Centros Educativos

“No saber idiomas equivaldrá a no tener el graduado escolar”

Hablamos con el director general de Astex, una consultoría educativa especializada en asesorar sobre el aprendizaje de idiomas en el extranjero.

Nathalie Biain Ladera. 05/05/2017

Astex es una consultoría educativa especializada en asesoramiento de curso escolar en el extranjero, programas de idiomas y servicios lingüísticos para empresas y particulares. La compañía surgió como un proyecto pionero por dos hermanos, Vicente e Iñigo Álvarez-Valdés, este último con el cargo de director general de Astex, a quien entrevistamos para que nos detalle cómo se convirtieron en un referente líder en su sector en España, que en la actualidad disponen de un equipo de más de 400 profesionales.

Astex nació para ofrecer una educación diferente e internacional

The Luxonomist: ¿Cómo en el año 1986 sienten la necesidad de crear una consultora centrada en la educación internacional?
Iñigo Álvarez-Valdés: Desde muy pequeño he tenido la suerte de salir y estudiar en el extranjero y a través de mi propia experiencia comprobar la enorme importancia que tenía saber idiomas, y por tanto que ese iba a ser un sector económico con futuro. A partir de ahí cerramos acuerdos de representación exclusiva en España con algunas de las mejores escuelas de idiomas, colegios privados y universidades europeas y norteamericanas. Posteriormente, fuimos ampliando nuestro ámbito de actuación a otros idiomas y a otras zonas del mundo. La oferta de colegios y universidades en el extranjero es tan amplia que nuestro objetivo fue convertirnos en la consultora de referencia que asesorara de manera clara y personalizada a los padres sobre la oferta de centros en el extranjero. Una consultora que sirviera de puente entre las familias y los centros educativos  con el fin de ahorrar trámites y preocupaciones a los padres, desde cómo elegir centro y curso, hasta los requisitos de admisión y los imprevistos que puedan surgir durante la estancia en el país elegido.

Paralelamente, ese mismo año creamos nuestra propia escuela de idiomas en España, que posteriormente se especializó en servicios de formación a empresas “Astex Servicios Lingüísticos” que hoy en día es una de las primeras empresas de España especializada en formación de idiomas a grandes compañías nacionales como Repsol, BBVA, Iberdrola, Mapfre, El Corte Inglés…

Su oferta incluye experiencias en el extranjero para aprender idiomas ‘in situ’

TL: ¿Cuáles son los valores de trabajo de Astex?
IÁV: En Astex estamos convencidos de que la excelencia en nuestra oferta educativa y un trato personalizado hacia nuestro público son las claves de un buen trabajo. Gracias a esta auto exigencia de calidad constante, conseguimos la absoluta satisfacción de quien se decide a confiar en nosotros. Somos conscientes de que las experiencias en el extranjero pueden resultar difíciles y por eso nos ponemos en el lugar de clientes y alumnos para ofrecerles toda la información, el asesoramiento, las facilidades y un servicio de seguimiento y tutoría en el caso de los programas para niños en el extranjero.

TL: Aparte del inglés, ¿qué otro idioma es el más demandado? ¿Por qué?
IÁV: A gran distancia se encuentra el francés como segundo idioma, sobre todo para aquellos alumnos que ya cuentan con un buen nivel de inglés y quieren avanzar en el aprendizaje de idiomas. Seguido de alemán, italiano, portugués y chino.

El inglés es el idioma más demandado

TL: Un 35 % de los demandantes de cursos optan por programas especializados, ¿a qué se debe esto?
IÁV: La experiencia de aprender un idioma ya no está ligada únicamente al estudio de manera tradicional, haciendo hincapié, en ocasiones exagerado, en el aprendizaje de la teoría y la gramática. Porque cuando se usa un idioma en la realidad, se hace en otro contexto, hablando e interactuando. En este sentido, los programas especializados de idiomas con actividades en el extranjero aportan ese valor añadido que hace más fácil y ameno el aprendizaje. Dicen que el cerebro “aprende” cuando se emociona, y no se me ocurre una mejor manera de hacerlo que practicando el idioma en convivencia con nativos, en un país diferente y en situaciones que pueden resultar apasionantes, como la práctica de deportes, un curso de informática en una universidad de Estados Unidos o una inmersión en la cultura local de un país en una experiencia de voluntariado.

Se busca un buen nivel de idiomas y una experiencia personal gratificante

TL: ¿En qué consiste su programa de voluntariado? Y ¿qué público opta por ello?
IÁV: Nosotros al valor de ayudar a quienes más lo necesitan sin esperar algo a cambio, le añadimos tres valores adicionales. El primero es poder hacerlo en diferentes lugares del mundo como India, Nepal, Tailandia, Camboya o Filipinas que les enriquezcan culturalmente. El segundo, que puedan practicar inglés con el resto de voluntarios americanos e internacionales y el tercero de que el programa transcurra con unas  condiciones de seguridad e higiene mínimas, todo ello sin quitarle un ápice de crudeza a la realidad con la que se van a encontrar en cada destino.

Los participantes son jóvenes a partir de 16 años interesados en realizar labores humanitarias, tales como la reconstrucción de escuelas, llevar suministros médicos a aldeas rurales o crear programas educativos para huérfanos y jóvenes desfavorecidos. Todo esto, mientras practican inglés, hacen nuevas amistades y viven una experiencia enriquecedora que pueden añadir a su curriculum vital y profesional.

También ofertan formación para empresas

TL: Explíquenos, ¿qué diferencia hay entre estudiar un idioma en nuestro país o en el extranjero?
IÁV: Las diferencias entre ambas experiencias son infinitas, pero la principal es la que señalaba antes: el aprendizaje real y efectivo tiene lugar cuando no estamos realizando un denodado esfuerzo por aprender, cuando no resulta tedioso, cuando estamos viviendo una experiencia que nos aporta algo nuevo y emocionante. Y esto lo conseguimos con los viajes al extranjero, en los que se desarrollan habilidades y se crean nuevas formas de relacionarse y de entender el mundo.

TL: Muchos españoles aseguran tener un nivel de inglés intermedio en sus CV pero el último estudio publicado por el CIS afirma que solo uno de cada diez españoles domina el inglés. ¿Qué opina sobre esto?
IÁV: El problema de España es que el nivel de inglés que se evalúa en los colegios no es el que demanda el mercado laboral. Por ponerle un ejemplo, la mayoría de alumnos con un sobresaliente en inglés en segundo de Bachillerato, no pasaría las pruebas de admisión de trabajo de cualquiera de las empresas del IBEX. En general el gran déficit viene en las habilidades de comprensión y sobre todo de expresión oral.

Por ello, aquellos alumnos que cuentan con niveles de C1 (equivalente al nivel Advanced de Cambridge) gozan hoy por hoy, de una importante ventaja competitiva en el mercado de trabajo actual. Dentro de no mucho tiempo (si no está ocurriendo ya) no saber idiomas prácticamente equivaldrá a no tener el graduado escolar.

Asesoran sobre todo tipo de temas relacionados con el estudio de idiomas en el extranjero

TL: ¿Desde qué sector se demanda más?
IÁV: Prácticamente todos ya que la economía hoy está más globalizada que nunca, tenemos clientes del mundo financiero, de la distribución, del sector energético, despachos de abogados, constructoras…

TL: Y, para terminar, ¿cómo cree que será la demanda de idiomas en los próximos cinco años?
IÁV: A parte del inglés, cuya demanda se mantendrá porque se continuará hablando en los cinco continentes y en los países más poderosos, y el francés; por su cercanía e influencia en sectores como la gastronomía o la moda, otros idiomas como el chino mandarín, el alemán, portugués brasileño o el árabe están cobrando cada vez mayor importancia y despertando más curiosidad dada la coyuntura económica internacional actual y las tendencias para el futuro.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies