Cine

El contratiempo de Coronado y Casas

“Contratiempo” va en la línea de “El cuerpo” pero está triplicado el enigma en todo. Así es, según Jose Coronado, su nueva película.

Amalia Enríquez. 05/01/2017

“Toda historia tiene dos caras. La verdad, solo una”. Así es la declaración de principios de “Contratiempo”, nueva película de Oriol Paulo, que ya sorprendió con “El cuerpo”, en la, igual que en este thriller, era guionista y director. Protagonizada por Mario Casas, en papel de protagonista absoluto y con un cambio de registro que muchos ya le estaban pidiendo al actor gallego, la nueva producción del joven director, nominado al Goya por su ópera prima, cuenta en su reparto con Jose Coronado, Bárbara Lennie y Ana Wagener.

Sinopsis: Acusado de un asesinato del que se declara inocente, el exitoso empresario Adrián Doria (Mario Casas) contrata los servicios de Virginia Goodman (Ana Wagener), la mejor preparadora de testigos del país. En el transcurso de una noche, ambos trabajarán para encontrar una duda razonable que le libre de la cárcel. La aparición de un nuevo testigo de cargo (Jose Coronado) amenaza con destrozar la estrategia de la defensa obligándoles a recomponer a contrarreloj las piezas de un puzzle imposible.

Jose Coronado es Tomás Garrido, un hombre básicamente bueno que, tras la muerte de su hijo, emprende la búsqueda de quién acabó con su vida.

The Luxonomist: ¿Cómo llega a ti “Contratiempo”?
Jose Coronado: “Me llama Oriol Paulo. Después de trabajar juntos en “El cuerpo”, que era su ópera prima, los dos nos quedamos muy contentos no solo profesionalmente, sino también personalmente. Nos conocemos bien, tenemos una forma de trabajar muy pareja, sobre todo en la forma de construir los personajes y de contar las historias. Cuando me llamó para “Contratiempo” le dije que sí sin leer el guion”.

TL: ¿En serio? ¿Así sin red?
JC: Sí, como te lo cuento. Yo tengo directores con los que trabajarían sin preguntarles qué me tienen preparado. Con Urbizu, Alberto Rodríguez o con el propio Oriol Paulo. Son gente que, al mismo tiempo que admiro, los quiero personalmente y estoy para lo que me pidan. Cuando me he lanzado así, sin red, nunca me ha salido mal. Los actores debemos tener la humildad de confiar en gente así, porque son garantía de un buen producto. “Contratiempo” cuenta con muy buenas interpretaciones, pero es una película de director. Los actores lo que tenemos que hacer es trabajar mucho el papel, ensayar a conciencia y cargarte mucho del personaje para que, cuando llegue el momento de rodar, utilizar más que nunca la contención y dejar que la película se cuente sola.

TL: Le dices a Oriol que sí, antes de saber qué tenía preparado para ti, y cuándo te encuentras con Tomás Garrido ¿qué pasa?
JC: Pues le dije que era un cabrón (risas), porque Oriol me dijo que una de las razones de pensar en mí fue que Tomás tiene que ver mucho conmigo como persona. Por un lado me siento agradecido, porque Tomás es buena persona, un hombre que busca la justicia. Por otro lado, uno como actor siempre busca personajes alejados de uno porque son más fáciles. A mí me cuesta menos construir un personaje que nada tiene que ver conmigo, que uno al que tengo que darle algo de mi propia carne.

josé coronado contratiempo
“No es un personaje que a mí me haya aportado un plus porque tiene mucho que ver conmigo.”

TL: ¿Te ves reflejado en Tomás?
JC: Coincido con él a la hora de enfrentarme a un problema, que tiene a un hijo como centro. Yo soy padre, tengo familia, y me pongo en la tesitura de pensar cómo reaccionaría yo si matan a mi hijo. En ese punto, le entiendo muy bien. Tomás es inteligente y justo, pero no por ello cree en la justicia porque ve que, cuando ésta se mueve en ámbitos de poder, se paraliza. Él, con esfuerzo y humildad, intenta llegar adonde no llega la justicia y descubrir al malo.

TL: En esa convivencia con el personaje ¿qué te succiona Tomás y qué le da Jose a él?
JC: Yo le ha dado mi verdad y, si te soy sincero, no es un personaje que a mí me haya aportado un plus porque tiene mucho que ver conmigo. Sin embrago, sí me ha hecho valorar más lo que tengo, a mi familia, quererla y protegerla más para evitar pasar por situaciones límites.

TL: ¿Un personaje puede hacer recapacitar sobre la vida de uno?
JC: Sucede a veces porque lo que te hace es pensar muy mucho en el tema. Cuando para construir tu personaje tienes que darle mucho de ti mismo y poner, en este caso, a tu hijo en la balanza, esto te hace pensar y reflexionar mucho más sobre la familia y la paternidad.

josé coronadocontratiempo
“Es una película con 270 secuencias, que tiene una riqueza de ritmo impresionante.”

TL: ¿”Contratiempo” es un acertijo?
JC: Sí, es un juego que puede llegar a ser divertido, en el mejor sentido. Desde el minuto uno te ponen un muerto, un enigma e invita al espectador a solucionarlo. Al margen de que lo soluciones o no, la película va como un tiro y tiene una factura fantástica. Es una película con 270 secuencias, que tiene una riqueza de ritmo impresionante. Luego está el que te dejes sorprender, que poco a poco vayas atando cabos y viendo posibilidades para un desenlace. Es una película en la que uno puede llegar a sentirse detective y, tal vez, desvelar el acertijo antes del final. Si eso ocurre, se va a ir muy a gusto.

TL: ¿La clave está en que el espectador juegue y pueda adivinar ese final ¡espectacular e inesperado!?
JC: ¿Imaginabas el final?

TL: ¡Para nada! Y mira que, a base de ver cine, a veces nos adelantamos al desenlace. En este caso y, a pesar de haber visto giros parecidos en alguna película americana, ni me lo imaginaba..
JC: Pues ese es el mejor piropo que nos puedes decir. “Contratiempo” va en la línea de “El cuerpo” pero está triplicado el enigma en todo. Creo que ha sido muy importante que todos teníamos los personajes muy trabajados con Oriol, que es fantástico porque, al margen de tener las ideas clarísimas y soluciones para todo, te permite sugerir, te escucha con humildad e, incluso, te compra cosas y te deja abrir puertas que, a lo mejor, no se le habían ocurrido.

josé coronado
“Por las razones que sean, me siento muy respetado por estos chavales jóvenes, que vienen a trabajar conmigo”

TL: ¿Cómo fue tu “tour de force” con Mario Casas?
JC: Me llevé una sorpresa muy grata con él, la verdad. Nunca habíamos trabajado juntos, ni siquiera nos conocíamos. Había visto cosas suyas y me parecía un actor muy correcto, pero me impresionó mucho su disciplina, su humildad a la hora de trabajar y como actor, al tenerle enfrente, me di cuenta que es un tipo que sabe mirar muy bien, que escucha, muy generoso a la hora de compartir plano y ha sido un deleite haber compartido este trabajo con él. Tenemos una secuencia muy larga, de cinco páginas de guión, que para mí fue una delicia.

TL: ¿Te sientes maestro de estas nuevas generaciones de actores?
JC: Maestro no (risas), me siento veterano. Por las razones que sean, me siento muy respetado por estos chavales jóvenes, que vienen a trabajar conmigo. Siento un respeto que me gratifica mucho y, por lo tanto, lo que hace es multiplicar mi esfuerzo para darle lo que esta persona me está dando.

TL: Tal vez ese respeto es porque perciben que la vanidad nunca te ha rozado..
JC: Nunca, es cierto. Me conoces hace muchos años y sabes que, con el paso del tiempo, cada vez huyo más de toda esa estupidez de la vanidad. Lo que me gusta de mi profesión es convertirla en un oficio y ser una pieza más en el engranaje de un equipo.

jose coronado contratiempo
“Como persona no he cambiado mucho. He evolucionado, he madurado, pero sigo con los mismos principios”.

TL: Tiene mucho que ver que has llegado a esta profesión desde abajo..
JC: Sí claro, desde abajo y también porque he hecho mucho teatro, que es donde de verdad aprendes muchísimo. Me ha pasado mucho lo de jugar con los premios y esas cosas, pero al final te das cuenta que lo que me hace feliz es irme cada día a la cama con la satisfacción de haber hecho bien el trabajo y de haber sido un buen compañero.

TL: Los premios son gratificantes por el reconocimiento que conllevan, no?
JC: También son muy injustos. Son guindas que adornan la tarta, pero mi mayor premio es tener una carrera continuada y poder vivir dignamente de la profesión. Eso es lo mejor de todo.

TL: ¿Podrías vivir sin esto?
JC: Yo me veo aquí toda la vida. No sé si podría vivir sin esto, pero viviría diferente, con menos disfrute porque este trabajo es mi gran amor.

mario casas contratiempo
“Había visto cosas suyas [de Mario Casas] y me parecía un actor muy correcto, pero me impresionó mucho su disciplina, su humildad a la hora de trabajar”
TL: Sabes que hay vida más allá, verdad? (risas)
JC: Sé que la hay y la practico, lo que pasa es que la interpretación es mi medio de vida y me mejora mucho personalmente. Esta película, por ejemplo, ha enriquecido mis relaciones familiares. Cuando he hecho de homosexual, ha enriquecido mi relación con el mundo de la homosexualidad. Este es un oficio que impide que te vayas a casa vacío, siempre te llevas algo de tus personajes en la piel. Bien es cierto que tengo muy separada mi vida profesional de la personal. El tiempo que dure el rodaje, yo estoy metido en mi personaje. Y, cuando dicen ¡corten! hasta mañana, hay veces que ni me entero de lo inmerso que estoy en él pero, en ese momento, yo vuelvo a ser Jose y no me mortifico con lo que acabo de interpretar.

TL: Últimamente has tenido personajes muy intensos, que habrá sido difícil dejar en el set..
JC: Es cierto, pero yo lo consigo. Si no lo hago así ¡me volvería loco! Cuando me he llevado un personaje a casa ha sido a nivel estético. Cuando hice “El coyote” estaba siempre con el sombrero puesto para acostumbrarme a él y que, cuando tuviera que pasar por una puerta, no me diera con ella. Cuando hice de “Enrique VIII” me ponía su capa y la corona, comía vestido así para olvidarme luego de lo que es llevar una capa, sentir el peso del personaje pero olvidarte que estás disfrazado.

josé coronado
Jose Coronado junto a Amalia Enríquez.

TL: ¿Cuándo empieza uno a sentir el personaje?
JC: Empiezo a sentirlo en el set de rodaje, cuando empieza la acción. Otra cosa es entenderlo. Eso lo consigo desde mucho antes, desde el momento en el que leo el guion y empiezo a profundizar. Cuando dicen ¡acción! es cuando lo sientes y empiezas a jugar con el personaje.

TL: Cuando se llevan tantos años en una profesión como esta y te has metido en la piel de gente muy variopinta ¿Qué te tiene que seducir de un personaje para incorporarlo a tu ya larga lista?
JC: Que suponga algo de reto ¡siempre es interesante!, pero yo no me pongo a ver el personaje si antes no he visto la historia. Lo que se cuenta me tiene que seducir antes que mi propio cometido en ella y, luego, quien la cuenta. A partir de ahí ya comienzo a valorar lo mío.

TL: ¿Qué queda del Jose de la primera película en el actor consagrado de hoy?
JC: Como persona no he cambiado mucho. He evolucionado, he madurado, pero sigo con los mismos principios. Profesionalmente, sí hay otro actor muy distinto. He aprendido a manejar las herramientas de la interpretación. Doy gracias a la vida por haberme dado tanto, por haber puesto este trabajo en mi camino, que ha cambiado absolutamente esa vida y que no ha dejado aún de enriquecerla.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies