¿Es bueno que duermas con tu mascota?

Analizamos los pros y los contras que tiene compartir habitación o cama con tu mejor amigo.

Icono de fecha 01 Dic 2017 Icono de autor Laura Martínez España
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

Actores, cantantes, celebrities, influencers e instagramers… nos están dejando una serie de fotografías y vídeos en los que vemos cómo duermen o al menos comparten cama con sus animales favoritos. ¿Es una nueva moda o un reflejo de la sociedad?

Según los datos de diferentes estudios realizados en USA, el 65% de los dueños de perros pequeños duermen con ellos, el 41% cuando el tamaño del animal es mediano y cuando son grandes, el 32%. Lo curioso de esta encuesta es que a la gran mayoría le cuesta muchísimo contestar y más aún cuando la respuesta es: juntos en la misma cama. De Europa no se tienen datos. Lo más probable es porque aquí somos mucho más reservados que los estadounidenses y seríamos incapaces de confesar que algunos comparten lecho con su amigo perruno.

Happy Birthday to my best friend! #I’m5! #truelove

Una publicación compartida de Marc Jacobs (@themarcjacobs) el

Si tú también duermes con tu perro (gato, chinchilla o animal de compañía que hayas elegido, e incluso en plural) y consideras que esta es la elección correcta para ti porque descansas de maravilla, es tu perro de asistencia o te sientes más acompañado, debes pensar que en ella no estás únicamente implicado tú. La decisión también afecta a otro ser vivo con sentimientos, equilibrio mental y necesidades que cubrir, del que tú eres responsable por propia elección. Por eso vamos a darte razones a favor y en contra de dormir con ellos.

Como punto favorable, ya compartas habitación o cama, es si se trata de tu perro de asistencia o si estás enfermo. Si eres diabético, su ayuda puede ser fundamental también durante la noche para detectar estadíos previos a comas diabéticos y, con entrenamiento, puede incluso ayudarte a recuperarte ofreciéndote caramelos, etc. en un momento de crisis.

Perro de asistencia especializado en diabetes.

También es bueno dormir que duerman con su perro pacientes con epilepsia, ya que hay ciertas razas que son entrenadas para observar los signos previos a un ataque y pedir ayuda. Además, pueden avisar al enfermo antes de la convulsión para que se sitúe en una zona segura y se prepare para afrontar el ataque sin riesgo de lesiones. Además, hay algunos que tienen la capacidad innata de predecir las crisis epilépticas, algo de gran ayuda. Sin duda.

Como aspectos en contra tendríamos el caso de las personas asmáticas, con problemas respiratorios o alérgicos. Por supuesto en todo caso hablamos de perros (gatos y demás amigos) en perfectas condiciones higiénicas y sanitarias, con sus correspondientes desparasitaciones, vacunas, cortes de pelo, cepillados, revisiones dentales… y de habitaciones totalmente limpias, nuevas, salubres…

Si te encanta dormir con tu perro, es mejor que compartas habitación pero no cama

Como normas generales si te encanta que tu perro duerma en la misma habitación que tú:

  • Lo más adecuado es que no compartáis cama. Cada uno tiene su espacio. Hay que definir roles y límites. Los perros acaban marcando territorio (ya sabes cómo).
  • Debe controlar esfínteres antes de dejarlo entrar en tu habitación.
  • No generes en tu perro o gato un problema de ansiedad por separación, si no, siempre vas a poder dormir con él. Si tu ritmo de vida no es constante, le acabarás generando un caos.
  • Si tu perro al dormir ronca, saliva, hace ruidos, es inquieto, no lo dejes dormir en tu habitación, entorpecerá que tengas un sueño reparador.
Pet a
Kors a
Gucci b
perrosnaomicampbellportada
Conoce las mejores anécdotas de la tele
¿Quieres cocinar como un chef? Empieza por los cuchillos