¿Quieres llegar a los 100 años? Deberías vivir aquí

Se cumple un año de la muerte de la costarricense Panchita Castillo y quizá para celebrar el aniversario, los pasados 16,17 y 18 de noviembre se ha celebrado en Costa Rica el Encuentro Mundial de Zonas Azules.

Icono de fecha 28 Nov 2017 Icono de autor Carla Royo-Villanova
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Fue Buettner quien en su libro ‘El Secreto de las zonas Azules‘ describió el estilo de vida de los lugares con mayor longevidad del mundo. Alimentación, clima o prácticas cotidianas hacen que haya cinco lugares en el mundo cuyos habitantes llegan con facilidad a superar los 90 años, y en óptimas condiciones de salud.

Diez años de investigación necesitó Dan Buettner para concluir cuáles son las regiones con mayor salubridad en la población. Además, sus estudios se enfocan a enseñarnos estos hábitos para que también nosotros podamos mejorar nuestra salud y conseguir, quizá, alargar nuestra vida. Buettner las definió como “un concepto del estilo de vida y el medio ambiente que produce longevidad. Son lugares donde las personas se trasladan caminando más que en carro, comen más plantas que carne en una dieta que incluye frijoles o granos como maíz, donde la familia es su razón de ser y es lo número uno. Tienen grupos de amigos con los que comparten hábitos saludables”.

El libro de Dan Buettner habla sobre las mejores zonas del mundo en cuanto a salud

Panchita Castillo falleció a los 110 años y en perfecto estado de salud, hace ahora un año. Hasta unos días antes de su muerte, se vestía con colores vistosos y a poder ser con algún brillo, limpiaba su casa y bendecía a todo aquel que se acercara a saludarla. Nunca perdió la sonrisa que reflejaba su alegría de vivir.

Conchita vivía en una de las Zonas Azules de Buettner, la Península de Nicoya, en Costa Rica. Y como la mayoría de los habitantes de este mágico lugar, gozaba de un perfecto estado de salud físico y mental, una alimentación saludable, mucha fe y sentido de la espiritualidad, respeto a la familia y una actividad física que conseguía estando siempre en movimiento.

Vivir en una zona mágica y mantenerse en movimiento, fundamentales para una larga vida

Estos son algunos de los factores que según los estudios de Dan junto al equipo de Nathional Geographic, describió para poder formar parte de estos cinco exclusivos lugares del mundo: Icaria en Grecia, Cerdeña en Italia, Okinawa en Japón y Loma Linda en Estados Unidos. Siendo La Península de Nicoya la única Zona Azul de Iberoamérica y la más grande en extensión de todas ellas.

Según estudios del demógrafo costarricense, el Dr. Luis Rosero del Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica, la concentración de habitantes mayores de 90 años con longevidad saludable en la Península de Nicoya es única en el mundo y la mortalidad de dicha población es un 10% más baja en comparación con otros habitantes de edad similar en el resto del país.

Costa Rica es un destino atractivo también por su riqueza natural

El número de personas que han pasado el límite de los 100 años se encuentra actualmente en cuarenta y dos. La alta esperanza de vida en la Península de Nicoya supera el promedio nacional de 77,25 años en los hombres y los 81,9 años en las mujeres, según datos del Ministerio de Salud. Además, cuenta con una población superior a los 5.000 habitantes mayores de 75 años. Pero, además, la belleza del lugar lo hace ser uno de los destinos favoritos para los amantes de la Pura Vida.

La unidad de Guanacaste consta de cinco cantones entre los que se encuentra la Península de Nicoya. Una extensión de 9529 km2 y más de 700 kilómetros de costa en el Pacífico, desde la frontera con Nicaragua hasta la desembocadura del Río Bongo. La extensión reúne un importante patrimonio cultural pero también natural, con varias zonas protegidas y ecosistemas acuáticos.

La variedad de paisajes hacen de Nicoya un lugar único

La variedad de paisajes es también amplia, desde el bosque seco tropical hasta el montañoso, su fértil naturaleza y los kilómetros de playas paradisíacas, han convertido a Nicoya en uno de los lugares favoritos para el descanso de los ticos, pero también del turismo internacional que encuentra aquí un paraíso para el descanso y el disfrute sensorial. Nicoya se ha convertido en los últimos años en una de las regiones con mayor desarrollo turístico, preservando siempre el medio ambiente y la integración de los espacios. No en vano, es Costa Rica uno de los países más ecológicos y concienciados con el medio ambiente.

Con todos estos datos, no es de extrañar que el ‘Encuentro Mundial de Zonas Azules’ se haya celebrado en Nicoya. El propósito del encuentro no es otro que investigar en profundidad lo que ocurre en esta zona de Costa Rica y compartir las vivencias de los habitantes más longevos, conocer más desde el punto de vista científico, cultural y de salud, sin dejar de lado la posibilidad de mostrar los atractivos turísticos de la provincia de Guanacaste.

El certamen tuvo invitados nacionales e internacionales

Durante el certamen, los invitados nacionales e internacionales pudieron disfrutar del entorno con actividades culturales como conciertos de marimba, presentaciones teatrales, cuentacuentos, bailes populares y bandas. También la gastronomía, como no podía ser de otra manera, tuvo una presencia destacada. Pero quizá lo más deseado por todos fue la sesión en la que los más longevos de la localidad contaron sus secretos y forma de vida.

Ahora tendremos que estar al tanto de los resultados y nuevos informes tras el encuentro, para tomar buena cuenta de ellos, intentar ponerlos en práctica y, por qué no, quizá el premio sea visitar la Península de Nicoya para aprender de sus habitantes. La teoría es buena pero la práctica siempre es mejor.

España se cuela entre los países más digitalizados
Así es el 'Edificio Mutante', el segundo más caro de Madrid