Cine

Fassbender: “Puede que los aliens ya estén entre nosotros”

Ridley Scott se atreve, 40 años después, con otra secuela de la mítica saga de ciencia ficción y terror.

Amalia Enríquez. 11/05/2017

Las segundas partes, secuelas, continuaciones o como cada uno quiera definirlas, tienen un gran riesgo. Si la primera entrega ha sido un éxito sin precedentes, superar las expectativas creadas es tarea de jabatos. Casi cuarenta años después de ‘Alien, el octavo pasajero’, Ridley Scott, que no conoce mediáticamente el terror que él creó en ella y sus posteriores producciones, se atreve a probar, de nuevo, fortuna en taquilla y en la memoria colectiva con ‘Alien: Covenant’ (sexta entrega de la franquicia y secuela de ‘Prometheus’).

Tengo que reconocer que mi valor tiene un límite. Este tipo de películas, por mucho que formen parte de la leyenda colectiva, no están entre mis preferencias. Sin embargo, siempre hay que buscar un aliciente en ellas para que no se te corte la digestión. Mi remedio, en este caso, ha sido Michael Fassbender. Presente en ‘Prometheus’, la precuela de este ‘Alien: Covenant’, el actor alemán interpreta a un sintético, a un ser “no humano”.

Los protagonistas de la película durante su presentación

The Luxonomist: Asumiendo que tienes absoluto conocimiento del mundo de los robots, ¿crees que estos “seres” van a arruinarnos la vida?
Michael Fassbender: Pues ¡no lo sé! La verdad es que creo que se nos da muy bien hacerlo nosotros mismos. Sí es cierto que cabe la posibilidad de que puedan poner en jaque nuestra posición, porque pueden llegar a ver que ponemos en peligro, efectivamente, un planeta en armonía y saludable.

TL: En la película estamos en el año 2104.  ¿Crees que pueden existir ese tipo de viajes y situaciones en un futuro real?
MF: Creo que la colonización es una posibilidad real. La pregunta es dónde. Creo que todos somos conscientes de la posibilidad de vida en Marte. El problema son las distancias. Hasta que no sepamos cómo alcanzar la velocidad de la luz, no veo solución.

El futuro puede estar más cerca de lo que pensamos

TL: Mi dosis de valor tiene un límite y no la gestiono muy bien en este tipo de películas. ¿Qué debería hacer la gente con las mismas limitaciones?
MF: (Risas) No lo sé. Te convencería diciéndote que es entretenida, que de vez en cuando viene bien un buen susto, despertar tu interés por el espacio, ver la relación que podamos tener con la inteligencia artificial y nuestros orígenes. Saber de dónde venimos es interesante y podría ser perfectamente una película para ti, si la miras desde ese punto de vista.

TL: La mayoría de los actores dicen que les seduce más hacer de malos porque exploran aspectos que no siempre están a su alcance…
MF: En general es más divertido. Los personajes más oscuros, más siniestros, son muy interesantes porque tienen más cosas que contar. El tema de la motivación es muy interesante porque hace que las facetas de su personalidad tengan más capas y matices. En general, esos personajes son los que tienen más influencia sobre la historia. Suelen brindarte muchísimas posibilidades.

Según Fassbender, hacer de malo tiene su punto

TL: ¿De verdad buscáis en vuestro interior un cierto punto de maldad?
MF: En cierta medida. Es interesante esa autoexploración, no por el hecho de que sea más oscuro el tema de las adicciones, de las emociones, del amor. Para mí todo es interesante, porque nos permite ver cómo somos los seres humanos por dentro.

TL: ¿Crees, como el director Ridley Scott, que los aliens están ahí fuera y van a venir a por nosotros? ¿Por qué están tan de moda las películas de ciencia ficción: por miedo, por inquietudes?
MF: No es nada nuevo. Realmente, la ciencia ficción es un tema que venimos viendo en el cine desde los años 30/40. Al igual que todas las civilizaciones aztecas, cuando miramos la historia el hombre ha estado siguiendo las estrellas, buscando nuestro lugar y la relevancia de nuestro papel. Yo creo que puede que ya estén los alienígenas entre nosotros ¿por qué no? No creo que sea una idea muy descabellada. Lo que sí que creo es que no estamos solos en el universo. Seguro que hay otras especies y vida en otras galaxias, en otros planetas.

El elenco de la película al completo

TL: Antes decías que nosotros ya nos valemos solos para arruinar la vida. ¿Crees que el maltrato que le damos a la Tierra nos puede llevar a buscarnos la vida en otro planeta?
MF: Creo que la historia nos muestra que, tanto los líderes políticos del mundo como cualquier ciudadano de a pie, no cuidamos lo nuestro y este planeta está sufriendo daños irreversibles. Estoy convencido de que podemos y estamos en condiciones de crear inteligencia artificial que luego pueda causar nuestra destrucción. La idea de buscar un futuro mejor en otro planeta, creo que ya es algo que se está cociendo. Lo bonito de esta película es que, no solo muestra la naturaleza más oscura, destructiva y siniestra del ser humano, sino también cualidades positivas como pueden ser el valor, la esperanza, el amor, la unidad y fraternidad entre las personas. Con esto es con lo que podemos quedarnos.

 

Sinopsis: Rumbo a un remoto planeta al otro lado de la galaxia, la tripulación de la nave colonial Covenant descubre lo que creen que es un paraíso inexplorado, pero resulta tratarse de un mundo oscuro y hostil cuyo único habitante es un “sintético” llamado David (Michael Fassbender), superviviente de la malograda expedición de Prometheus.

Posiblemente, quienes están/son un tanto ajenos a los términos cinematográficos no saben a qué se refiere un director cuando dice ‘clarete’. No es una variedad de vino, sino la manera de denominar la sangre en el cine. “Vamos a realizar una dura película, no apta para menores. Vamos a necesitar mucho clarete”, le dijo Ridley Scott al productor de ‘Alien: Covenant’. “Y vamos a matar a todos de miedo”.

A buen seguro que lo ha conseguido. La tensión, angustia, inquietud, desasosiego y todos los sinónimos que se os ocurran y existan son válidos para describir lo que ocurre desde el primer plano hasta el epílogo de la historia. Si consigues llegar al final, debe tranquilizarte saber que has superado los límites de tu valor y que, con casi total seguridad, tu corazón está a prueba de muchos sustos.

El director Ridley Scott rodando una de las escenas del film con la actriz Katherine Waterston

‘Alien, el octavo pasajero’ sigue siendo un portaestandarte del género de terror, una película psicológicamente tensa, incómoda y claustrofóbica, tan espectral y eficaz como la bestia pulcra y viciosa que, por primera vez, acosó a Ellen Ripley y a la tripulación de la nave estelar Nostromo. En ‘Alien: Covenant’, Scott recupera el mismo ambiente de peligro y terror constantes, ofreciendo nuevos datos que añaden riqueza y profundidad a la mitología de Alien. “Uno no puede ser continuamente perseguido por un monstruo en un pasillo; acaba siendo aburrido”, dice Scott. “Se me ocurrió que nadie había hecho la pregunta de quién hizo esto y por qué. Uno puede decir qué monstruos, dioses o ingenieros del espacio exterior lo inventaron. Pues no lo hicieron. Este ‘Alien: Covenant’ le va a dar la vuelta a ese concepto”.

 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies