EducaciónTheLux

Niños programadores, futuros triunfadores

El código binario es mucho más que un lenguaje de “frikis”: los niños de hoy deberían aprender a programar.

Patricia Peyró. 05/12/2017

Hoy en día todos hacemos uso de la informática y la mayoría de los hogares cuentan, como mínimo, con un ordenador. Aunque todos la usamos, pocos somos conscientes de lo que existe detrás: un lenguaje de programación que la hace posible. El código binario de ceros y unos apenas lo reconocemos como ese “lenguaje friki” que usan los programadores informáticos. Sin embargo, es hora de reconocer la importancia de la programación y de considerarlo un elemento imprescindible en el aprendizaje y la educación de los más pequeños.

Ya lo dijo claramente Steve Jobs y nosotros no lo vamos a discutir: Todo el mundo en este país debería aprender a programar, porque eso te enseña a pensar”. Además de él, Bill Gates (fundador de Microsoft) y Mark Zuckerberg (fundador de Facebook), animan a los niños a programar. A pesar de ello, la programación sigue siendo esa gran desconocida para ellos, quienes fantasean con ser deportistas, diseñadores de moda, doctores o grandes chefs. Pocos sueñan con ser programadores, sin duda porque desconocen el poder que supone dominar este lenguaje.  Será deber de padres y educadores transmitirles la importancia de un herramienta tan esencial para la comunicación actual.

Con la programación se adquieren una serie de habilidades que les ayudarán posteriormente a un mejor aprovechamiento profesional

Los colegios empiezan tímidamente a tocar el tema de la programación, generalmente a partir de secundaria y dentro de las asignaturas que engloban las TIC (Tecnología de la información y comunicación), como “Cultura digital”“Tecnología”.  En ellas la programación se incluye junto con otros aprendizajes como la robótica y la ofimática, siendo Scratch Jr y Scratch los sistemas más habituales.

¿Qué les aporta la programación?
Los beneficios de que los niños aprendan a programar son múltiples, tal y como explica José Luis García Martínez, desarrollador en Acens, una de las empresas líderes en servicios de telecomunicaciones. Con independencia de la utilidad que pueda tener para desarrollar una carrera muy demandada y sin apenas desempleo, tiene ventajas adicionales: “La programación desarrolla una parte del pensamiento: la analítica, que es muy importante, y será siempre una herramienta valiosa para el desarrollo de cualquier persona. Esto se debe a que necesitamos comunicarnos de alguna forma con una computadora, hacerlo en su lenguaje y adaptarlo para que exista una comunicación casi bidireccional entre humano y máquina”.

La programación será tan necesaria en el futuro como saber inglés

Para entenderlo mejor, el experto establece un paralelismo con lo que es la etapa universitaria académica de un adolescente. “No es tan importante la materia que se estudia o los conocimientos específicos que se adquieren -algo que tenemos a un paso de un clic en Internet-, sino los mecanismos de aprendizaje que se crean en esa fase y que facilitarán posteriormente un mejor aprovechamiento profesional”, asegura el experto.

Lo mejor es empezar como un juego
¿Cuándo deben empezar a aprender? Contestar a esta pregunta no es fácil, según expresa Diego Mosquera, director de marketing de la empresa de servicios digitales Paradigma Digital“Elegir cuándo es el mejor momento debería ser responsabilidad de un pedagogo. Algunas teorías recomiendan hacerlo cuanto antes para ayudar a estructurar el cerebro del niño, pero otras consideran que hacerlo demasiado pronto puede limitar la creatividad, algo fundamental en la tecnología”.

Cualquier puesto de trabajo tiene una estrecha relación y gran dependencia con las nuevas tecnologías, por lo que los niños deben desarrollar esas competencias para no quedarse atrás.

Lo que sí parece claro es que, para arrancar, lo mejor es apuntarles a alguna academia especializada donde les enseñarán a programar con una formación eminentemente práctica, pero a la vez divertida. “Hoy en día existe una oferta variada para niños de a partir de 5 años con la que aprenderán a programar jugando y sin darse cuenta, y es una buena opción”, recomienda Mosquera. Sobre todo en su fase inicial, antes de los doce años, lo importante será que le cojan el gusto y lo consideren algo lúdico y no una tarea o asignatura más, hecho que podría generar su rechazo.

Programar es necesario para su competitividad
La importancia de las TIC en nuestros días es tal que “quedarse atrás en el conocimiento de nuevas tecnologías puede tener un impacto real en el correcto desarrollo personal y profesional del individuo”, añade García Martínez. Y no se refiere exclusivamente a cargos relacionados con las nuevas tecnologías, sino a cualquier puesto laboral. Según explican desde Acens: “Cualquier puesto laboral, aunque no se considere a priori como un puesto técnico, cada día tendrá una dependencia e interrelación mayor con las nuevas tecnologías. El desconocimiento o retraso en estas competencias podría llevar a una situación de marginación”.

Para los niños pequeños es como un juego, y los expertos recomiendan que no se convierta en algo más serio hasta los 12 años

Algo que su vez suscriben desde Paradigma Digital: “Hoy en día la programación nos rodea en todo, mucho más de lo que podemos imaginar: cualquier aplicación profesional, incluso las más básicas como Excel, requiere de unos conocimientos en programación, por lo que si queremos sacar partido de ellas, debemos saber programar. Y si miramos al futuro, con el avance de la automatización o el desarrollo de la inteligencia artificial, cada vez será más necesario tener ese conocimiento”.

Además, Mosquera equipara la programación con lo que era aprender inglés para las generaciones de los padres de los niños de hoy“Igual que hace 30 años algunos estudiábamos inglés como algo adicional a nuestra formación y eso nos ayudó a conseguir mejores trabajos, la programación será esencial en los profesionales del futuro, ya que será un conocimiento básico que se demandará a todo el mundo, hasta en el 98 % de las profesiones, por lo que llegar a una entrevista de trabajo sin ese conocimiento podría cerrarles puertas, como lo hace ahora el desconocimiento del inglés”.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies