Hoteles

The guest house más especial de Perú

Fallen Angel es un espacio multidisciplinar situado en el casco histórico de Cuzco, que aúna casa de huéspedes, restaurante y galería de arte. Un deleite para los sentidos.

Elisa Ventoso. 21/07/2017

Cuzco es mucho más que la capital histórica de Perú, es un lugar casi mágico donde convergen la tradición peruana, la historia del imperio inca y las modas más actuales. Sus alrededores y su centro hablan del pasado -Machu Picchu, el Valle Sagrado, fortalezas y templos incas- pero a la vez se está convirtiendo en una ciudad moderna y cosmopolita donde vivir experiencias de lujo. En concreto, existe un pequeño hotel en pleno casco histórico, capaz de trasladarnos al futuro pasando irremediablemente por el pasado y el presente. Se trata de Fallen Angel, un concepto multidisciplinar de casa de huéspedes/restaurante/galería de arte donde lo más transgresor se convierte en cotidiano.

Sus increíbles habitaciones pueden disfrutarse desde 250 dólares/noche

Ubicado en una antigua casona colonial del siglo VII considerada Patrimonio Histórico, este pequeño hotel de cinco estrellas cuenta con cinco increíbles habitaciones decoradas en un estilo ecléctico contemporáneo, que han seducido a huéspedes como Antonio Banderas o Susan Sarandon. Todas ellas se nutren de las vanguardias universales y cuentan con piezas de alto valor histórico que conviven con obras de arte actuales de artistas como Carlos Bardales, Richard Peralta, Carlos Olivares, Jorge Flórez y Edwin Quispecuro, entre otros.

La planta inferior es un espacio especial dedicado al relax, la gastronomía y el arte

La corrala superior en la que se sitúan tiene vistas al piso inferior del edificio, convertido en lugar de ocio y restaurante gourmet con una propuesta tan sabrosa como sorprendente que ya han probado celebs como Avicii, Cameron Díaz, Mario Testino y Gloria Estefan. «Nuestra carta está llena de identidad cultural. Sus pilares son una mixtura de sabores y aromas de la costa, sierra y selva del Perú», nos comenta Andrés Zúniga, alma máter y director del espacio.

Andrés Zuniga junto a Antonio Banderas, huésped del hotel

Creativo, viajero incansable y con un espíritu transgresor, Zúniga ha conseguido que Fallen Angel sea mucho más que un lugar de ocio y un punto de referencia tanto para cuzqueños como para viajeros buscadores de luxury experiences: «Estamos llenos de influencias, se ve y se siente en los colores, las formas y la manera de ser de la gente que vive y nos visita». 

Así, otra faceta que ofrece el local es la de ‘Boutique Cultural’ que da visibilidad a artistas locales de renombre gracias a exposiciones periódicas y a la exhibición rotativa y simultánea de más de 150 obras. «Soy del barrio de San Blas. Provengo de una familia de artistas. Mi madre es Norma Peña, diseñadora, mi abuela fue la dueña de la primera galería de arte en Cusco, fue allí donde aprendí a valorar mi identidad, la creatividad y el arte cusqueño. Soy el mayor de cinco hermanos y todos ellos trabajan en distintos países europeos en el campo del arte y el diseño», explica Zúniga.

El restaurante ofrece gastronomía peruana interpretada de forma actual

Ahora, después de haber cumplido 15 años en los que ha estado en constante evolución, Fallen Angel dará un giro de 180º a su comunicación para que «nuestro concepto de lujo multidisciplinar traspase fronteras», comenta su director. Para ello, su equipo está completando la publicidad tradicional que han usado hasta ahora basada en cartelería y, fundamentalmente, el boca a boca, con un  espectacular refuerzo digital: «Fallen Angel está madurando. No queremos quedarnos atrás y nos estamos adaptando tanto al tiempo como a las necesidades de las generaciones más digitalizadas a través de los medios y herramientas más actuales».

Los objetos históricos conviven con obras de arte actuales

Así que solo cabe esperar más éxito. Hasta el momento cuentan con más de cien mil seguidores en las redes sociales y premios como mejor ‘Luxury Historical Hotel’ 2016 por World Luxury hotel Awards y la nominación a mejor ‘Hotel Boutique’ de la revista Luxury Travel Guides, que sin embargo concedió su premio a mejor ‘Manager of the year 2016’ a su General Manager y mano derecha de Zúniga, Carlos Ramos. 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies