Los mejores espumosos del mundo para brindar en verano

El ‘méthode Champenoise’ es el método de elaboración de espumosos de segunda fermentación en botella más copiado de la historia.

Icono de fecha 01 Ago 2017 Icono de autor Isabel Chuecos-Ruiz
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

El binomio burbujas-fiesta es habitual durante las vacaciones de verano y en The Luxonomist queremos hacer un repaso de los mejores espumosos del mundo. Cuando hablamos de Champagne, nos situamos en Francia con el ‘méthode Champenoise’, el único que ha hecho historia. Llamado ‘Metodo Classico’ en Italia y ‘Cava’ en España, tres nombres que hablan de un mismo método de elaboración de segunda fermentación en botella.

El champagne viaja por el mundo y muchos siguen el método tradicional
El champagne viaja por el mundo y muchos siguen el método tradicional

Desde que en el siglo XVII el monje Dom Pérignon descubriera en la Abadía de Hautvillers el famoso espumoso, Francia es el mayor productor del mundo de espumoso con 307 millones de botellas de champagne vendidas en 2014. Aunque algunos años el Prosecco (DOC e DOCG) italiano ha superado a Francia en número de botellas, pero no en valor.

Pero al famoso champagne, en sus 350 años de historia, le salieron discípulos por doquier, siendo el méthode Champenoise el más copiado y reinterpretado del mundo. El consumo de vinos espumosos crece y, aunque el champagne lleve algunos años de ventaja al resto de espumosos por su historia y su savoir faire, nuevos competidores hacen que para el negocio del champagne el pastel sea cada vez más pequeño.

Cremants d'Alsace, el de mayor producción de Francia
Cremants d’Alsace, el de mayor producción de Francia. Cómpralo aquí

Cuando hablamos de vinos espumosos producidos por el método tradicional, encontramos, también en la misma Francia, los Crémant, producidos por el mismo método pero llamados de otro modo, ya que fuera de la región de Champagne no se puede utilizar este nombre. Se producen el Crémant d’Alsace, que es el de mayor producción, aproximadamente con la mitad de la cuota de mercado; le sigue el Crémant de Bourgogne, de Loire, de Limoux, de Jura, de Bordeaux y el Crémant de Die.

En España, el Cava es el protagonista. Una denominación que tiene la sede del Consejo Regulador en Vilafranca del Penedés (Barcelona), siendo la zona que concentra el 85% de toda la producción. Sin embargo, el área de cultivo permitida incluye 160 términos municipales situados en otras comunidades autónomas, entre las que se incluyen Aragón, Navarra, La Rioja, Extremadura o Valencia, que también producen Cava.

El cava es protagonista en España. Aquí puedes comprar Recaredo
El cava es protagonista en España. Aquí puedes comprar Recaredo

Y, por si no era suficientemente complicado para el consumidor, en 2014 en la zona del Penedés se unieron 14 bodegas que decidieron abandonar la DO Cava y lanzar su propia marca: Clàssic Penedès, para comercializar bajo este sello. Se trata de espumosos ecológicos de calidad y se diferencian así de la marca Cava, intentando ganar la batalla del precio y la exportación. La elaboración de sus vinos se realiza siguiendo por supuesto el método tradicional, pero con un envejecimiento mínimo de 15 meses como en Champagne (en la DO Cava son 9 meses).

Si viajamos hacia el norte, en Alemania encontramos el llamado Sekt o Qualitätsschaumwein, el calificativo para los vinos espumosos de calidad. España, Francia, Italia y Alemania controlan las tres cuartas partes del mercado de los espumosos del mundo.

Cava procedente de Reino Unido. Cómpralo aquí
Cava procedente de Reino Unido. Cómpralo aquí

Pero tanto en la Champagne como en Alemania, el cambio climático ha conseguido mejorar en estas últimas décadas las condiciones climáticas para el cultivo de la viña, aun siendo las zonas más septentrionales. También en Inglaterra hay zonas parecidas a la Champagne en cuanto a suelo y el clima. Por ejemplo, al otro lado del canal de la Mancha, en West Sussex, a 80 kilómetros al sureste de la capital británica, se producen espumosos elaborados por el método champenoise que empiezan a atraer con fuerza cada vez más consumidores.

Obviamente, este hecho hace que grandes Maisons de Champagne como LVMH, Pernod Ricard, Laurent Perrier y Taittinger, entre otras, hayan mostrado interés en comprar viñas en Gran Bretaña, que es, además, su primer mercado de exportación junto a Estados Unidos, al igual que para la mayoría de espumosos.

Laurent-Perrier champagne
Laurent-Perrier champagne hecho en UK. Puedes comprarlo aquí

Curiosamente, en Santorini (Grecia) se está elaborando también vino espumoso por método tradicional de segunda fermentación en botella y crianza con las mismas lías. El llamado Nuevo Mundo también copió el método, entre otras cosas porque algunas Maisons de champagne quisieron expandirse por el mundo y lo llevaron ellas mismas para experimentar en otras latitudes, con las mismas uvas pero distinto terroir. Un ejemplo, Moet & Chandon en Argentina.

Brasil también produce burbujas y aunque la mayoría de los espumosos brasileños se producen en la Sierra Gaúcha, al sur del país, muchos consideran al Planalto Catarinense una zona interesante para espumosos. Algunos bajo el método charmat (segunda fermentación en tanques de acero inoxidable) pero también por el método tradicional o champenoise, obteniendo un caldo untoso y denso, resultado de casi dos años de reposo del vino con las levaduras.

Espumosos producidos en Australia. Pruébalos aquí
Espumosos producidos en Australia. Pruébalos aquí

Australia también ha visto una importante inversión de vino espumoso con casas de champagne. Y en Nueva Zelanda, la mayoría de vinos espumosos se concentra en las zonas de Marlborough y Renwick, junto a Blenheim, cuna del método tradicional. Hay muchas similitudes entre el método tradicional de producción de vino espumoso australiano y californiano.

En Estados Unidos, la mayoría de bodegas que se dedican a la elaboración de espumosos se encuentran en las zonas de clima más fresco de California (Sonoma y Mendocino) y utilizan las mismas variedades que sus parientes europeas, principalmente Pinot Noir, Meunier y Chardonnay. También en Washington y Nuevo México hay una cierta producción de espumosos.

Blue, uno de los espumosos made in Sudáfrica. Cómpralo aquí
Blue, uno de los espumosos made in Sudáfrica. Cómpralo aquí

Cap Classique es el término que se utiliza en Sudáfrica para los vinos espumosos de método tradicional. Aquí la producción es a escala muy pequeña, con menos de dos docenas de productores. Casi todos siguen el estilo del champagne con el uso de Pinot Noir y Chardonnay para hacer vinos ‘Brut’.

Los mejores espumosos, los italianos, según nuestra colaboradora.
Los mejores espumosos, los italianos, según nuestra colaboradora. Compra aquí un Prosecco

Y el país, desde mi punto de vista, de más calidad en espumosos por método tradicional es Italia, con los ‘spumante Metodo Classico’ y sus muchas pequeñas denominaciones que abordaré en próximos artículos. Las más conocidas son DOCG Franciacorta, DOCG Oltrepó Pavese, TrentoDOC, Trentino Alto-Adige. También el prosecco ‘storico’ de Cornegliano di Valdobbiadene Prosecco Superiore DOCG; y otras regiones como Alta Langa y Asti espumante, con espumoso dulce hecho de uva Moscato bianco, entre otros.

Patron a
reseva-del-mamut-destilador
vino 2
champagneportada
Las casas más extrañas están en Japón
adidas vende y gana