Fashion

¿Cómo evitar las malas miradas en bañador?

El bañador o bikini expone el cuerpo a la vista de todos. Dependiendo del diseño que usemos manifestamos, consciente o inconscientemente, cuál es nuestra intención.

Lourdes Delgado. 06/07/2017

Sería interesante dar en el clavo en los motivos de las malas miradas en traje de baño. Con este artículo solo pretendo facilitar la reflexión sobre las miradas que generan las mujeres y los hombres en traje de baño. Las piscinas y las playas en el periodo estival se llenan de infinidad de modelos que desafían a la estética, el buen gusto y la ética. Justamente en base a estos argumentos infinidad de hombres y mujeres someten su cuerpo a la exposición de miles de miradas. Tendríamos que preguntarnos ¿por qué lo hago? ¿por qué me gusta provocar?

¿Qué efecto tienen esas miradas? No vale responder: si molesta que no miren. Sabemos que las miradas son diferentes dependiendo de su origen masculino o femenino. Es evidente que la mirada masculina posee una importante carga de excitación, y las mujeres no podemos funcionar como si esto no ocurriese.

Fotos: Lisa Maree Williams/Getty Images

Es muy importante la correcta elección del modelo de traje para el baño para no caer en la vulgaridadEn consecuencia, tanto para hombres como para mujeres, descuidar este aspecto cae en el territorio de lo vulgar. He encontrado una definición de ‘vulgar’ que me ha convencido bastante “Toda vulgaridad obedece a la incapacidad para ofrecer resistencia a un estímulo“.  Y es que como opina Torralba, “una persona que cultiva la inteligencia espiritual toma distancia de cualquier estímulo”.( 2011, p. 281). Lógicamente, teniendo en cuenta la libertad de las personas, es muy recomendable facilitar la toma de distancia ante los estímulos, de ahí la importancia de una correcta elección del modelo de traje para el baño.

El mismo autor comenta que tener todas las puertas (del cuerpo y del espíritu) abiertas, o el estar en todo momento pronto a precipitarse sobre los otros es una expresión de atrofia espiritual, al igual que el gusto por lo chabacano, lo trillado, lo soez y lo burdo es una “consecuencia directa de la falta de inteligencia espiritual“. Un ser cultivado espiritualmente se protege de la estupidez, y busca las experiencias bellas y los lugares donde pueda crecer en sabiduría.

Fotos: Lisa Maree Williams/Getty Images

El bikini, habla de forma diferente en la playa que en un local nocturno (Squicciarino, 2012). La anemia espiritual que domina nuestra sociedad, puede que tenga algo de pérdida de valores éticos, pero sobre todo lo que supone es un problema educativo. El ocio vacacional ha de ser una manifestación y una continuidad del proyecto personal. No podemos perder el norte cuando aterrizamos en las vacaciones.

Las malas miradas o miradas poco rectas son una forma de invadir la vida ajena, manifestación de anemia espiritual. Por otra parte, la tendencia morbosa a invadir la vida ajena, y las malas miradas o miradas poco rectas son una forma de invadir la vida ajena, y por lo tanto manifestación de anemia espiritual. El cuerpo no es solo una realidad material, sino el instrumento del que nos valemos para actuar y crear. El cuidado y la ejercitación del cuerpo realizados conforme a un plan y con vistas a unos objetivos determinados, contribuye a que pueda llegar a ser lo que está llamado a ser. Y solo se alcanzará si lo realiza de acuerdo con los fines e ideales que se establecen desde la inteligencia que es la que impulsa y guía la vida de la persona.

Fotos: Lisa Maree Williams/Getty Images

El dominio del cuerpo es manifestación del dominio del espíritu. El cuerpo es la expresión y el instrumento de la inteligencia, por lo que, una persona espiritualmente enérgica obtiene de su cuerpo, incluso contra la resistencia de éste, cuanto necesita de él para realizar una tarea. Y es que el dominio del cuerpo es manifestación del dominio del espíritu. Quien domina uno, lo hace también con el otro.

Una persona espiritualmente enérgica obtiene de su cuerpo, incluso contra la resistencia de éste (Torralba, 2012). Con frecuencia nos quejamos de la falta de dominio personal que detectamos en la sociedad. Seguro que damos vueltas a la cabeza, sobre posibles soluciones. Lo que sí está claro, es que la comunicación no verbal proporciona una información de ida y vuelta, fenómeno por el cual el emisor comprende la forma en que los demás descodifican el mensaje e informa de los cambios de características en el desarrollo de las relaciones interpersonales. (Nicola Squicciarino, 2012, p. 19).

Fotos: Lisa Maree Williams/Getty Images

Los criterios de decodificación en relación con los distintos elementos del vestido se deducen solo a través de determinados contextos de comportamiento (el bikini, habla de forma diferente en la playa que en un local nocturno), los significados del aspecto externo varían en función del modelo sociocultural al que pertenece.

O en palabras de Umberto Eco:Lleva minifalda: es una chica ligera (en Catania, Sicilia). Lleva minifalda es una chica moderna (en Milán). Lleva minifalda es una chica en París)”. En Hamburgo, en el Eros: lleva minifalda quizás sea un chico” (Nicola Squicciarino, 2012, p. 40).

Fotos: Lisa Maree Williams/Getty Images

El vestido es la mayor modificación experimentada por el hombre social. Con palabras de Balzac, “el vestido es la mayor modificación experimentada por el hombre social, pesa sobre toda su existencia “(Nicola Squicciarino, 2012, p. 41); esta expresión es válida para el traje de baño, ya que expone el cuerpo a la vista de todos, y depende del diseño que usemos manifestamos consciente o inconscientemente si buscamos sexo o no, y el tipo de sexo que buscamos. Aunque esta afirmación resulte un poco provocadora, seguro que servirá para pensar, si buscamos destacar o disimular el cuerpo a la hora de seleccionar nuestro traje de baño.

Referencias: *Squicciarino, N. (2012). El vestido habla. Madrid: Ediciones Cátedra. *Torralba, F. (2011). Inteligencia espiritual (Cuarta). Barcelona: Plataforma Editorial.

Subir arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies