La inquietante ‘Cura del Bienestar’

Dicen los entendidos que se va a convertir en una producción de culto. De momento hablamos con el director y su protagonista a ver qué piensan ellos...

Icono de fecha 23 Mar 2017 Icono de autor Amalia Enríquez
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Dicen los entendidos que se va a convertir en una producción de culto. Yo no me arriesgo a diseccionar nunca una película. Prefiero que cada uno vaya a la taquilla y se convierta en su propio crítico, así que dejo que seáis vosotros quienes la elevéis al Olimpo de lo selecto o la asentéis en el cajón de las prescindibles. No es una película que os vaya a dejar indiferentes, eso sí que me permito comentar.

Sinopsis: “Un joven y ambicioso ejecutivo de empresa (Dane DeHaan) es enviado para traer de vuelta al CEO de su compañía, que se encuentra en un idílico pero misterioso “centro de bienestar”, situado en un lugar remoto de los Alpes suizos. El joven pronto sospecha que los tratamientos milagrosos del centro no son lo que parecen. Cuando empieza a desentrañar sus terribles secretos, su cordura será puesta a prueba. De repente se encontrará diagnosticado con la misma y curiosa enfermedad que mantiene allí a todos los huéspedes, deseosos de encontrar una cura”.

d
Gore Vervinski y Dane DeHaan en la presentación de la película

Con el fin de promocionar la película, se acercaron a Madrid su director, Gore Vervinski, y el protagonista, Dane DeHaan, conocido por protagonizar la última campaña de moda de la firma Prada. Con ellos tuvimos una conversación para intentar comprender mejor los beneficios de esa cura, que es el centro de la trama argumental. Que sean ellos, arrastrando su particular jet lag, los que te animen a acudir al cine. A ver si lo consiguen…

The Luxonomist: ¿Con qué argumentos seduciríais al público para que vayan a la taquilla a ver ‘La cura del bienestar’?
Gore Vervinski: Es algo que no es fácil de expresar, no se puede decir así como así. No se parece en nada a lo que has visto en mucho tiempo. Va a ser una aventura salvaje, aterradora y no sabes nunca lo que va a suceder en cada momento pero, sea como sea, probad y ya veréis como merece la pena.

d
Es una historia impactante

TL: Sobre todo por los malos, malísimos… ¿Por qué siempre eligen a los mismos para esos papeles? Hay veces que, cuando ves el reparto, ya sabes quiénes van a ser los que nos harán sufrir.
“Yo he hecho de malo alguna vez” (risas), comenta Dane DeHaan. “No es cuestión de ocultar desde el principio quién es el villano”, asevera Gore Vervinski. “En esta película el caso es otro. Desde el principio se intuye. Es el culto a una personalidad extraña. Cuando el médico pregunta a un paciente ¿cuándo es la última vez que te sentiste bien? te das cuenta de que hay un precio a pagar. Los enfermos no se encuentran bien, pero hay esperanza. Es una especie de hipnosis lo que los mantiene ahí, en el balneario.

La película tiene un punto gótico oscuro
La película tiene un punto gótico

TL: Hay visiones recurrentes en esta película, sobre todo relacionadas con Stanley Kubrick ¿Ha sido algo inconsciente o muy meditado?
GV: Todas las películas de la era de los 70 se tomaban su tiempo para plasmar ese hechizo o encantamiento tan peculiar. A mí me habla de la sensación de lo inevitable, la cámara arrastrándose por todas las instancias persiguiendo al protagonista. Es como el olor de un perfume o sirena, que parece que no se van y te persiguen. Sin duda hay una inspiración en Kubrick, él fue un genio y referente indiscutible en este tipo de cine. Con él todo cobra sentido, todo es intencionado.

TL: Es decir, que la película bebe del cine gótico clásico…
GV: Diría mejor un gótico actual porque en el clásico, cuando se cierra el telón, hay una separación. En esta película hay algo que te está pasando a ti, es el diagnóstico de la condición humana. El paciente es el que está inmerso en una travesía de cura, pero tú al verlo te conviertes también en paciente.

d
El sanatorio esconde algo oscuro

TL: ¿Conseguirá el espectador sobrevivir al ambiente malsano que se respira en ese balneario, donde se practica esa hipotética cura?
GV: Ese ambiente es un personaje más, está listo para el diagnóstico del espectador. Si has conseguido reparar en ese aspecto envolvente ¡no lo hemos hecho tan mal! Creo que lo bonito e importante de esta película es que es original, de las que ya no se hacen, no hay un libro en el que se cuente la historia y tú la conviertes en ficción. Espero que esta película tenga efectos secundarios.

TL: ¿Quiere decir que haya una secuela?
GV: No, quiero expresar que espero que, diez días después de verla, sigas jodido. Ya sea por lo que te recuerda lo que has visto en ella sobre el agua o te recuerden algunas escenas a tu dentista...

La película no dejará indiferente a quien la vea
La película no dejará indiferente a quien la vea

TL: Sobre eso quería preguntarle a Dane. Sin hacer spoiler, ¿te han quedado ganas de volver a una revisión de la boca?
Dane DeHaan: Si te digo la verdad, cuando he ido al dentista o a darme un masaje turco después de haber rodado la película, la actitud ha sido distinta y la experiencia ya no ha sido la de antes. Y creo que la gente lo va a vivir de igual manera después de verla. Es inevitable que no te recuerde y afecte, pero no podemos contar nada para no descubrir la trama. Para mí ya será imposible ir a un spa sin pensar en ella.

d
Dane DeHaan antepone el cine a su trabajo para la moda

TL: ¿Qué encuentras en el cine que no te proporciona la moda?
DD: Lo que siempre me ha gustado en la vida es la interpretación. Siempre he querido ser actor y he puesto toda mi energía en ello. El destino puso en mi camino la oportunidad de hacer moda y la he aprovechado pero, en este momento de mi vida, las prioridades van orientadas a mi familia (estoy a punto de ser padre) y al cine. La campaña de Prada es algo genial y compatible con mi otra actividad profesional, pero no va a posicionarse a la cabeza de las elecciones. Con el paso de los años me ha dado tiempo de cultivar mi interpretación, que es a lo que me quiero dedicar en alma y cuerpo. Ese es mi arte, mi pasión y dedicarme a la moda haría que descuidara hacer películas. Es algo que no me planteo ni en sueños.

Jennifer Aniston y Justin Theroux a
guillermo-del-toro
Estreno de Cincuenta sombras liberadas
tarantino
Nike: La distancia se estrecha
Los cócteles también pueden ser 'eco'