¡Una destilería en el centro de Londres!

Aterriza en España Sipsmith, la única ginebra elaborada en el centro de La City. Descubre toda la tradición, esfuerzo y pasión que transmite.

Icono de fecha 07 Sep 2017 Icono de autor Rocío García Francoy
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

¿Sabías que hasta hace unos años no estaba permitido elaborar ginebra en el interior de la capital inglesa? Y no solo ginebra, ya que en 1820 se prohibió la destilación de cualquier alcohol en la ciudad de Londres. Pero en mi opinión, un lugar que da nombre a un estilo de ginebra (London Dry Gin), de donde muchos piensan que es originaria esta bebida, y en la que han vivido grandes y famosos enamorados de ella (como lo fue la Reina Madre en la vida real y James Bond en la ficción), se merecía una ginebra propia, una auténtica ginebra londinense.

Por eso, me alegro de que hace diez años dos apasionados de la ginebra abandonaran su pasado cervecero, dejaran sus trabajos, vendieran sus casas y empezaran una lucha contra las implacables leyes inglesas con el fin de llevar a cabo su gran sueño: elaborar su propia ginebra en la misma City. Tras dos años de luchas y litigios, Sam Galsworthy y Fairfax Hall hicieron historia y lograron cambiar una ley de casi 200 años de antigüedad. Solo les faltaba una cosa más, un buen Master Distiller.

Sam Galsworthy y Fairfax han conseguido modificar una ley de 200 años de antigüedad

Con la unión de Jared Brown se cierra el equipo fundador, y juntos crean la primera destilería de ginebra del centro de Londres, para ser exactos, en Nasmyth Street. En el mismo lugar en el que Michael Jackson grabara alguna de sus canciones más emblemáticas, y en el que anteriormente se elaborara cerveza para un pub local. Sam, Fairfax y Jared instalaron sus alambiques de cobre, a los que bautizaron como Prudence, Constance y Patience, virtudes que todo empresario (y más si es emprendedor) debe tener.

Tras años experimentando, con mucho esfuerzo humano y mayor cantidad de pasión, estos tres chicos han creado una ginebra con mucha personalidad. Como reza la etiqueta de su botella en latín, se trata de un cisne entre patos, porque es una ginebra sin adornos, no los necesita. El proceso de elaboración es lo más artesanal posible, pero contando con la tecnología más puntera y siendo fieles en todo momento a las técnicas tradicionales londinenses. Sus lotes son muy pequeños, puesto que se enorgullecen de controlar cada gota del proceso. Así, cada trago es una auténtica obra de autor.

Sipsmith tiene diferentes estilos de elaboración según la ginebra que destilen

En la elaboración, Sipsmith sigue el sistema de destilación one shot y sin abusar de los botánicos -los cuales escoge Jared de diversas partes del mundo-, maceran de 14 horas a 3 días en función del tipo de ginebra que elaboren, puesto que hasta el momento trabajan dos marcas. Sipsmith London Dry Gin es el orgullo de la casa, una ginebra de 41,6% alcohol pero equilibrada, intensa e increíblemente suave en boca. Sipsmith V. J.O.P. es otra cosa, una ginebra diferente y potente por sus 57,7% de alcohol, y por rendir homenaje al enebro (Very Junipery Over Proof).

Con más de 30 medallas ganadas limpiamente en los concursos más prestigiosos, Sipsmith se ha convertido en la ginebra más solicitada de Londres. A nuestro país llega reforzando el portfolio de la distribuidora Maxxium Premium Brands, ampliando así su cartera de ginebras Premium y defendiendo las elaboraciones clásica y artesanal. En breve la podremos ver dominando las mejores barras y, seguro, no podrás resistirte a probarla.

Definen su ginebra como “un cisne entre patos”

Y si tienes planeado un viaje a Londres -o necesitas una excusa para ir-, busca hueco entre tus visitas a la Abadía de Westminster, a la National Gallery o a la Tate Modern, para visitar el lugar tan emblemático donde destilan Sipsmith Gin. Organizan visitas con cata, incluso cenas maridadas. ¡Planazo!

kinobi
ginebraportada
vaca
zacapa portada
¿Un cepillo de dientes que se comunica con tu dentista?
Salma Hayek se corona