Bebidas

Fútbol y vino: el matrimonio perfecto

Fútbol y vino unen sus fuerzas para conquistar un mercado cuyo negocio sitúa a España a la vanguardia del mundo.

Agustín Castellote. 29/05/2017

La industria vitivinícola es un activo estratégico esencial para España; uno de los mercados más emblemáticos que sitúan a nuestro país como líder mundial en exportación de vinos, alcanzando una gran relevancia, tanto en el terreno económico como en el social y cultural. 800 millones de litros de vino se consumen en España cada año y cerca de 24 millones de hectolitros se exportan al extranjero (189 países) con un volumen de negocio de 2.633 millones de euros, según datos del Observatorio Español del mercado del vino (OEMV).

El vino y el fútbol se unen para promocionarse juntos

En la búsqueda de nuevos desafíos y en la necesidad de reforzar políticas activas que alimenten el sector, la industria del vino se ha propuesto cortejar al mundo del fútbol; una prometedora alianza que empieza a dar sus frutos en un mercado de feroz competencia en España, donde conviven 20.000 marcas diferentes y más de 4.000 bodegas.

No podemos decir que la relación fútbol y vino sea algo nuevo. Ya, hace 14 años, el Real Madrid llegaba a un acuerdo con la bodega berciana de Martínez Yebra para crear el “vino del Real Madrid» un caldo tinto, variedad Mencía y un godello blanco de los que se elaboraron 200.000 unidades el primer año. Las botellas llevaban el escudo del equipo blanco y al margen de su comercialización, el acuerdo incluía que el vino se sirviera en todos los actos organizados por el club y fuera vendido en sus tiendas oficiales.

Vino Real Madrid

Otros equipos como el Betis (Lator Import), Athletic de Bilbao (casa de Haro) o Atlético de Madrid, que incluía en su oferta un crianza y un reserva pertenecientes a la denominación de origen Ribera del Duero, llegaron a acuerdos con grandes bodegas dispuestas a seducir al popular mercado futbolístico. Los últimos en llegar a acuerdos para vender licencias de comercialización y expandir los vinos con el nombre de los clubes han sido el FC Barcelona y la propia liga de fútbol profesional.

El Barcelona acaba de firmar un contrato con la bodega argentina “estancia Mendoza “ para desarrollar la nueva línea de vinos de alta gama, dirigido a un público muy específico. Se trata de una colección de cuatro botellas: Reserva Cabernet Sauvignon, Reserva Malbec, Reserva Malbec Premium y Pinot Noir (entre 150 y 350 euros) de los que se han elaborado 200.000 botellas con una inversión de 20 millones de dólares.

En el caso de la liga de fútbol profesional, entidad que agrupa a todos los clubes españoles que participan en las categorías profesionales de primera y segunda división, el acuerdo se firmó con la bodega “Hacienda y viñedos Marqués de Atrio“ cuyo accionista de referencia es Changyu Pioneer Wine, principal grupo vinícola de China y cuarto del mundo, y por el cual Marqués de Atrio (Navarra) se convierte en patrocinador en exclusiva de la liga española en el mercado del vino, con vigencia en España y China.

Pero no solo a título colectivo el vino seduce al mundo del fútbol; a nivel individual, jugadores en activo y muchos ex futbolistas se han sentido atraídos por el sector vitivinícola. Emilio Butragueño, Michel Laudrup (encargado de la comercialización y distribución de vinos españoles en su país de origen, Dinamarca), Pirlo (propietario de la bodega Pratum Coller en Brescia), Ronaldo Nazário (bodega Cepa 21), Beckenbauer (presidente honorario del Bayern Munich, quien recientemente ha adquirido una bodega en Sudáfrica) o el mismísimo Leo Messi, cuya fundación tiene acuerdos comerciales con “Bodegas Bianchi“ la empresa vinícola argentina que exporta sus caldos a más de 25 países.

Quizá el caso más conocido en España es el de Andrés Iniesta, el héroe del fútbol español con el gol en la prórroga que otorgaba a España el campeonato del mundo en 2010, y que es el dueño de «Bodegas Iniesta“. Es un negocio familiar de vinos en la localidad albaceteña de Fuentealbilla, con denominación de origen Manchuela, que inició su aventura en los años 90 con una plantación de 10 hectáreas y que hoy suma 120 hectáreas de viñedos de variedades autóctonas – con vinos jóvenes y atrevidos – e internacionales, de denominación de origen. Vino y fútbol, una extraña relación comercial, cargada de intereses económicos, pero que sirve para poner en valor dos productos de extraordinaria relevancia en España y en el mundo.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies