La obra de Anglada-Camarasa en Sevilla

'Anglada-Camarasa, 1871-1959' recorre la trayectoria artística del pintor a través de una selección de obras con las que logró su reconocimiento en vida.

11 Ago 2017 The Luxonomist

Hermen Anglada-Camarasa, nacido en Barcelona en 1871, inscribe gran parte de su obra dentro del movimiento modernista catalán. Su relación con movimientos artísticos internacionales le llevó a una constante evolución de su obra manteniendo, a la vez, un vínculo estable con su país de origen. En sus inicios, hacia 1886, su pintura se caracterizó por un estilo realista, de tema rural, que cambiaría tras su estancia en París a finales del siglo XX y el contacto con los círculos de la Belle Époque. Su evolución hacia un luminoso estilo posimpresionista personal le proporcionó renombre mundial y la introducción en los circuitos artísticos internacionales.

Obra en la que se aprecia el estallido de color de las fiestas valencianas

Hacia 1904, se adentra en el estallido de color de las fiestas valencianas, más allá del estricto costumbrismo folklórico tan apreciado en la época, lo que le valió la admiración de Kandinski, Meyerhold, Gorky o Diáguilev. Sus últimos años estuvieron marcados por su instalación en Mallorca tras la Primera Guerra Mundial, y en el Monasterio de Montserrat con motivo de la Guerra Civil española, trastocando de nuevo su estilo. Allí exploró el decorativismo, un género que trabajaría hasta sus últimos cuadros tras un largo exilio en Francia.

La exposición se puede visitar hasta el 20 de agosto en Sevilla

‘Anglada-Camarasa, 1871-1959’ recorre la trayectoria artística del pintor a través de una selección de obras que reflejan su particular uso de la composición y el color que le ganaron el reconocimiento en vida y hasta nuestros días. La  muestra se puede visitar hasta el próximo 20 de agosto en CaixaForum Sevilla.

Evita que te timen al pagar con tu tarjeta en el extranjero
Accor Hotels reacciona ante Airbnb