Feminismo: Mucho más que una palabra

¿Sabes que el término ha recibido un 70% más de consultas que el año pasado? El mundo está cambiando, afortunadamente...

18 Dic 2017 Sandra Barneda

¿Qué te parecería que la palabra del año 2017 fuera feminismo? Según el diccionario estadounidense Merrian Webster, así es, porque el término ha recibido un 70% más de consultas online que el año anterior. La avalancha se han producido de forma escalonada a causa de distintos acontecimientos: la marcha de mujeres, el estreno en HBO de la serie de la novela de Margaret Arwood, ‘El cuento de la criada’, el estreno de Wonder Woman y el movimiento de redes #MeToo –yo también- surgido a raíz de las denuncias por acoso sexual al productor de Hollywood, Harvey Weinstein.

La revista TIME ha nombrado al movimiento como el personaje del año ya que las ‘rompedoras de silencio’ de Hollywood han provocado una onda expansiva en el mundo de mujeres que han decidido contar su caso de acoso sexual.

Salma Hayek también ha denunciado a Weinstein por acoso sexual

Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada tres mujeres se enfrentarán a la violencia sexual durante su vida. No serán pocos los que piensen que ‘Feminismo’ como palabra del año, es excesivo; no solo su uso sino las denuncias que se esconden tras esta y otras palabras relacionadas. La realidad es que sigue existiendo un desequilibrio por género en la mayoría de países y no solo eso. Depende de todo esto la posibilidad de romper el machismo enquistado y acrecentar la consciencia colectiva en todos nosotros.

No sonrío cuando en el ambiente de trabajo se hace alguna broma de género. Pierdo el humor cuando se cultivan los estereotipos entre hombres y mujeres que han remado a favor de que la palabra ‘Feminismo’ tenga una connotación negativa. Me entristece cuando escucho a una mujer decir –“No soy Feminista”– . La primera acepción del Merrian-Webster de ‘Feminismo’ es “teoría de la igualdad política, social y económica de los dos sexos”. No ser feminista, seas hombre o mujer, es no ser un ser humano evolucionado que entiende que el progreso está en la igualdad de oportunidades y en el aprovechamiento por igual de los recursos.

Carmen de Burgos fue una de las heroínas que luchó por la igualdad en el pasado

En la mayoría de países, las mujeres ganan mucho menos que los hombres. Ya a finales del siglo XVIII, la escritora y autora de uno de los primeros textos de reivindicación de los derechos de la mujer, Mary Wollstonecraft, lo tenía claro: “No deseo (a las mujeres) que tengan poder sobre los hombres sino sobre sí mismas”. Que ‘Feminismo’ sea la palabra del año en Estados Unidos es un buen síntoma de que las cosas quizás comiencen a cambiar. De meter consciencia sobre ese recelo en contra de esa lucha por la igualdad.

Quiero destacar la necesidad de poner sobre el escenario a todas aquellas heroínas, antecesoras nuestras, que hicieron, con sus reivindicaciones, que la carretera de las mujeres fuera más ancha. Todo mi respeto y admiración. Por ello (y por ellas) no se debe bajar la guardia ni dejarnos convencer por aquellos que tratan de quitar hierro al asunto, porque los roles de género deben desaparecer.  A propósito de todo esto, quizás debas buscar el significado de ‘Heteropatriarcado’, vocablo que la RAE se plantea incluir este año.

Esta Navidad, brinda con un vino solidario
Tres bolsos de lujo para pedir a los Reyes Magos