Be Beautiful

Operarse la nariz para estar más guapa (o no)

Las operaciones relacionadas con la nariz son las más demandadas y no siempre tienen motivos estéticos.

Julio Puig. 08/12/2017

La nariz es una de las características más distintivas del rostro, le otorga personalidad. Su tamaño y su forma son claves en la belleza y la armonía facial debido a su posición central en la estructura ósea de la cara. Además de su función estética, la nariz es indispensable para la correcta función del organismo.

La rinoplastia o cirugía de la nariz no es solo un procedimiento estético, es más bien una solución a distintos problemas, por ello se ha convertido en una de las intervenciones más demandadas dentro del campo de la cirugía plástica. Hay diferentes tipos de rinoplastia diseñados para satisfacer una amplia gama de necesidades.

La rinoplastia no se realiza sólo por motivos estéticos

¿Qué se puede conseguir con una rinoplastia?
La rinoplastia se emplea para corregir complicaciones fisiológicas que interrumpen la capacidad de respirar adecuadamente, para reparar daños sufridos en un accidente, defectos congénitos o con fines puramente estéticos. Con la rinoplastia se puede modificar el tamaño de la nariz para mejorar el equilibrio facial, cambiar la anchura en el puente nasal o la posición y el tamaño de las aletas, corregir la desviación del tabique y la asimetría nasal, minimizar la giba nasal, modificar la punta de la nariz… pero siempre respetando la personalidad de la cara de cada paciente. Hay que evitar que el rostro pierda su naturalidad y su expresividad respetando sus proporciones; de lo contrario los resultados pueden llegar a ser desastrosos. Más de un quirófano ha arruinado prometedoras carreras artísticas.

La rinoplastia puede ser “abierta” o “cerrada”. La rinoplastia abierta requiere de incisiones en el exterior de la nariz, mientras que en la rinoplastia cerrada solo se realizan incisiones en el interior de la nariz. Siempre que sea posible, los cirujanos utilizarán una técnica cerrada para evitar la cicatrización visible, pero la rinoplastia abierta puede ser necesaria en casos de daño severo, o cuando el área de tratamiento se encuentra en la parte alta de la cavidad nasal.

La rinoplastia es una de las intervenciones más demandadas

Rinoplastia sin cirugía
La corrección estética de la nariz puede realizarse tanto a través de una intervención quirúrgica, es decir, de una rinoplastia, como a través de una rinomodelación o rinolook, que es un tratamiento médico estético no quirúrgico que permite corregir deformidades leves y moderadas.

Consiste en la infiltración de distintos materiales de relleno (ácido hialurónico, Botox…) en puntos estratégicos de la nariz para compensar irregularidades y alteraciones en su forma. La rinomodelación permite corregir pequeñas gibas, solucionar desviaciones nasales, suavizar el puente de la nariz y realizar elevaciones de la punta. Podemos emplear también la técnica de rinolook para tratar una nariz operada con secuelas antiestéticas. Con rinolook no se puede estrechar la nariz.

Algunas intervenciones no requieren quirófano

Trastornos del sueño y rinoplastia
Los trastornos del sueño y los problemas para respirar por la noche pueden ser bastante graves, causando la privación del sueño y otros problemas de salud.

Apnea del sueño
La apnea del sueño es una condición que implica pausas intermitentes en la respiración durante el sueño. La apnea obstructiva del sueño, que es el tipo más común de apnea,se debe a la relajación de los músculos en la parte posterior de la garganta. Cuando la garganta se cierra se cesa la respiración, en ese momento el cerebro le indica al cuerpo que se despierte para poder respirar nuevamente. Mediante la rinoplastia se puede mejorar el flujo del aire interviniendo en el tabique nasal, los cornetes y la válvula nasal interna.

Los problemas nasales derivan en otras dolencias

Ronquidos
El ronquido ocasional no es grave, pero resulta una molestia para el compañero/a de cama de la persona que ronca. El ronquido provoca un sueño fragmentado y poco reparador, que se traduce en cansancio y somnolencia. La rinoplastia puede detener o reducir los ronquidos siempre que tengan su causa en una deficiente estructura nasal.

Tabique desviado
Si bien el tabique desviado no causa un trastorno del sueño per se, ciertamente puede contribuir a una mala calidad del sueño al obstruir la respiración durante la noche. Un tabique desviado se produce cuando el tabique (pared que divide las fosas nasales) está torcido, lo que hace que los conductos nasales sean de diferentes tamaños. Esta desviación puede bloquear el flujo de aire y, eventualmente, dañar los tejidos blandos de la nariz. Muchas personas tienen desviación en un grado leve, pero los casos más graves pueden causar problemas respiratorios graves. Dependiendo del tipo de desviación el cirujano puede necesitar remodelar las porciones óseas superiores del tabique -cerca de la parte superior de la nariz- o la porción inferior cartilaginosa.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies