Las velas preferidas de Cristiano Ronaldo ¡se pueden comer!

El futbolista es fan de Baobab que no tiene dos piezas iguales por su proceso de producción 100% artesanal.

Icono de fecha 13 Jul 2017 Icono de autor Eugenia Marcos
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

El vidrio está soplado a mano en Polonia, las mechas son de algodón egipcio y la parafina que se utiliza, en caso de comerla accidentalmente, no provocaría ninguna intoxicación. Es la misma que se utiliza en cosméticos, productos farmacéuticos y confitería. Las fragancias se desarrollan en la localidad francesa de Grasse, un referente en la perfumería mundial, y el etiquetado se hace cuidadosamente uno a uno a mano. Son muchos detalles los que hacen que las velas de la firma Baobab sean consideradas un verdadero artículo de lujo.

Las velas Baobab se venden a partir de 60 euros.

Los consumidores exigentes a los que les molesta un olor artificial, que saben distinguir una buena vela de la que no lo es (los tiempos de combustión, la manera en la que se funde la cera, durabilidad de la mecha…) tienen en su casa una creación única de esta marca belga que ensalza el buen hacer en cada uno de los pasos de su proceso de creación. Por ello, la parafina  procedente de Alemania se vierte a mano y en varias fases (así se asegura que la combustión sea homogénea). Basta saber, como ejemplo de su laboriosidad, que una vela “maxi max” requiere de cuatro momentos de vertido repartidos en 48 horas.

El vertido de la parafina es totalmente manual y se realiza en varias fases en Europa

Son detalles que dan un valor extra al producto, en este caso unas velas que no faltan en las distintas casas del futbolista Cristiano Ronaldo. Sobre la mesa del comedor, en una estantería al lado del equipo de música o sobre un aparador, las inconfundibles velas premium que se venden a partir de 60 euros son perfectamente reconocibles en sus fotos de redes sociales.

El portugués tiene en sus casas velas Baobab de distintas colecciones

Cada vela cuenta una historia a través de su estética y fragancia. En 2002 se crea Baobab Collection, ediciones únicas que comenzaron en 2002 con la sabana de Tanzania como fuente de inspiración. La colección Mikea es una oda a las antiguas tribus de Madagascar con aroma de vetiver y hojas de menta, que recuerdan a la flora que se encuentra en el interior de un importante parque de la isla en peligro de extinción.

El envase de la colección Coral Trilogy sirve como decoración una vez terminada la vela

Coral Trilogy consta de  tres velas nombradas según la mitología griega: Perseus, Poseidón y Andromeda. Sus envases de cristal con ilustraciones de corales de distintas tonalidades son perfectamente reutilizables como elemento decorativo una vez finalizada la vela. Y es que han sido diseñados por Cyril Destrade, que también trabaja para Hermes. Cada modelo está disponible en varios tamaños. El más pequeño tiene una duración aproximada de 60 horas.

Loewe bolso gate a
tinte-revolun
Da g
meghan-markle-portada-cardiff
Disfruta del amor de verano sin comerte la cabeza
Letizia conquista Londres