Destinos

Ciudades de la nieve

El auge del esquí en todo el mundo obliga a una reflexión sobre el urbanismo y la arquitectura en las estaciones invernales.

Fernando Gallardo. 04/01/2017

A punto de finalizar la temporada de esquí conviene reflexionar sobre el paisaje de la nieve, el urbanismo de las estaciones invernales y la arquitectura de los sentidos. Con el sentido más inmediato e implicado en el disfrute del deporte blanco: la vista. Los actuales gestores de las estaciones de esquí son conscientes de que a las masas no las arrastran ya tanto los deportes de la nieve como unas vacaciones invernales.

Hotel Saliecho, Formigal. Haz clic para reservar.
Hotel Saliecho, Formigal. Haz clic para reservar.

No atrae la actividad en sí, sino todo cuanto forma el viaje y la estancia en la montaña. Consecuentemente, estamos viendo cómo las estaciones de esquí se están transformando poco a poco en parques temáticos de la nieve. Y Formigal ha sido, quizá, el primer centro de esquí en entenderlo, gracias al talento reconocido de su gerente, Antonio Gericó, que a principios de 2015 ha sido nombrado director general del grupo Aramón, Montañas de Aragón.

Cierto es que la estación de Formigal se ha visto beneficiada por las privilegiadas inversiones públicas que la han convertido en los últimos tiempos en la estación más moderna y de mayor extensión de España. Pero es justo reconocer que la inversión no ha obrado por sí sola el milagro.

Gericó, antes de escalar adónde está hoy, trabajó en el sector hotelero, conoció muy bien la problemática del alojamiento en la montaña, dirigió uno de los establecimientos más lujosos de Formigal —el hotel Saliecho— y, sobre todo, heredó de los sallentinos (Sallent de Gállego) el sentido del trabajo a pie de pistas. Fue capaz de extraer, cuando nadie salía de casa, las lecciones que han dado al mundo las emblemáticas estaciones norteamericanas, como la canadiense Whistler, y adaptarlas a los gustos locales con agudeza de esquiador y sabiduría de gestor.

Alojamiento en Intrawest. Haz clic para reservar.
Alojamiento en Intrawest. Haz clic para reservar.

Áreas de esquí libre, zonas infantiles, half pipes para surferos, esquí-ratrack, cafeterías postineras, restaurantes de altitud, competiciones locales y otras de nivel internacional, como los Campeonatos del Mundo de Esquí Junior, disputados en 2008… Todas éstas han sido implementaciones surgidas de la cabeza de Gericó, a quien el valle de Tena le debe mucho, y no solamente la industria turística.

Toño Gericó sabe muy bien cuál es el siguiente reto de las estaciones aragonesas, si no de todas las estaciones de esquí en el mundo. La arquitectura de los sentidos. O por qué la tradición del turismo invernal ha obligado siempre a reproducir un modelo tirolés de chimenea encendida, aleros de madera labrada, frescos botánicos en las fachadas y paisaje de pesebre, como el creado en el Valle de Arán.

Hotel Four Seasons en Whistler, Canadá. Haz clic para reservar
Hotel Four Seasons en Whistler, Canadá. Haz clic para reservar

En las estaciones de esquí que gestiona Intrawest, la multinacional canadiense de la nieve, puede comprobarse cómo una idea transformadora inspirada en la arquitectura de los sentidos han transformado un negocio al por mayor en la máxima expresión del lujo en el siglo XXI. Equilibrio, eficiencia y autenticidad. Cuando Intrawest intervino en la gestión de Whistler, Canadá, sus analistas habían documentado con detalle el motivo por el cual las casas de la costa amalfitana, en Italia, dibujan un horizonte tan colorista y personal. Supieron que los pescadores sorrentinos y amalfitanos arrumbaban directamente a sus casas desde el vasto mar porque eran reconocibles en la distancia por el color de sus fachadas.

La nieve es el principal reclamo para estos clientes VIP
La nieve es el principal reclamo para los clientes de estos complejos

¿Qué utilidad podía tener esto en la nieve? Cualquier aficionado al esquí es consciente de la dificultad que supone en la última bajada atinar con el hotel o edificio de apartamentos en el que reside. Con frecuencia, un despiste obliga a remontar la pista en condiciones de luz precarias, lo que resulta incómodo y causa de lesiones tras una jornada completa de esquí. Precisamente por esta razón los de Intrawest aplicaron lo observado en la costa amalfitana en las estaciones que gestionaban: acabaron pintando de colores reconocibles los edificios de sus estaciones. Así, la nieve cobra otro sentido.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies