La verdad sobre el amor está en Montauk

Regreso a Montauk indaga en la eterna pregunta de si estamos con la persona adecuada o dejamos pasar un amor perfecto en el pasado...

Icono de fecha 20 Jul 2017 Icono de autor Amalia Enríquez
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Siempre hay un amor en la vida que no se olvida. Muchas veces no es el que se está viviendo, sino uno que pertenece al pasado y que nunca se irá. Recordarlo puede ser, en ocasiones, terapéutico o, por el contrario, algo que quieres evitar porque duele. El mítico faro de Long Island, tan recurrente en el cine, el cielo, una playa interminable. En definitiva, el fin del mundo. Ingredientes que nos llevan al ‘Regreso a Montauk’. 

Sinopsis: El escritor Max Zorn regresa a Nueva York para la promoción de su última novela, donde le espera su joven esposa Clara, quien lleva meses trabajando allí. El libro cuenta una historia de amor que ocurrió en esta misma ciudad hace 17 años. Max vuelve a ver a Rebecca, la mujer de la que se enamoró entonces. Ella, reticente al principio, le invitará a acompañarla a Montauk, al final de Long Island, donde vivieron su romance: un lugar donde solo quedan el mítico faro, el cielo y una playa interminable.

‘Regreso a Mountauk’ es la nueva película de Volker Schlöndorff, ganador del Oscar y la Palma de Oro por ‘El tambor de hojalata’. Ha competido en la 66 edición del Festival Internacional de Berlín y está protagonizada por Stellan Skarsgård (Max), Nina Hoss (Rebecca) y Susanne Wollf (Clara).

La película habla sobre el amor y las decisiones

Solo hay que mirar atrás para danos cuenta de que la vida de cada uno bien puede ser una novela. En algunos casos, solo hace falta encontrar la persona apropiada que la guionice y los protagonistas perfectos que le den vida. En ‘Regreso a Montauk’ ese encuentro fue mutuo. Schlöndorff habló “con muchos actores alemanes y de otros países, pero de pronto pensé en Stellan Skarsgård. Desde que nos conocimos en los Premios del Cine Europeo, nos une una amistad creciente.

Stellan es un hombre jovial, pero se notan las cicatrices de alguien que ha vivido. Se quedó aterrado después de leer el guión: “¡Voy a pagar por el daño que he hecho a las mujeres!”. Cuando todos nos reunimos por primera vez, en agosto de 2015, nos dimos cuenta inmediatamente de que algo único estaba pasando. La sensación se intensificó en los nuevos encuentros. Quedábamos cada dos o tres meses para un fin de semana de ensayos”.

Montauk significa ‘fin de la tierra’

Montauk significa ‘fin de la tierra’ en el idioma de los amerindi, que habitaban la zona. Es una isla muy cercana a la costa que avanza en el Atlántico con el faro al final del todo. Hay lugares así en Portugal, en Bretaña, donde se tiene la impresión de haber llegado al fin del mundo. La vida no se detiene, pero solo queda pensar en el pasado.

El mito de Montauk se lo debemos a Max Frisch. Antes que él, solo unos pocos se habían interesado por el faro de Long Island, gente como Andy Warhol, Peter Beard y Julian Schnabel. La mayoría jamás había oído hablar de Montauk. Gracias a la novela se convirtió en un lugar mítico. Un lugar donde se pierde el contacto con el mundo, donde solo queda el cielo y una playa interminable, donde nos asedian los recuerdos.

La película se preestrenará el 27 de julio

Y los fantasmas surgen de entre la arena, empujados por el subconsciente. Durante los ensayos con los actores o las numerosas conversaciones con amigos y miembros del equipo, siempre aparecía alguien que contaba haber vivido lo mismo. Todos, hombres y mujeres, se plantean saber si están con la persona idónea o si no dejaron pasar un gran amor en el pasado. Es la pregunta universal que está detrás de la historia, aunque no aporte ninguna respuesta.

  • #RegresoAMontauk #ClubMontauk
  • Facebook: fb.com/GolemDistribucion
  • Twitter: @GolemFilms
  • Instagram: golem_distribucion
El-sectreto-de-marrowbone
fútbol-cine-historia
lanieblayladoncellaportada
tenienteotomanoportada
Héroes de la moda
Ferrari Takes the Red Dot