Cine

Una de palomitas y acción

“Assasins Creed” reúne todos los ingredientes que uno le exige al cine en vacaciones.

Amalia Enríquez. 22/12/2016

“Actuamos en las sombras para servir a la luz. Somos assassins.” Así de directos, para abrir boca y que nadie se llame a engaño, se presentan los protagonistas de la película que apunta a quedarse con la taquilla estas Navidades. “Assasins Creed” reúne todos los ingredientes que uno le exige al cine en vacaciones.

La película es un relato que, entrelazando distintos mundos, cuenta la historia de un hombre que se ve envuelto en una antigua batalla entre dos poderosas sectas. Solo a través de los recuerdos de un antepasado, alojados en su propio ADN, podrá poner fin al conflicto y alcanzar su propia redención.

Sinopsis: Marcado por una tragedia en su infancia, Cal Lynch (Michael Fassbender) es un recluso condenado a la pena capital que logra una inesperada segunda oportunidad, gracias a la misteriosa intervención de la empresa Abstergo Industries. Mediante una revolucionaria tecnología que accede a los recuerdos genéticos que contiene su ADN, Cal viaja a través de los siglos hasta la España del siglo XV. Allí revive las experiencias de un antepasado, Aguilar de Nerja, que forma parte de una sociedad secreta conocida como los Assassins, los cuales luchan para proteger el libre albedrío ante los caballeros templarios, ansiosos de poder. Transformado por el pasado, Cal empieza a adquirir el conocimiento y la destreza física necesarios para derribar a la tiránica organización de los templarios en la actualidad.

“Assasins Creed” está basada en la serie de videojuegos superventas de Ubisoft. Al margen de todas las ventajas que los amantes de estos divertimentos encuentran en ellos, el mayor atractivo de la película (al menos para las chicas) es la presencia de Michael Fassbender, al que le da lo mismo encarnarse en Steve Jobs, ser un desalmado amo en “12 años de esclavitud” o convertirse en un chico X-Men. Su presencia es el estímulo femenino en una película más acorde con el sector de la testosterona.

Entrevista con Michael Fassbender. 

Fassbender en un momento de la película
Fassbender en un momento de la película

The Luxonomist: Debes tener muy claro el éxito de esta película hasta el punto de implicarte como productor.

Michael Fassbender: Ha sido un verdadero bautismo de fuego. Yo produje en su momento “Slow West”, pero esa fue una película de dos millones de dólares. “Assasins Creed” es una bestia totalmente diferente. Me costó unas cuantas noches sin dormir, pero ha sido muy gratificante. Aprendí mucho. En lo que respecta a la producción, me sirvió para desarrollar todo lo que había aprendido antes.

TL: Recibes la llamada de Just Kurzel, el director, y no lo dudas ni un segundo…
MF: Así fue. Desde el primer momento inculcó mucha confianza en el proyecto cuando se incorporó. Lo mismo hizo Adam Arkapaw, el director de fotografía, con su instinto visual. Sabía que elevaría el proyecto al trabajar mano a mano con Justin. Ver una de sus películas es una experiencia visceral. Y estaba convencido que Justin es un gran líder y un fuerte visionario. Es fantástico con los actores y es alguien que provoca una gran pasión en todo el equipo y se comunica muy bien con todos los jefes de cada departamento. Yo sabía que él también tiene una buena relación con la violencia, debido a trabajo que realizó en el pasado. Desde “Snowtown Murders” hasta lo que experimentamos en “Macbeth”, supe que era la persona adecuada al ver lo que hizo con los recursos y el dinero disponible.

Fassbender junto a Marion Cotillard
Fassbender junto a Marion Cotillard

TL: ¿Por qué ese empeño de querer que esta película fuese diferente a otras del mismo género?
MF: Era una premisa indispensable. Considerando solamente el concepto del bueno, el malo, el villano y el héroe, presentamos un mundo moralmente muy ambiguo. Y, como sucede con casi todas las películas de este género, la mayor parte de las veces es muy claro por quién nos debemos decantar y por quién no. “Assasins Creed” es mucho más turbia.

TL: ¿Cómo ha sido el proceso de convivencia con tu personaje?
MF: Queríamos que Calum se convirtiese en un líder al final de la película, pero es un líder mal dispuesto, de mala gana. No es un líder ortodoxo, es un disidente. Cuando toma el liderazgo, lo hace en contra de los deseos de todos los asesinos en Abstergo. Todos evitan encontrar la manzana del Edén, pero él sigue adelante y me gusta que sea tan proactivo. También me gusta que, al principio, vemos a una persona muy cínica y egoísta, alguien que no confía en nadie. Definitivamente, es un lobo solitario. La idea de sacrificarse por el bien ajeno es algo muy extraño para él hasta que entra en Animus y, a través de los ojos de su antepasado Aguilar, se da cuenta que forma parte de este largo linaje de asesinos. Él pertenece a algo mayor que él mismo y se adueña de ese rol. Ese cambio es muy interesante, es un viaje a través de la experiencia de Animus y el concepto de memoria genética que muestra que, en nuestro ADN, tenemos la experiencia de nuestros ancestros, que está muy viva en nuestra composición genética. Para mí esta es una teoría muy verosímil. No sólo es una idea muy atractiva sino que también tiene sentido.

TOOM-00960.tiff
Fassbender en una escena de la película

TL: ¿Qué te cautivó de esta historia para implicarte totalmente en ella?
MF: Un cierto misterio es lo que me atrajo desde el principio. Tenemos este universo de fantasía, conectado y anclado a una tesis científica muy real. Es una mezcla que te arrastra a seguir la historia y ayuda a desarrollar la ilusión.

TL: El aspecto físico ha sido un factor determinante..
MF: ¡Lo fue! Y sabíamos que lo sería, en parte debido al parkour y al modo en que filmamos la película. Para Justin era muy importante que la rodásemos en localizaciones reales, con personas reales y no saturarla de efectos CGI y efectos especiales. Así que se nos puede ver correr encima de edificios, colgarnos de ellos o luchando encima. Obviamente fue un papel que requería una gran participación física y tanto Ariane Labed como yo (ella hace el papel de Maria) realizamos el 95% de todas las escenas de lucha.

Escena de lucha de la película

TL: ¿Qué ha sido lo mejor de esta aventura?
MF: La diversidad de temas y facetas en este universo. Primero están los templarios, que son una élite, un grupo secreto, una sociedad secreta muy rica y poderosa que controla el mundo. Ellos creen en la ciencia y el orden, en que algunas personas deben ser esclavizadas y en que algunos humanos son mejores que otros. Y, por otra parte, está la antítesis de la ideología de los Assassins, un grupo de gente que cree en el libre albedrío para todo el mundo, a cualquier coste. Esto es lo que quieren preservar y proteger. Descubrimos que los primeros Assassins fueron Adán y Eva, que usaron su libertad y cogieron la manzana del árbol del jardín del Edén. Esta historia es pura ficción pero creo que es muy interesante recogerlo en la pantalla ya que tiene elementos que nos son muy familiares. Y creo que también es una idea muy provocativa.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies