Fashion

Redimir el corazón a través de la moda

Gracias a la sinceridad y la coherencia conseguiremos alcanzar el culmen del lujo y llegar al corazón

Lourdes Delgado. 27/07/2017

La marca que sea capaz de lograr redimir el corazón alcanzará el culmen del lujo. Muchos se han preguntado sobre el concepto del lujo, pero muchos más lo han hecho sobre su causa: ¿Qué hace el lujo? En el pasado, el lujo se ha identificado con materiales, escasez, precio, experiencia, manufactura, dedicación, etc., pero lujo son otros muchos más aspectos por descubrir.

Por ejemplo, el lujo es personal o social, individual o colectivo. Es posible que los lectores respondan rápidamente “personal e individual”, porque de lo contrario no sería ‘lujo’, porque la esencia del lujo es la escasez, la restricción, lo inasequible. No lo discuto.

Hay lujos que son personales e intransferibles

Hay realidades a las que, aunque estén al alcance de cualquiera, no todos son capaces de acceder. Es decir, hay lujos que son personales e intransferibles, nadie los puede alcanzar por ti, ni los puedes comprar, ni usurpar. Son lujos interiores que tienen consecuencias exteriores e incluso se transforman en lujos materiales. Es aquí donde la moda y el estilo de vida juegan su papel en la redención del corazón.

Recientemente estaba en una biblioteca, en un momento determinado escuché al personal administrativo comentar sobre una escena que acababa de producirse: un señor de edad madura cruzó su mirada con una adolescente ‘veraniegamente’ vestida. Según los comentarios, fue bastante bochornoso, “…y tendrá hijas y todo”, como diciendo “es indigno de alguien comportarse de esa forma”. Sin embargo, a continuación comentaron “realmente la chica puede ir como quiera”. Desde que escuché este diálogo no he dejado de pensar en él.

El sentido del pudor es justamente sentirse muy bien con el propio cuerpo

El sentido del pudor es justamente sentirse muy bien con el propio cuerpo. Pero no podemos olvidarnos de la responsabilidad social que tenemos al hacerlo. Sí, responsabilidad social. Como diría Wendy Shalit (2012) -rememorando a Luce Iregaray-  “las mujeres aportamos el “lugar” al “no lugar” que es la sensibilidad masculina”. El hombre se encuentra ‘deslocalizado’ por esencia. Por eso nosotras no podemos vestir como si esto no ocurriera. Un vehículo sin conductor, sin sensores de radar y sin GPS, solo puede estrellarse. Se da la circunstancia de que el género masculino no trae de serie ninguno de esos componentes de control sexual. Como resultado, nosotras no podemos vestir -aplicando otro símil- como si la fuerza de gravedad no existiese.

Y, esto nada tiene que ver con ‘no sentirnos a gusto con el propio cuerpo’, sino más bien todo lo contrario. Justamente porque valoramos y nos sentimos super a gusto con lo que somos y tenemos, no lo despilfarramos, ni nos exponemos a que cualquiera sin GPS o sin frenos nos arroye. Otros comentarios que escucho con frecuencia están relacionados con el control, “pues que se controlen”, normalmente pienso en los toros o los caballos desbocados, a ver cómo lo hacen.

Al vestir, no vamos con una venda en los ojos

Soy consciente de que este tema es muy, pero que muy controvertido. Sin embargo, recientemente he realizado un sondeo sobre ¿Qué imagen transmite el modo de vestir de tus hijos?” La mayoría de las madres dicen que sus hijos transmiten el valor ‘familia’, aunque me parece que más bien, eso es lo que a ellas les gustaría que transmitiesen. No dudo de la sinceridad de sus respuestas, pero vivimos en el mundo, nada queda libre de la influencia de la publicidad y de los medios, a todos nos afectan inconscientemente, porque esa es su misión.

Paloma Díaz Soloaga (2007), profesora titular de la UCM, realizó un estudio sobre la imagen de la mujer en la publicidad del sector lujo, con unos los resultados muy ilustrativos. En ellos, la mujer sensual gana la partida al modelo de mujer tradicional. Perfil que mis encuestadas desean para sus hijas e hijos.

Fuente: Elaboración propia a partir de Díaz Soloaga, P. (2007). Valores y estereotipos femeninos creados en la publicidad gráfica de las marcas de moda de lujo en España.

Al corazón llegamos a través de los sentidos. Ya lo sabemos, “de la abundancia del corazón habla el vestido” ¿Qué sonidos emito? ¿Qué mensaje transmito? El remedio para redimir el corazón a través de la moda es doble: sinceridad y coherencia. Es un buen momento para dar un paso adelante.

  • Referencias. *Díaz Soloaga, P. (2007). Valores y estereotipos femeninos creados en la publicidad gráfica de las marcas de moda de lujo en España. Anàlisi, (35), 27-45. *Shalit, W. (2012). Retorno al pudor. Madrid: Ediciones Rialp, S.A.
  • Fotografía: Miguel Pastor
  • Modelo: Yara De Lange
  • Estilismo: Gloria Rodríguez Mafé
  • Muah: Nerea Rubio
  • Agradecimientos: La Modethêque

Subir arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies