Irma no entiende de famosos

El huracán deja un panorama desolador en las numerosas mansiones de lujo del Caribe.

Icono de fecha 11 Sep 2017 Icono de autor The Luxonomist
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Ya son muchos los famosos que han transmitido a través de sus redes sociales los efectos del huracán Irma a su paso por el Caribe y costas de Florida. Enrique Iglesias ha sido uno de los últimos en compartir desde su cuenta de Instagram la situación que se vive en Miami. En un momento de tregua, se le ve atravesando con su coche una de las avenidas de la ciudad completamente anegada.

Otro cantante, Chayanne, dejaba un mensaje de esperanza a toda la gente que se ha visto afectada por el huracán a su paso por el Caribe.

Una publicación compartida de Chayanne™ (@chayanne) el

Lo cierto es que habrá que esperar unos días o quizá semanas para que los famosos puedan valorar el estado de sus propiedades en una zona del mundo con el mayor número de mansiones millonarias. El propio Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha tenido que blindar su mansión en Florida.

La mansión de Trump en Palm Beach está cerrada a cal y canto

Aunque Irma ha perdido fuerza a su paso por Miami, hay famosos como Gloria Estefan que no ha ocultado su preocupación. Su hija Emily ha sido la encargada de compartir en redes sociales un vídeo con consejos para minimizar los efectos del huracán en una mansión o éste en el que muestra cómo recargar el teléfono móvil con una pila y un cargador de coche en caso de estar afectado por un corte de luz.

Como era de esperar, uno de los millonarios que primero se ha puesto manos a la obra ha sido Richard Branson. Propietario de uno de los complejos residenciales más lujosos del Caribe, donde el propio Barack Obama ha pasado varias temporadas, no deja de compartir en sus redes sociales desde hace unas horas la desolación que ha generado el huracán a su paso por Puerto Rico, donde se encuentra. (La imagen principal de este artículo así lo ilustra, cedida por Virgin.com)

 

El corazón dividido de Fernando Alonso
El móvil no es juguete, quítaselo