Sin categoria

LVMH: La felicidad del lujo

Buenos, magníficos resultados, muy por encima de mis propias expectativas, que han puesto los mimbres para afrontar un año de felicidad.

Miguel Ángel Abad. 01/02/2018

Mis sufridos lectores, tras mas de dos años “machacando piedras” delante de mi ordenador, conocen mí, lo reconozco, admiración por la obra de Mihály Csíkszentmihályi. Y es significativo que, cuando, semestre a semestre, traigo los resultados de LVMH, recuerde citas de este afamado profesor de psicología en la Universidad de Claremont:

Tener el control en la vida nunca es fácil, y a veces puede ser hasta doloroso. Pero a largo plazo las experiencias óptimas añaden un sentimiento de maestría (o tal vez mejor sea decir, un sentimiento de participación al determinar el contenido de la vida) que está tan cerca de lo que queremos decir normalmente como felicidad como cualquier otra cosa que podamos imaginarnos.”

Una publicación compartida de LVMH (@lvmh) el

Esta frase, del bueno de Mihály, es un claro resumen de nuestra situación socio-política actual, rodeada de una clase política que, por su inexperiencia laboral y de Estado, carecen del control necesario para resolver problemas. Ya saben ustedes que me niego a seguir hablando de la Comunidad Autónoma de Cataluña, pero, por desgracia, existen más “Cataluñas” que nos rodean. Sin ir mas lejos, mientras que escribo estas líneas, se esta votando el preacuerdo firmado por Opel y los sindicatos (si estos a los que la historia los dejará en su sitio por su incapacidad y mala gestión) de convenio colectivo para la planta de Figueruelas.

Lo que se vota es congelar los salarios en 2018, un aumento del 50 % del IPC en 2019 y 2020 y del 60 % en 2021 y 2022, a cambio de mantener la contratación de 170 empleados temporales. La amenaza de la automovilística, de cierre de la factoría, ha encendido las alarmas de nuestros políticos aragoneses, viéndose despojados de sus condecoraciones de plástico.

Y es que la historia, por desgracia, se repite. El auge competitivo de nuestro país, por desgracia, no es debido a una evolución tecnológica fruto del I+D+I, sino a la reducción, drástica, de los salarios, de forma incruenta y con el beneplácito de una estructura sindical al servicio de sus partidos madre. Por tanto, por favor políticos de profesión, no se pongan medallas por crecimientos prolongados del PIB, generadores de la muerte de la famosa “clases social media” que a tanto debe la economía de este país.

Una publicación compartida de LVMH (@lvmh) el

Permítanme, después de esta pesimista disertación, voy a analizar, con un grado de felicidad (y no es para menos), los resultados anuales del ejercicio fiscal 2017 del grupo fabricante de productos de lujo: LVMH. Ya sospechábamos que estos resultados serían buenos, solo había que analizar la evolución de las ventas, trimestralmente. Pero, tengo que reconocer que, mis previsiones, se han quedado cortas. Tras conocer los resultados, el resumen del año es el siguiente:

Los ingresos por ventas se han incrementado, durante el año 2017, en un 13,39 %, alcanzando los € 42.636 millones, cifra récord en la historia de esta compañía y muy por encima de mi horquilla de previsiones que se situaban en € 40.000-40.500 millones. Como podemos observar en el siguiente gráfico, las tasas de crecimiento, tras una desaceleración el pasado año, vuelve a la senda de crecimiento iniciada en el año 2013.

Los ingresos por unidad de negocio:

  • Vinos y licores (11,92% del total de ventas): Las ventas, en el año 2017, ascendieron a € 5.084 millones (+5,15 %) gracias al buen comportamiento en EE. UU y el impulso tras la liquidación de existencias continuada por los distribuidores en China. La evolución espectacular iniciada en el año 2015, tras las caídas de los dos años anteriores, ha sido satisfactoriamente superada por la evolución de este año
  • Moda y Artículos de Piel (36,29 % de las ventas): Las ventas se situaron en € 15.472 millones (+21,11 %), gracias a los tres primeros trimestres del año. Esta actividad, de lejos, es la que peor ha evolucionado en los últimos tiempos, si bien, con la compra Rimowa y Christian Dior Couture, se ha compensado la salida de Donna Karan, provocando un despegue espectacular.
  • Perfumes y Cosméticos (13,04 % de las ventas): Gracias al incremento de ventas, de fragancias como Christian Dior, esta división facturó € 5.560 millones en el año, lo que representa un incremento del +12,26 %, en comparación con el año anterior.
  • Buen comportamiento en Relojes y Joyería (8,92 %), con una facturación de € 3.805 millones, lo que representa un incremento del +9,72 %, gracias, sobre todo al buen comportamiento de Bvlgari.
  • Ventas al por menor selectivas (31,220 %) ingresaron € 13.311 millones, lo que representa un crecimiento del 11,18%, gracias al buen comportamiento de Sephora.

Si analizamos la cuenta de Pérdidas y Ganancias, al contrario que en años anteriores,  la Compañía ha mantenido una política más expansiva de gastos de ventas, rompiendo una racha de dos años consecutivos, (+13,38 %, respecto al año anterior), situándose en el 34,67 % de las ventas, y, una ligera contención en los gastos operativos, que, aun habiendo crecido  un 11,55 %, representando el 45,88 % de las ventas, nivel más bajo de los últimos cuatro años.

Esto ha supuesto que el beneficio bruto, se situé en € 27.853 millones, lo que representa un incremento del 13.40 %, respecto año anterior. El margen bruto se ha situado en el 65,33 %.

Como ya he mencionado, la contención en los costes fijos ha provocado que el beneficio operativo haya subido un 17,51 %, para situarse en € 8.113 millones. El margen operativo aumenta hasta el 19,03 %, lo que supone una subida de +67 p.b.

El beneficio neto ha sido de € 5.1239 millones, lo que supone una subida, respecto al  año anterior, del 28,84 %. El margen neto se sitúa en el 12,03 %, que aún lejos de los obtenidos entre el 2010-2014, suponen un incremento de 144 p.b. respecto al año anterior.

Del análisis patrimonial y financiero de la compañía, cabe mencionar lo siguiente:

En cuanto a su situación de endeudamiento, los niveles del Ratio de Endeudamiento, dentro de los márgenes óptimos, nos da una primera impresión de la buena situación para rentabilizar los fondos propios. Si a esto le unimos, los actuales niveles del ratio de calidad de la deuda,  nos da muestras de la fortaleza de la Compañía para atender a sus pagos a corto plazo.

Si analizamos la solvencia a corto plazo, la caída, dentro de los márgenes óptimos, del ratio de liquidez es provocada, como podemos observar en el gráfico, por una mejor utilización del disponible.

Y esto da lugar a una mejora en la gestión de los activos corrientes, al igual que en las existencias y en sus plazos.  Pero la caída del ratio de activos no corrientes, después de los movimientos corporativos, genera cierta infrautilización estructural.

En cuanto al punto de equilibrio, como podemos observar, su subida, hace plantearse a la compañía, un esfuerzo para mantener una política restrictiva en los gastos, incrementando las medidas para su consecución. Aunque la subida de la cobertura pueda permitirse cierta laxitud.

La subida del fondo de maniobra, y en una menor importancia sus necesidades, hace que la cubertura, se fortalezca.

Nos encontramos que la rentabilidad de los fondos propios ha subido en el último año, debido fundamentalmente, a que la subida del margen y apalancamiento que ha cubierto las caídas de la rotación.

Lo mismo se pude observar con el incremento de la rentabilidad del activo, la máxima de los últimos 9 años, situándose en el 28.65

Por tanto, la capacidad de crecimiento auto sostenido, repunta hasta niveles del 20,41 %.

A modo de conclusión, buenos, magníficos resultados, muy por encima de mis propias expectativas, que han puesto los mimbres para afrontar un año de felicidad.

Análisis Técnico del Valor

Como podemos observar en el grafico semanal:

Tras nuevos máximos del valor, desde noviembre estamos asistiendo a un movimiento lateral, correctivo de tendencia (no cambio de tendencia) que aún, tras los resultados conocidos, y siguiendo los indicadores de tendencia y de fuerza relativa, puede que no haya acabado.

Parece que el ímpetu comprador, a largo plazo, ha caído en las últimas sesiones. Muestra de ello son la caída de los indicadores de tendencia y de fuerza relativa. Por eso, para aquellas carteras que no tengan el valor, aconsejaría que esperaran a la ruptura del nivel 254,70 para reconfirmar la senda alcista. Entre este valor y 244,05 el feliz descanso seguirá existiendo.

Su valor de mercado depende en última instancia de la felicidad que se espera que proporcione.” ― Mihály Csíkszentmihályi.

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo. 


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies