1902, un vino que te bebe

Mil novecientos dos cuenta la historia de una viña de cariñena plantada en ese año por la familia Doix.

Icono de fecha 11 Jul 2017 Icono de autor Isabel Chuecos-Ruiz
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

La familia Doix, tras cinco generaciones de viticultores, sigue trabajando con cariño sus viñas de garnacha y cariñena, ininterrumpidamente, desde 1850 en tierras Prioratinas. Mas Doix es un proyecto que se inicia en 1998 cuando la familia decide dejar de llevar sus uvas procedentes de viñas viejas a la cooperativa de Poboleda y empezar a hacer su propio vino bajo la D.O.Q. Priorat.

Se puede visitar la bodega Mas Doix con cita previa

Así que la familia se pone manos a la obra en Poboleda, que es la parte más nordeste del Priorat protegida por la Sierra del Montsant. La familia, compuesta por Josep Maria Doix y los hermanos Valentí y Ramon Llagostera inician su proyecto elaborando la primera añada en 1999 de Doix, ya en el año 2000 incorporan Salanques, en 2007 añaden Les Crestes y en 2009 completan su portfolio con el maravilloso 1902. Cuatro vinos muy diferentes pero con un mismo estilo, ese que remarca la frescura y profundidad que les caracteriza.

En 2009 salió de venta al público la primera añada

Dicen que cada vino expresa la filosofía de quien lo hace y, efectivamente, 1902 es la máxima expresión de las cariñenas centenarias posfiloxera que plantaron ese mismo año. Como comentaba, 2009 fue la primera añada que salió al mercado de 1902, una serie limitada de tan sólo 840 botellas numeradas que la familia Doix embotelló como preludio de lo que va a ser en un futuro próximo, uno de los vinos más expresivos y refinados de esta renombrada región del Priorat.

Vallentí LLagostera, Mas Doix

Sandra Doix, la enóloga, me comenta los bajos rendimientos que produce esta pequeña parcela de menos de una hectárea con tan sólo 300 gramos de uva por vid destinados exclusivamente a la preciada cuvée 1902. Taninos suaves, frescura y concentración, cualidades todas ellas que describen un vino sutil y elegante cuya mineralidad enraíza con el suelo de licorella del que proviene. 1902 se fermenta en tanque con una maceración larga, seguido por el envejecimiento en barricas nuevas de roble francés de grano fino durante 16 meses.

En 2014 se convirtió en vino revelación en la guía Peñín

Se prevé una evolución del vino en botella de unos 30 años. 1902 es un vino con alma para celebrar esos pequeños triunfos personales que de vez en cuando suceden en nuestras vidas.

Las puntuaciones acumuladas de este gran vino, que fue en 2014 vino revelación en la guía Peñín son:

Centenary Carignan

1902 cc 2012 – Wine Spectator 93 puntos

1902 cc 2010 – International Wine Cellar – 94 puntos

1902 cc 2009 – Wine Advocate 97 puntos

1902 cc 2009 – Jancis Robinson 19/20

Inspírate en la reina Letizia para ir a trabajar
Pronovias cambia de dueño