Fashion

Corbatas vs pajaritas. ¿Cuándo y cómo llevarlas?

El mundo de los complementos masculinos es más reducido que el de la mujer, pero no por ello menos importante.

Paco Cecilio. 25/04/2018

Desde esta ‘Escuela del buen vestir’ intentamos poner en valor todos los accesorios que el hombre tiene a su alcance -pañuelos, corbatas, pajaritas, tirantes, cinturones o calzado- para añadir una nota de color a sus looks. Hoy nos centraremos en las corbatas y pajaritas. En las dos últimas temporadas, la Bow-Tie, pajarita está causando auténtico furor… y es que diseñadores, estilistas y amantes de la moda han querido sacarla del cajón del olvido y reinterpretarla a base de color, estampado, diseño y uso. Ahora es común ver looks casual a base de pantalones sport o jerseys que se adornan con una pajarita… ¡Y nos gusta!

La corbata ha sido, es y será el complemento estrella del armario masculino aunque también es cierto que cada vez es más frecuente que sea la ausente de un look y necesita reclamar su uso. Un fenómeno que podríamos calificar de tendencia y con una doble lectura: las pajaritas en color y con un toque chic deben llevarse en looks urbanitas y ocasiones informales. Sin embargo, las pajaritas blancas y negras -y siempre según el protocolo- hay que reservarlas para el frac o smoking.

La pajarita de ha puesto de moda para looks informales

Las corbatas de alegres colores y estampados añaden un plus de estilo difícil de alcanzar sin ellas y que sirva como apunte: cualquier boda o celebración religiosa, ya sea un bautizo, comunión o funeral, requiere del uso del traje con corbata. Y como nota de estilo, un chaqué sólo puede ser complementando, en exclusiva, con una corbata y a poder ser que haga contraste con el chaleco y el pañuelo de la levita.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies