabajar con los actores, yo me traía una experiencia y un bagaje que me sirvió para aplicarlo con ellos. Es lo que, en Estados Unidos, se identifica con la labor del publicista y que aquí todavía no existía esa figura.

David Janet, actor representado por A6CINEMA
David Janer, actor representado por A6Cinema , junto a Javier Gutiérrez en Águila Roja, Temporada 7, 2014. (Foto: Cortesía TVE)

TL: Fuiste, sin pretenderlo, un avanzado…
AR: Fue una lotería. Soy de los que creo en la suerte, pero también en el trabajo duro.

TL: ¿Casualidad o causalidad?
AR: Creo en ambas cosas. Yo he tenido mucha suerte y he trabajado como un animal. He sido muy constante y lo he llegado a pasar muy mal. Cuando empecé, yo no llegaba a final de mes. Yo vivía con un sueldo que, algunos meses, no me llegaba para comer. Es decir, nunca he vivido en la calle pero mis padres eran una familia muy humilde, que no me podía mandar dinero y me acostumbré a sobrevivir.

confelipeyjuanachuchos
Antonio Rubial con sus perros Felipe y Juana

TL: Ese es un máster vital, Antonio…
AR: Te voy a contar una chorrada para que puedas hacerte una idea de la situación. Yo antes llevaba gafas, aunque luego me operé -pasados unos años- de la vista. Mi obsesión era que, por favor, no se me rompieran las gafas porque, si eso ocurría, yo no tenía dinero para comprarme otras y mis padres ¡menos! Mi miedo era que un día por la calle me dieran un golpe o un balonazo. Yo vivía al día y sin gafas no veía. Si me pasaba algo, no podría seguir adelante.

TL: ¿Recuerdas esos momentos, miras atrás o pasas página?
AR: Sí que miro y, de hecho, conecto mucho con la gente que está en esa situación. Me pasa con alguno de mis actores. Tengo uno, que es un crío, que es de fuera de Madrid y aún no le salen trabajos, por lo que tiene que trabajar de camarero, conocer el malvivir y conecto mucho con eso, porque he pasado por ahí.

La actriz Clara Lago, representado por A6CINEMA
La actriz Clara Lago, representada por A6Cinema, en “Tengo ganas de ti”, 2012. Dirigida por Fernando González Molina

TL: Cómo fue ese momento, en casa, de decir que cambiabas las aulas de la universidad por esta vida ciertamente bohemia…
AR: Mis padres no me entendían, pero también tengo que decir que me dejaron. Con el paso de los años, lo he hablado con mi madre y ella me reitera que no entendían esa motivación, pero que confiaban en mí. A pesar de que era un crío, sabían que había algo que me empujaría a buscarme la vida y que no me iba a meter en ningún lío, que era su mayor temor. Ella sospechaba que saldría adelante.

TL: El miedo eterno de las madres…
AR: Ahora los dos están orgullosos. Me ven feliz. Mi madre me dice que ve que sigo siendo una persona honesta, honrada, coherente. No puedo ocultar que a mí me ha ido muy bien, mejor que a compañeros que yo tenía.

conclaralago
Antonio Rubial con Clara Lago

TL: ¿Ha habido momentos de “tirar la toalla”?
AR: Sí, sí… De hecho, me volví a León varias veces. A los 20 años, con el dinero que había ahorrado trabajando en verano, me vine a Madrid y trabajé aquí el tiempo que pude estirar ese dinero. Y me volví a casa. Hice lo mismo en Barcelona porque, en aquel momento, el mundo de la publicidad tenía allí más salida. Ahorré todo lo que pude y aguanté otros tres o cuatro meses. Trabajé de guarda de seguridad, en el turno de noche para poder trabajar durante el día, en una fábrica que hacía asientos para camiones. Así estuve dos meses, haciendo rondas nocturnas por toda la fábrica.

TL: Eso me recuerda a los comienzos de algunos grandes de Hollywood, que se enorgullecen de haber sido camareros, repartidores, recoge cartones…
AR: A todos nos ha pasado eso de alguna forma. El trabajar duro es determinante. Luego está el factor suerte o lo que sea que ocurre para que unos lleguen y otros no. Yo conozco gente, que ha trabajado más que yo y no le han salido bien las cosas.

La actriz Anna Castillo representada por A6CINEMA
La actriz Anna Castillo representada por A6Cinema en “El olivo”, 2015. Dirigida por Icíar Bollaín

TL: ¿Cuándo te salen bien a ti para darte cuenta que has elegido bien el camino?
AR: Después de toda esa etapa, que hemos hablado, tuve una agencia de modelos en Valladolid. Después me vine a trabajar, como empleado, a una de Madrid. Y, mientras trabajaba como agente de modelos, sentí que había algo en lo que no encajaba. El mundo de la moda no era lo mío.

TL: Y aparece el cine…
AR: Yo me lo busco y llego al mundo del cine. Ahí me di cuenta que eso sí era lo que me llenaba y comienzo a trabajar con Katrina Bayonas.

TL: ¿Cómo fue esa etapa?
AR: Muy bonita y muy dura, que duró 13 años. Allí aprendí todo lo que sé. Para mí fue la carrera, el máster, el posgrado y la tesis.

01-copia
Antonio Rubial

TL: Y, a partir de ese momento, empiezas a manejar la vida profesional de los actores más sobresalientes ¿Llega uno a ser amigo antes que representante?
AR: No siempre, con cada actor surge un tipo de relación diferente. Hay algunos con los que el grado de amistad es mayor, que fluye de manera natural, y con otros entablas una relación menos personal y más profesional. Yo no quiero apoyarme en el lado afectivo con los actores, porque creo que eso es una trampa para los dos. La relación tiene que funcionar porque el actor quiere y yo quiero, no porque nos llevemos bien y nos tengamos mucho cariño. Es una forma de no llegar a equivocarnos y tomar decisiones erróneas.

TL: ¿Y cómo se maneja uno con el amigo?
AR: Yo intento siempre con todos, amigos o no, ponerme en su lugar. Es un referente obligado. Si yo fuera el actor ¿cómo me gustaría que me trataran, me defendiesen, me orientaran o lucharan por mí?

TL: Tú negociando ¿eres el actor?
AR: No. El secreto está en no serlo, en ser alguien que vela por sus intereses y que habla, con el productor o director, de igual a igual. Es importante hablar el mismo lenguaje. Yo no me implico emocionalmente con el proyecto porque para eso está el actor, pero defiendo el business. Creo que así es más fácil.

Andres Velencoso representado por A6CINEMA
Andres Velencoso, representado por A6Cinema , con Belén Rueda en “B&B, de boca en boca”, 2014. Cortesía Telecinco

TL: ¿Cuándo decides que tienes la necesidad de volar por tu cuenta?
AR: Cuando veo que ya no soy feliz y que, incluso, me llego a plantear dejar esta profesión. Llegó un punto en el que no sabía si tenía que dedicarme a otra cosa, porque el trabajo que tenía me hacía infeliz. No me gustaba ir a la oficina todos los días.

TL: Era la hora de cambiar…
AR: Tardé en darme cuenta. Me encontraba triste, de mal humor, la gente me notaba enfadado, esquivo. Lo pasé muy mal porque no me encontraba bien y no sabía qué pasaba. Estaba desbordado de trabajo, estresado como nunca en mi vida había estado y con una angustia vital, que no me dejaba disfrutar el momento, cuando en realidad era un afortunado porque estaba viviendo cosas alucinantes. Fui a terapia, a ver a una psicóloga especializada en temas laborales y le expliqué que ya no me gustaba ir a trabajar.

TL: Y te ayudó a ver la luz…
AR: Sin duda. Me hizo darme cuenta que sí me gustaba mi trabajo, pero no estaba cómodo en el entorno.

31
Antonio Rubial

TL: Das el paso adelante y nace A6Cinema…
AR: Así es. Tengo que decirte que estoy muy contento y me encuentro muy bien. Me he sentido muy recompensado por la gente, su apoyo incondicional me sorprendió muy por encima de mis expectativas. Atrás queda ya esa conversación intensa con Katrina, en la que le digo que me quiero ir. Fue un proceso largo de charla y negociación. Se materializa mi marcha y me hago un business plan. Yo no sabía cómo me iba a ir. Pensé que, si tenía 3 actores, podía plantearme salir adelante, si conseguía 5 podría comprarme un portátil y trabajar desde casa, con 7 u 8 podría alquilar un despacho, con 10 podría llegar a tener ayudante. Así era todo. Y, de repente, me sentí desbordado porque nunca imaginé que esto iba a ser as.

TL: ¿Nunca te invadió el vértigo?
AR: ¡Mucho! Me pasé muchos meses durmiendo fatal, solo dos o tres horas al día. La cabeza no me paraba del miedo y la incertidumbre que tenía.

TL: Tienes fama de buen y duro negociador ¿Se gana así el respeto?
AR: Se gana no haciendo trampas, siendo honesto y profesional.

TL: Y siendo así ¿se te ha resiste algún actor/actriz?
AR: Creo que no tengo asignaturas pendientes en ese sentido. Estoy orgulloso de lo que tengo y me he marcado unos límites, porque yo ya he vivido esa etapa de llevar a muchos actores y no quiero eso para mí. Es verdad que, gracias a eso, se consigue una oficina muy poderosa, con mucha información y obviamente mucho dinero, pero a mí no me compensa. Esa etapa me pasó factura, no tenía vida y ahora no lo quiero. Prefiero tener menos actores, menos fuerza, menos dinero y tener más tiempo para mí.

marta-etura
Marta Etura, representado por A6Cinema

TL: ¿Cómo es un domingo perfecto en ese tiempo para ti?
AR: En el campo, rodeado de amigos y con mis perros. Busco el ocio en cosas y ambientes que nada tienen que ver con mi trabajo. Me gusta mucho el cine, como es lógico, y las series de televisión. Soy un gran consumidor de ambas cosas, pero desconecto con la jardinería, mi huerto y todo lo relacionado con mis perros.

TL: ¿Cuándo descubres que hay vida más allá del despacho?
AR: Mi familia siempre ha sido mi válvula de desconexión. Ir a León me descubre un mundo nuevo, alejado del stress de Madrid. Allí siempre he tomado tierra al convivir con gente normal, familias con problemas normales. Cuando voy recibo un bofetón de realidad.

TL: En esa realidad ¿cuál fue la primera película que viste de niño?
AR: No sé si fue la primera, pero la que recuerdo de manera más nítida es “Los Goonies” y “ET”, que me flipó.

TL: ¿Una en la que ha sido imposible no llorar?
AR: Soy muy de llorar y no me da ningún tipo de pudor. “Bailando con lobos” me emocionó mucho, me impactó, me caló. Soy de emoción fácil. Me puede pasar viendo una película, yendo en el coche y escuchar una canción, viendo un atardecer o paseando por el campo con mis perros. De hecho, me ha pasado no hace mucho.

antonio-rubial_copy
Antonio Rubial

TL: ¿En el mejor de tus sueños imaginaste esto?
AR: Jamás. Siempre he sido muy soñador y ambicioso en las perspectivas, de difícil conformar. Nunca supe ni lo que iba a hacer y adónde iba a llegar, ni siquiera si iba a salir de mi León natal, pero siempre tuve claro que no quería llevar una vida normal, una vida estándar. Quería divertirme, viajar, ver cosas diferentes.

TL: ¿Qué ha sido lo mejor de todo?
AR: La gente que me he encontrado por el camino, eso ha sido ¡Genial!

TL: ¿Qué pensaría de ti el Antonio, que dejó León con 20 años, en el triunfador de hoy?
AR: Seguramente diría ¡Lo has conseguido! Y esa es la mejor recompensa.

Localización: A6Cinema.
Próxima semana: Feliciano López.

Sar a
Verde a
Noriega a
Mollá 1
¿Cuánto dinero gastaremos en Navidad?
Aprende a superar una entrevista de trabajo