Macron estrena cochazo

El nuevo mandatario francés utiliza en primicia un vehículo personalizado de la firma de lujo francesa DS Automobiles

17 May 2017 Eugenia Marcos

Se presentó en sociedad hace dos meses en el Salón de Ginebra con gran expectación por ser el primer vehículo SUV de la marca y aunque los primeros pedidos aún no han salido de fábrica, se ha hecho una excepción con el recién elegido presidente de la República francesa, Emmanuel Macron. En su primer desplazamiento oficial, el mandatario ha elegido el nuevo DS 7 Crossback ‘Présidencial en una versión totalmente personalizada gracias al trabajo de ingenieros y artesanos de la única firma de lujo que existe en el mercado de automoción francés.

En su recorrido por los Campos Elíseos pudimos comprobar que el vehículo está dotado de todos los elementos necesarios que requiere el uso presidencial: techo completamente retráctil para que Macron pueda saludar a los ciudadanos, porta banderas, emblemas de la República Francesa tanto en el exterior como en el interior…

El DS7 es un coche personalizado

Meses antes de su comercialización, prevista para enero de 2018, esta primera unidad que circula del DS 7 Crossback es de color azul tinta, con el interior de cuero negro y llantas de 20 pulgadas con elementos personalizados en dorado.

El coche es perfecto para uso presidencial

Tampoco le faltan detalles de la más puntera tecnología, uno de los valores añadidos de DS Automobiles, como connected pilot, que permite distintos niveles de conducción autónoma o active scan suspension, que permite al automóvil, gracias a varias cámaras, conocer el tipo de terreno antes de circular por él y en caso necesario cambiar automáticamente de suspensión. De esta forma la conducción es una experiencia placentera y sin sobresaltos.

De Gaulle salvó su vida gracias a un DS 19

De nuevo, DS Automobiles se convierte en la marca de automoción presidencial en Francia. De hecho fue un DS 19 el que salvó la vida de Charles De Gaulle y su esposa en el atentado que sufrieron el 22 de agosto de 1962.  Más de 200 balas impactaron en el vehículo del presidente (que no llevaba carrocería blindada) y que reventaron sus neumáticos. No obstante, la pericia del chófer y la suspensión hidroneumática permitieron la rápida huida a pensar de tener las ruedas destrozadas.

Detalles dentro y fuera del vehículo

Ahora, el vehículo del presidente Macron está expuesto en el DS World de París, la flagship de la firma ubicada en plena milla de oro del shopping  en la ciudad del Sena (33 rue FranÇois 1º) para el deleite de curiosos y aficionados al mundo del motor.

Camisa de manga corta, ¿cómoda y elegante?
¿Sabes cómo acceder a las nuevas profesiones?