Cine

Moonlight, una de las favoritas para los Oscar

Una historia que refleja una reflexión personal y poética sobre la identidad, la familia, la amistad y el amor.

Amalia Enríquez. 09/02/2017

Ocho nominaciones a los próximos Oscar de Hollywood y críticas extraordinarias la avalan: “Una película enormemente emotiva”, “Una película de una belleza poco común”, “Una obra maestra”, “Cuando salimos del cine no éramos los mismo que al entrar” son algunos ejemplos del efecto que ha producido Moonlight en la prensa internacional.

Sinopsis: ‘Moonlight’ es una historia atemporal de relaciones humanas y autodescubrimiento que narra la vida de un joven que vive en los suburbios de Miami desde su infancia hasta la edad adulta. Un retrato vital de la vida afroamericana contemporánea que resuena por su profundidad y sus verdades universales. Moonlight’ es un drama inolvidable que engloba raza, sexualidad, masculinidad, identidad, familia y amor y que posiciona al guionista y director, Barry Jenkins, como uno de los cineastas estadounidenses más destacados por su capacidad para plasmar los sentimientos puros de anhelo y dolor, gracias a su evolución con el paso de los años.

Moonlight
“Moonlight” narra la vida de un joven que crece en los suburbios de Miami, desde su infancia, hasta la edad adulta.

Esta producción cuenta la historia de un joven en el extrarradio de Miami. Jenkins muestra hábilmente su vida a través de tres capítulos distintos: de ser un niño inseguro y vacilante a un adolescente amedrentado que lidia con su identidad sexual y, al final, se convierte en un hombre adulto. Los tres momentos clave de cada una de nuestras vidas, que son los que se unen para dar forma a nuestra identidad y definir nuestro destino. Moonlight’ fue concebido en una escuela de teatro como el proyecto de fin de curso del reconocido dramaturgo de Miami, Tarell Alvin McCraney. Casualmente, Jenkins creció en el mismo barrio donde McCraney creció y donde se desarrolla gran parte de la película.

escena cine
Los tres momentos clave de cada una de nuestras vidas, que son los que se unen para dar forma a nuestra identidad y definir nuestro destino.

Jenkins y McCraney no se conocieron cuando eran niños, pero sus años de formación fueron curiosamente similares. Asistieron a las mismas escuelas primarias y secundarias (a pesar de la diferencia de edad) y ambos se hicieron artistas para trabajar temas cercanos a sus propias experiencias, tratando asuntos como la identidad y la masculinidad. Ambos crecieron en hogares en los que sus madres se enfrentaban a una severa adicción a las drogas. La madre de Jenkins sobrevivió a su batalla y lleva siendo seropositiva 24 años, mientras que la madre de McCraney finalmente sucumbió al SIDA.

Una de las facetas más potentes de “Moonlight” es que la película fue concebida por un hombre heterosexual que trabajó a partir de un material enraizado en la experiencia personal de otro abiertamente gay. La identidad sexual no es el tema primordial de la película, ya que ‘Moonlight’ va más allá de las etiquetas y los eslóganes: cuenta una historia universal a través de las catárticas luchas personales de un joven. Su historia llega a las pantallas españolas este viernes, día 10.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies