Lo último en cosmética “gluten-free”

En los últimos años ha proliferado la cosmética sin gluten pero en el ámbito de la cosmética existe gran confusión en este sentido.

Icono de fecha 09 Oct 2017 Icono de autor The Luxonomist
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Como consecuencia del incremento de intolerancias y alergias alimentarias en la última década, el gluten y sus consecuencias en personas celiacas, alérgicas o intolerantes se ha convertido en un tema de actualidad. De hecho, según un artículo publicado en la revista JAMA Internal Medicine, de los 2,7 millones de americanos que no incluyen gluten en su dieta, solo 1,76 millones tienen enfermedades celiacas.

La celiaquía es una enfermedad genética y autoinmune que afecta aproximadamente al 1% de la población. No tiene cura ni existen medicamentos que alivien sus síntomas, así que la única solución para las personas afectadas pasa por llevar una dieta libre de gluten. O lo que es lo mismo: exenta de trigo y sus derivados (Kamut, sémola, trigo duro, espelta, einkorn…) y libre de centeno, cebada y avena.

El 1 % de la población es celíaca

En los últimos años ha proliferado la cosmética “gluten-free” y, así como en el sector alimentación los productos exentos de gluten son fácilmente identificables, en el ámbito de la cosmética existe gran confusión en este sentido. ¿Qué implica que un cosmético sea gluten free? Dado el gran interés que suscita este asunto entre sus clientes, la firma islandesa –cuyo famoso EGF se cultiva en plantas de cebada- ha querido dar respuesta a sus seguidores.

De acuerdo con los estándares europeos, un producto es “gluten-free” si su contenido en gluten es inferior a 20 partes por millón (ppm). En la misma línea, en 2013 la Administración de Alimentos y Medicamentos Americana (FDA) definió los productos sin gluten como “aquellos con una proporción de gluten por debajo de 20 ppm”.

Este producto contiene 13.000 veces menos de gluten que el límite previsto por la normativa

En BIOEFECT miden las trazas de gluten de todos sus productos a través del protocolo ELISA (complemento y ensayo inmunoenzimático), que forma parte de sus controles de calidad y que consiste en la realización de una serie de análisis bioquímicos específicos. Gracias a los resultados tras la implantación de este protocolo, BIOEFFECT está en condiciones de afirmar que la concentración de gluten en todos sus productos está entre 5.000 y 50.000 veces por debajo de 20 ppm. BIOEFFECT EGF SERUM (el producto estrella de la firma) contiene 13.000 veces menos de gluten que el límite previsto por la normativa. Por tanto, se puede afirmar que BIOEFFECT es una firma apta para celiacos, alérgicos o sensibles al gluten.

¿Sabes distinguir una Millennial de una Babyboomer?
Movistar Team apuesta por las mujeres