El increíble año de BIMBA Y LOLA

La marca ya es en Galicia la tercera empresa textil con más éxito empresarial después de Inditex y Textil Lonia.

Icono de fecha 12 Sep 2017 Icono de autor Marcos Mosteiro
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Desde sus inicios, María y Uxía Dominguez, propietarias de BIMBA Y LOLA, no imaginaban lograr el gran nivel de crecimiento que hoy en día han conseguido. Ellas protagonizan un caso de retail casi único con un crecimiento sostenido hasta la fecha digno de admiración.

Ambas lo tenían muy claro desde el principio: aspiraban a crear un nuevo concepto de tienda con marcada identidad propia, en la que se consiguiera la excelencia con el acabado del producto y contar con una buena red de distribución que dominara el mercado. Ahora después de once años desde su nacimiento, me atrevo a decir que BIMBA Y LOLA puede presumir de ser un caso de éxito con raza empresarial y con marca España.

Es la tercera empresa textil más exitosa de Galicia

Su creación tiene cierta similitud con el caso de El Ganso pues a ambas les une cierta conexión relacionada con el trabajo, el esfuerzo, el hecho de ser empresas familiares y una motivación continua buscando una rotación excelente de producto. También cabe destacar la marca la gran racionalidad en cuanto a la expansión internacional, que construye y proyecta una marca diferencial con cierto carácter de moda afrancesada. Así de sencillo, BIMBA Y LOLA hace marca, teniendo un posicionamiento en el mercado hacia un producto más premium y accesible si cabe.

Una parte del éxito está basado en la educación (muy exigente) y la formación (en un ambiente empresarial familiar) de sus fundadoras, ya que su familia cuenta con más de 68 años de experiencia en el mundo de la fabricación y distribución de moda. Se trata de la saga Domínguez, dueña de la Sociedad Textil Lonia (Carolina Herrera, Purificación García) y cuyo tío es Adolfo Domínguez.

Cuando María y Uxía decidieron volar por sí mismas, tuvieron el mejor aval en su mentor, su padre, Jesús Domínguez, alma máter en Textil Lonia. Él decidió apoyarlas y creer en un proyecto que hoy en día es una de las firmas nacionales más cotizadas dentro del segmento medio-alto y que se ha posicionado como la tercera empresa textil gallega con más éxito después de Inditex y Textil Lonia.

Ellas lo tuvieron muy claro, no querían vender productos de lujo ni querían que sus precios fueran inaccesibles, sino todo lo contrario. En su primer año, BIMBA Y LOLA impactó en el mercado con accesorios y bolsos únicos con tal éxito que logró una expansión de 40 tiendas propias en nuestro país. El proyecto gustó tanto que agotaban existencias velozmente. En su segundo año añadieron más complementos y moda a su portfolio abriendo más de 67 tiendas y alcanzando 88 en el tercero. A fecha de hoy cuentan con 230 boutiques (153 en España) y 77 repartidas en 13 países como Portugal, Francia, Arabia Saudí, Kuwait, Venezuela o Reino Unido.

 

Y este gran crecimiento no se detendrá mientras procedan a racionalizar su modelo de expansión. BIMBA Y LOLA ha ganado presencia en sus nuevos diseños de tienda, buscando que llegue al público su producto. Con dos colecciones al año como hilo conductor del ready to wear, y con diseños que se basan en el arte y la cultura de países visitados por gente de su equipo de creación, logran crear ambientes atemporales europeos que dignifican sus colecciones.

Hace pocas fechas la firma presentaba los resultados del ejercicio 2016 con un crecimiento significativo en ventas y una sustancial mejora de los márgenes y del resultado. Las cifras hablan por sí solas, un éxito de crecimiento de ventas del 32%, una facturación de unos 152,4 millones de euros, un EBITDA de 21,6 millones de euros (un 14,2%  de las ventas) y un beneficio neto de 16,4 millones de euros. Las ventas internacionales suponen ya el 26% del total con crecimientos superiores al 60% en Francia y en el Reino Unido, al 50% en Chile y Corea, y al 20% en Portugal, México y Singapur, lo que hacen que se consolide como una marca internacional de referencia.

Su plan de negocio les ha llevado a vivir el éxito desde el comienzo

Nuevo Plan de Expansión 2017
La firma desea seguir creciendo en España y en los mercados donde ya está presentes, pero no descarta avanzar también en Oriente Medio, América latina e incluso Asia y el resto de Europa. El punto fuerte de su expansión está basado en la búsqueda de localizaciones prime o de high street al que incorporarán en los próximos meses 20 nuevos puntos de venta en Francia (incluyendo sus primeros corners fuera de París, en Printemps-Lyon y Printemps-Cannes), Reino Unido, Portugal y México; así como en España, con nuevas ubicaciones seleccionadas y a través de corners en El Corte Inglés.

En cuanto a la globalización de los valores de la marca, BIMBA Y LOLA busca ahora el diseño y la construcción de una nueva sede corporativa y de unas nuevas instalaciones logísticas que, según varias fuentes, se situará en Portugal. Si las informaciones son ciertas, se me escapa por qué no en España. Quizás los costes tengan la razón.

En España van a instalar corners de la marca en El Corte Inglés

2017 año de éxito
BIMBA Y LOLA logra en el primer semestre de 2017 un crecimiento en la facturación de un +24% desde el 1 de enero al 31 de ggosto. Si sigue esta senda de crecimiento, este puede ser su gran año. No solo han crecido a doble dígito en todos sus mercados, sino que la homogeneidad en su crecimiento internacional ha sido su punto fuerte. En recientes declaraciones señalan que han cerrado un primer semestre de 2017 “con un crecimiento significativo de las ventas en todos los mercados”. En España, las ventas en superficie han ganado un 20% durante la primera mitad del ejercicio fiscal en curso mientras que la agresiva pero racional expansión internacional ha dado sus frutos, ya que, cada año aumenta el porcentaje de vengas. Si en el ejercicio 2016 representaba el 26% sus ventas en el extranjero, ahora a mitad de ejercicio de 2017, ya hablamos de un +29% de ventas a nivel internacional en medio ejercicio.

En cuanto a empleo, BIMBA Y LOLA da trabajo en la actualidad a más de 1000 personas, con un 70 por ciento de empleo indefinido y un crecimiento del 17,2% en su plantilla respecto a la misma fecha del año anterior. Esto es realmente un caso de éxito digno de admirar y estudiar. Lo que empezó como una aventura de dos hermanas, ahora pasa a ser admirado en el retail internacional.

La firma cuenta con 230 tiendas repartidas en 13 países

No sería de extrañar que los ojos del avispado empresario del lujo global, Bernard Arnault, mediante el fondo de capital L Capital de LVMH se fije en BIMBA Y LOLA. Esto quizás quedará por escribir y contar en un próximo capítulo.

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo.

Adolf 3
Mango 0
adolfoportada
Rabat
Valbusenda, el sexto sentido
Así huele el nuevo perfume de Chanel