En el deporte más que nunca, ¡Girl Power!

Revalorizar el papel de la mujer en la sociedad a través del deporte, una decidida apuesta para apoyar el deporte femenino en España.

15 May 2017 Agustín Castellote

Según la última encuesta de hábitos deportivos que se elabora cada cinco años por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el 48 % de las mujeres españolas practican deporte, frente al 59 % de los hombres. Unos datos que evidencian el gran avance de la mujer en los últimos años en el mundo del deporte, que hace que la brecha cada vez sea menor en cuanto a la participación, pero que refleja también varias desigualdades.

En primer lugar, el número de licencias federativas, 22% de mujeres (750.000) frente al  78% hombres (2.700.000); en segundo lugar, los puestos de responsabilidad, ya que de las 65 federaciones deportivas que hay en España, 63 están gobernadas por hombres y sólo dos, Salvamento y Socorrismo y Vela, las dirigen mujeres. Por último lugar, el tratamiento del deporte femenino en los medios de comunicación sigue siendo minoritario.

Embajadoras de Universo Mujer

Ante esta situación, el Consejo Superior de Deportes, junto al Comité Olímpico Español, está impulsando el proyecto integral ‘Universo Mujer’, por el que trata de desarrollar un cambio en el estilo de vida de los españoles, sobre seis grandes pilares de actuación:

  1. El liderazgo de la mujer en la sociedad.
  2. La formación como elemento de excelencia para las deportistas.
  3. El rol de la deportista española en la historia.
  4. Responsabilidad social y la importancia de la mujer en estos proyectos.
  5. Plan deportivo desde la base a la élite.
  6. Acciones de comunicación y promoción del valor del deporte femenino y sus logros.
Ruth Beitia y Mireia Belmonte fueron medallistas en Río

Se trata de un proyecto que busca visibilidad y repercusión de la mujer en el deporte, amparado por unos resultados que superan proporcionalmente a los conseguidos por los hombres y a una serie de deportistas que desde su atalaya han tomado la bandera de la reivindicación. Mujeres como Ruth Beitia (salto de altura), Mireia Belmonte (natación), Carolina Marín (bádminton), Ona Carbonell (natación sincronizada), Jennifer Pareja (waterpolo), Laia Sanz (trial) o Vero Boquete (fútbol) son las encargadas de que ese impulso que la mujer ha dado en  su intención de equipararse al hombre en cuanto a participación, se vea recompensado en los otros aspectos, donde las distancias siguen resultando abismales.

Laia Sanz y Vero Boquete destacan en sus disciplinas

La no discriminación por razón de sexo y la igualdad entre mujeres y hombres es un derecho constitucional, pero todavía falta mucho para esa pretendida igualdad. En los últimos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pese a que el número de hombres superó al de mujeres en la delegación española, las chicas consiguieron 9 medallas frente a las 8 logradas por ellos. Con todo esto cuesta creer que por cada minuto destinado al deporte femenino en televisión se emitan 25 minutos de deporte masculino y aún exista una enorme desproporción en presupuestos, sueldos e inversiones entre el deporte de hombres y mujeres.

Carolina Marín es campeona mundial de bádminton

Este es el motivo principal por el que el Gobierno declaró de excepcional interés público el programa ‘Universo Mujer’, que invita a empresas y entidades como Iberdrola, pionera en esta carrera, a obtener deducciones de hasta un 90% de las aportaciones que realicen para apoyar, fomentar y promover el deporte femenino.

Pero saben que no se lo van a poner nada fácil y que el camino está lleno de obstáculos. La pasada semana los equipos femeninos de hockey hierba denunciaban en una carta abierta, que apenas han tenido recorrido en los medios de comunicación. Hablaban del trato discriminatorio y la enorme desigualdad que sufren en esa “búsqueda de una sociedad igualitaria” que les obliga a organizar sus partidos decisivos en días laborables y a las 11 de la mañana, lo que las coloca en una situación de clara desventaja, dada su condición de deporte amateur.

Ona Carbonell y Jeniffer Pareja son embajadoras del deporte femenino

El dinero es un capítulo determinante en el nuevo escenario que se pretende conseguir, pero junto a ello, concienciar de que existen otras vías, otras iniciativas y nuevas posibilidades, también es tarea de todos. En un mundo en el que los ídolos deportivos tienen una importancia innegable, son referentes sociales y modelos a seguir, lograr que no se produzcan efectos discriminatorios por razón de sexo resulta importante para que las sociedades sigan avanzando.

¿Qué época del año es mejor para operarte?
De reinas y pelos