El ‘Plan de Fuga’ de Luis Tosar y Alain Hernández

Solo ver a Luis Tosar, Javier Gutiérrez y Alain Hernández juntos en la pantalla, merece la entrada del cine.

Icono de fecha 27 Abr 2017 Icono de autor Amalia Enríquez
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Cuando hace unos días, antes de ver la película, pregunté a un compañero crítico qué le había parecido ‘Plan de fuga’, me dijo que era prescindible porque era más de lo mismo. Aun así, no bloqueó mi interés por verla. Puede parecer que ya la has visto, porque policías, ladrones, delincuentes varios y bancos es un tema bastante recurrente en la gran y pequeña pantalla, pero lo cuenta de otra manera, con otra perspectiva, lo que la hace diferente y con todas las papeletas para tenerla en el primer puesto de las prioridades de este fin de semana.

Sinopsis: En el corazón del banco Suizo hay una cámara acorazada inexpugnable. Un ladrón se alía con una banda de delincuentes para asaltarla. Un policía intenta detenerlos mientras avanza en una investigación llena de fango y dificultades. La entrada es difícil, el plan de fuga imposible. Ladrón y policía se desafían en un reto obsesivo donde nada es lo que parece.

Uno de los factores que más me influía para darle una oportunidad a la película, al margen del intento por quitármela de la cabeza, era comprobar el duelo interpretativo entre tres actores de raza, con un talento que te invita a verlos siempre. Alain Hernández, Luis Tosar y Javier Gutiérrez siempre obran el milagro de que te compense pagar la entrada para verlos.

Iñaki Dorronsoro, su director, tenía escrito un guión -desde hace años- que no gustaba a nadie. Un día le dijo un amigo que por qué no hacía una de robos, porque siempre son entretenidas. Desde ese momento, su imaginación se activó y, después de muchas vueltas, nació ‘Plan de fuga’.

“La realidad supera la ficción”, comenta. “Es una frase manida, pero no por ello menos cierta. Tenía algunas ideas de hacia dónde quería que se dirigieran mis personajes, pero lo primero que quise tener claro era el plan, y especialmente su desenlace, la fuga. Creo que los terceros actos, esos últimos treinta minutos de un largometraje, son especialmente delicados para la satisfacción del espectador. Una buena resolución del atraco era vital y para ello nada mejor que estudiar la realidad.

La resolución del atraco nos sorprenderá

Y realmente supera a la ficción. Huidas en zodiac por el alcantarillado de una ciudad. En helicóptero tras saquear una joyería… O, quizá la más esotérica, después de varias horas rodeando un banco, la policía entraba en la sucursal… sin encontrar a nadie. Demasiado para mí. Los elementos de inicio que elegí fueron más clásicos: entidad bancaria y robo en su cámara acorazada. En la concepción de la huida, en ese plan de fuga que no puede fallar, intenté ser más infrecuente”.

‘Plan de fuga’ es la historia de un ladrón que ingresa en una mafia para cometer un atraco. Técnicas de asalto y de huida, problemas inesperados, solución a cada una de las dificultades, pero también desencuentros personales. Situaciones de violencia donde se pone de relieve la crueldad de un mundo límite.

Luis Tosar, un monstruo de la interpretación

Es, también, la historia de un policía que persigue a un ladrón. Maniobras de vigilancia, tácticas de anticipación, estrategias al otro lado del tablero, pero también asfixia por la burocracia. Situaciones donde se pone en evidencia que el orden está controlado por el poder.

Dos mundos radicalmente separados donde, paradójicamente, sus antagonistas, ladrón y policía, se comprenden y respetan más entre ellos que con su entorno. Una estructura que, sencillamente siguiendo sus cauces más clásicos, te lleva a lugares interesantes, a una historia donde el bien y el mal no están profundamente definidos y, como en la vida misma, se reflejan de una forma imprecisa y difusa.

Alain selfie
rey tuerto portada
Dime cómo escribes por Whatsapp y te diré quién eres
4 bebidas para brindar con mamá