Economía

Aumenta el lujo colaborativo

Comienzan a aparecer páginas web que ofrecen el alquiler de productos de consumo de lujo, siguiendo el modelo de la economía colaborativa.

Juan Cabal. 10/01/2018

El alquiler de bienes de lujo está de moda y está llegando a sectores desconocidos hasta el momento. A los apartamentos, coches, yates o aviones exclusivos se unen ahora otros servicios que permiten al consumidor disfrutar de un Rolex o un bolso durante unas semanas y cambiarlo por otro modelo cuando se desee.

Las empresas que gestionan este sector buscan un cliente joven, medianamente acomodado y con gustos caros pero que no se puede permitir la adquisición de algunos bienes de lujo. El alquiler de los mismos les resulta atractivo porque además forman parte de una generación moderna y que prefiere tener opciones de consumo abiertas. Así que trabajan en servicios tan exclusivos como disfrutar de un Porsche los fines de semana o incluso alquilar un viñedo durante un año para tener una cosecha propia.

Se puede alquilar hasta un viñedo para disfrutar de una cosecha exclusiva

Aunque el negocio todavía es pequeño, se prevé que la economía colaborativa  crezca desde los cerca de 15.000 millones de dólares en 2016 a 335.000 millones de dólares en 2025, según PricewaterhouseCoopers. El lujo es solo una pequeña parte de eso, pero tiene potencial. “No es un mercado significativo, pero se está poniendo en marcha. Será más importante”, asegura Olivier Abtan, especialista en lujo de Boston Consulting Group. “Hay muchas empresas nuevas y especialmente jóvenes que se están involucrando en este negocio”.

Alquilar un reloj de lujo en algunas web de Estados Unidos suele costar entre 150 a 500 dólares, dependiendo del modelo. Algunos propietarios los ceden temporalmente a estas páginas para que los alquilen y así obtener una compensación por ellos. Un mercado que se abre también a las obras de arte o a productos tecnológicos más avanzados, que permiten a los clientes disfrutarlos durante un tiempo y convencerles o no a la hora de una posible compra.

Clientes jóvenes y con un poder adquisitivo

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies