Close To

#CloseTo… Mario Casas: “Para mí el cine es Jurassic Park”

Ahora es ya un chico maduro al que le sigue sorprendiendo que su físico sea motivo de titulares en las revistas de cine y que su vida personal siga siendo objeto de curiosidad pública.

Amalia Enríquez. 03/01/2017

Esta semana estrena “Contratiempo”, un thriller en el que es protagonista absoluto. Hace tiempo que los incondicionales le pedían que diera el paso a la madurez. Y este puede ser ese momento que todo actor espera que llegue en su carrera. Le sigo desde sus comienzos, pero nuestro trato es más reciente. Con naturalidad, cercanía, ausencia de vanidad y mucho sentido del humor ha sabido conquistarme.

Ya no es aquel joven que lucía torso en la pantalla. Ahora es ya un chico maduro al que le sigue sorprendiendo que su físico sea motivo de titulares en las revistas de cine y que su vida personal siga siendo objeto de curiosidad pública. “Que ocurra eso me ha vuelto más reservado con mis cosas. Y me fastidia porque antes no era así”. En su fuero interno sigue siendo un ingenuo. Y, eso sí, muy gallego…

mario-casas-y-amalia-enriquez-selfie-close-to-2
La foto principal de este artículo se hizo así

Mario Casas: Me siento muy muy gallego. Mis amigos me lo dicen siempre. Mi manera de ser, la comida, mi casa, mis padres que son profundamente gallegos. No lo puedo evitar.

The Luxonomist: ¿Y cómo aterriza un chico de provincias como tú en este mundillo?
MC: Supongo gracias a una combinación de suerte, aventura y esfuerzo. De pequeño viví en Barcelona y, con 17 años, me fui a Madrid a buscar la suerte y probar qué podía conseguir. Entré en una escuela de interpretación, comencé a hacer castings y el destino que trajo hasta aquí. Muchos años después, uno se plantea esa pregunta que me haces y no le encuentro una respuesta nítida. Creo que el destino y la suerte hicieron su trabajo. Luego vino el tesón, el esfuerzo y trabajar duro.

TL: Los padres siempre quieren que hagamos una carrera. Se supone que es un aval de seguro de vida ¿Fue un disgusto en tu casa cuando dijiste que lo tuyo era ser actor?
MC: No fue un drama ni mucho menos. Mis padres me han apoyado desde el primer día. Desde pequeñito me ha gustado mucho la publicidad. Hacía pruebas y castings para películas pero, hasta que llegué a Madrid, no tuve esa suerte de que me cogieran. Mis padres siempre notaron que había algo en mí que me llevaba a interpretar. Me gustaba imitar los personajes de “Cruz y Raya” y hacía obras de teatro con mis amigos. A los padres no se les escapa una y creo que ellos fueron los primeros que vieron que yo tenía ganas de hacer algo así. Fueron muy inteligentes porque me dejaron ir y probar.

mario-casas2
Hay veces que aún me tengo que pellizcar para comprobar que no es un sueño

TL: ¿En el mejor de tus sueños imaginaste que llegarías a disfrutar de lo que hoy tienes?
MC: Jamás y, si te digo la verdad, sigo sin creérmelo. Hay veces que aún me tengo que pellizcar para comprobar que no es un sueño. Es una conversación recurrente en mí, con mi entorno, con mi gente. Sigo sin creerme las oportunidades que me están dando. Cuando uno ha tenido la suerte de trabajar en lo que le gusta, luego vive otra suerte que es la de trabajar con gente a la que admiras. Esa es una de las mejores cosas que me han podido pasar. Poder compartir película con actores como Luis Tosar o Antonio de la Torre, a los que he admirado de siempre, al margen de ser un regalo, es también un privilegio porque yo todavía soy joven y estoy en constante aprendizaje.

TL: En poco tiempo, todas esas experiencias, te han hecho madurar. Mario se ha hecho mayor…
MC: Yo creo que sí, pero ya tocaba. Madurar era el proceso lógico. Yo tenía ya que hacerme mayor y demostrar que me he ganado estar en esta profesión, haciendo este trabajo. Hasta una etapa determinada de mi trayectoria, la gente me conocía por unos personajes de un target más adolescente. No vuelvo la espalda a eso porque soy consciente de que ese era mi camino. Yo tengo la edad que tengo y, en un momento concreto, tenía que trabajar para un perfil de público. Luego, gracias a personajes como en “Grupo 7”, “Mi gran noche”, “Toro” o, ahora, “Contratiempo” me dieron la posibilidad de demostrar que hay un Mario distinto. En ese proceso, que me está tocando vivir ahora mismo, hay que trabajar mucho para no estancarse, no anclarse en los personajes que uno tiene claro que sabe hacer. Creo que hay que seguir abarcando más, hacerme mayor, llegar a más público, a un sector más adulto, a nuevas generaciones de espectadores jóvenes. En ese proceso estoy.

mario-casas
Películas como “3 metros sobre el cielo” me dieron la oportunidad de hacer muchas de las cosas que he realizado después

TL: No vuelves la espalda a esa etapa de público adolescente, es cierto. Tu convivencia con las fans y lo que se llegó a movilizar a tu alrededor, ha sido algo digno de estudio ¿A uno le enseñan a gestionar esas situaciones?
MC: Parece un tópico y que quiera quedar bien con lo que te voy a decir pero, al final, esa gente fue la que me puso ahí, en el lugar que ocupaba en ese momento. Yo he vivido episodios increíbles con las fans, etapas en las que las hormonas estaban revolucionadas y las situaciones eran incontrolables, pero era su manera de expresarse y de valorarme. A las fans es un público al que yo le tengo muchísimo respeto. Para empezar porque es la nueva generación de espectadores que van al cine, supuestamente son el futuro, y después porque son las que me han puesto ahí, las que me dieron un sitio. Películas como “3 metros sobre el cielo” me dieron la oportunidad de hacer muchas de las cosas que he realizado después, por eso es un público al que le tengo mucho cariño y creo que se lo tengo que hacer saber siempre que tengo la oportunidad.

TL: ¿Queda algo, en el Mario de ahora, de ese que comenzó de la mano de Antonio Banderas en “El camino de los ingleses”?
MC: Como persona, soy el mismo Mario. En la vida te pasan un cúmulo de cosas y vives una serie de circunstancias, que te van guiando por caminos que acaban por conformar tu personalidad, pero me sigo reconociendo. Profesionalmente sí me siento cambiado. Malo si no fuera así (risas). Tal vez el desparpajo, que tenía antes, el ser más espontáneo, se me ha ido. Al final, trabajas en este medio y todo lo que vas viviendo acaba por transformarte.

mario-casas-en-palmeras-en-la-nieve
Mario Casas en “Palmeras en la Nieve”

TL: ¿Tu auténtico cambio profesional vino con “Palmeras en la nieve”?
MC: Sin duda. Esa película me dio mucho humana y profesionalmente. Fue un viaje intenso para Kilian, mi personaje, y para mí. Yo estaba en un momento personal de cambios, que creo que en el personaje también se vieron. Estaba en el salto del joven al hombre, en ese momento en el que tienes que asumir ciertas responsabilidades y, a mi manera de ver, era el momento de intentar coger más peso en la profesión y quererme hacer un hueco en este mundo de la interpretación.

TL: Kilian siempre va a estar ahí, como punto de inflexión, en lugar preferente…
MC: No lo dudes. Fueron tres meses de convivencia con el personaje y con su cambio emocional hacia la madurez. En ese tiempo y esa situación, yo pude encontrar muchos matices de coincidencia en lo personal. Kilian me dio la oportunidad de probar muchas cosas, de buscar dentro de mí y encontrar un camino que creo que debo seguir, porque va bien dirigido a lo que quiero.

jurassic-park
Con Jurassic Park nos morimos de miedo

TL: ¿Y qué cine era el que quería ver Mario de niño?¿Recuerdas tu primera película?
MC: La recuerdo como si fuera ayer: “Jurassic Park”. Mi madre nos llevó a verla a mi madre Sheila y a mí. Nos morimos de miedo. La vimos los dos solos, porque mis padres se fueron a tomar algo y no se quedaron a la proyección. Pensaban que era una peli de dinosaurios para niños. Para nosotros fue aterrador, nos pasamos la película llorando. Y, fíjate lo que son las cosas, con el paso del tiempo se ha convertido en una película de referencia y a una de las que más cariño le tengo. Para mí el cine es “Jurassic Park”, también el cine de animación como “El rey león”, ya las primeras películas de Campanella que, no sé por qué, me marcaron mucho.

TL: ¿Cuáles se fueron añadiendo con el paso de los años?
MC: Tengo muchas, pero “Romeo y Julieta” de DiCaprio va a la cabeza. Aparte de la banda sonora, su trabajo es espectacular. Lo que él hace, cómo lo hace. Me fascina, que, siendo tan niño, tuviera ya esa magia, ese talento. Para mí es el mejor y, sin embargo, es un actor al que se le ha criticado mucho y a mí me encanta. Incluso en “Titanic”, a mi juicio, hace un trabajo excepcional. Con el paso de los años, lo que hace en esa película será siempre un referente.

romeo-y-julieta
Me fascina, que, siendo tan niño, DiCaprio tuviera ya esa magia, ese talento.

TL: Si un día estás en casa y ponen en televisión una película tuya ¿la ves?
MC: No la veo, eso tenlo claro. Sin embargo, sí he ido al cine a ver una película mía con amigos o mi hermano, que no la había visto. Como te puedes imaginar he entrado el último, me he metido a escondidas y me he puesto en zona discreta de la sala.

TL: ¿Cómo llega a ti “Contratiempo”? este trabajo que descubre un nuevo Mario.
MC: Me lo hacen llegar, como suele ocurrir con otros proyectos, y lo lee mi madre primero. Yo estaba rodando una película y me dijo que lo leyera sin falta esa misma noche. Intuía que me iba a encantar.

TL: ¡Qué no sabrán las madres!
MC: (risas) Siempre aciertan y, en esta ocasión, también. Me lo leí de un tirón, me atrapó, llamé y dije ¡quiero hacerlo!

mario-casas-contratiempo
Nunca había tenido un personaje así hasta ahora.

TL: ¿Sin preguntar quién te iba a acompañar en la aventura?
MC: No pregunté nada. Lo tenía claro. Yo había visto “El cuerpo” y ya sabía de la capacidad de Oriol Paulo como director. No podía dejar escapar al personaje de Adrián, porque suponía un cambio de registro radical en mi carrera. Físicamente es mi aspecto, pero es un personaje más de composición corporal, de voz, de matices y de capas, que todo el rato está escondiendo algo. Dije sí porque me llegó en un momento muy bueno. Con la edad que tengo, siento que he madurado más y que puedo ya enfrentarme a personajes protagonistas como él.

TL: Mario se ha hecho mayor de verdad…
MC: La verdad es algo que me lo llevan diciendo desde hace tiempo. Desde “Ismael” a “Toro” me lo han recordado, pero sí es verdad que en “Contratiempo” hay un Mario que, actoralmente, tira un poco de la película con un personaje más complicado. Interpretativamente hablando, hay un ejercicio de contención y de matices mucho más complejo. Nunca había tenido un personaje así hasta ahora.

mario-casas-contratiempo-app
El poder, el dinero y el éxito crean verdaderos monstruos

TL: ¿Qué te cautivó de Adrián, ese hombre con muchos de los defectos que genera el poder?
MC: Todo él me atrapó. Me asombra que un empresario, un tipo de éxito, pueda hacer con su vida, y la de los demás, lo que realmente quiera. El poder, el dinero y el éxito crean verdaderos monstruos, que se permiten hacer lo que les da la gana, creyéndose más inteligentes que nadie y sin importarles las consecuencias. Toda la soberbia del personaje, su capacidad de manipulación y su frialdad ¡me encanta!, porque es algo que nunca había hecho.

TL: Espero que, en el tiempo que habéis convivido, no te haya pasado esos rasgos negativos.. (risas)
MC: No, no (risas). Yo creo que a Adrián le he dado emoción y he procurado quitarle una cierta dosis de frialdad, porque necesitaba que el personaje –en algún momento- se pudiera romper y te lo creas. Él me ha enseñado que gente, que tiene mucho poder, pueda manipular y mover hilos para destrozar vidas y otras cosas. Digamos que Adrián me ha abierto los ojos en este sentido y me creo que eso pueda llegar a ocurrir de verdad.

jose-coronado-contratiempo-app
Coronado es especial y muy grande

TL: ¿Hay algo bueno en el fondo de esos hombres?
MC: Uufff, no lo sé. Quiero pensar que sí. En el caso de Adrián, yo creo que le puede el poder, el éxito y el ser alguien. Él había sido un cero a la izquierda toda su vida, su padre lo había tratado siempre mal y le habían humillado sin disimulo. En el momento que él tiene la oportunidad de ser alguien, salen de su interior todas esas carencias y va a por todas, sin importarle el daño.

TL: Una suerte que lleguen a tu vida estos perfiles en tu momento de madurez. Y, por supuesto, poder convivir con actores como Jose Coronado, por ejemplo…
MC: ¡Qué gran actor es! Tenemos una escena en la película increíble. Es larga, una mano a mano entre los dos. Él lo pasó realmente mal en ella porque Jose estaba sintiendo de verdad el personaje. Un padre que pierde a su hijo y busca a quien se lo arrebató. Él tiraba de la secuencia. Mi función, en ese momento, era observar y negar. Me acuerdo que él, que estaba absolutamente metido en el personaje, cuando se va de la escena y me insulta, me llama hijo de puta, eso no estaba en el guion. La rabia contenida de su personaje derivó en esos insultos de verdad. Cuando gritaron ¡corten! y terminamos la escena pensé que, por cosas como esa, Coronado es especial y muy grande ¿Por qué algunos actores están en el top? pues porque hacen cosas distintas y porque, después de muchas películas y con unos cuantos años a sus espaldas, siguen trabajando con la ilusión, intensidad y entrega de la primera. Mi objetivo es ese, ser como ellos.

mario-casas-posado
He tenido la suerte de trabajar con buenos directores, con grandes actores, y nunca nunca nunca tener un problema

TL: ¿Notas ya el respeto de la profesión?
MC: La verdad es que sí. Cara a cara, en el face to face, noto que me quieren. Cuando me doy la vuelta ya no lo sé (risas). He tenido la suerte de trabajar con buenos directores, con grandes actores, y nunca nunca nunca tener un problema. También te digo que lo que a mí me importa es que me tome en serio el público, que son los que van al cine y los que me han puesto donde estoy. La clave está en ellos, ahí está la carrera de un actor.

Localización: Espacio Fundación Telefónica
Próxima semana: Mar Flores


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies