Belleza

¿Quieres mejorar tu salud y conseguir tu peso ideal?

Una dieta equilibrada, ejercicio físico y la suplementación son las claves para conseguirlo.

The Luxonomist. 18/05/2018

Cuando se trata de estar sanos y conseguir el peso ideal, hay muchas cuestiones que tenemos que tener en cuenta. Llevar una alimentación variada, hacer ejercicio físico a diario, dormir lo suficiente cada día y gestionar bien el estrés son algunos de los puntos necesarios para tener buena salud en nuestra vida.

Sin embargo, cuando se trata de poner todos estos consejos en práctica, muchas veces no sabemos cómo hacerlo y aparecen las dudas y las preguntas. Sobre todo en temas de alimentación, donde las recomendaciones de los expertos parecen cambiar de la noche a la mañana o porque no tenemos muy claro cómo maximizar los efectos beneficiosos que tiene una dieta equilibrada. Por ese motivo, a continuación vamos a daros 5 consejos ideales para que cualquier persona interesada en mejorar su estado de salud, debería cumplir.

Compra productos frescos y naturales

Las 5 características que toda alimentación equilibrada debe tener

Come comida real: Di adiós a los alimentos procesados y opta por los productos naturales, frescos y, a poder ser, ecológicos y de proximidad. De esta manera no solo le darás a tu cuerpo los nutrientes que necesita sino que evitarás comer productos que hacen daño a tu salud y te restan vitalidad y energía.

Las verduras tienen que ser la base de la dieta: Hasta hace poco, las recomendaciones oficiales situaban a los cereales en la base de nuestra pirámide alimenticia. Por suerte, esta visión está cambiando y los últimos estudios demuestran que la base de una alimentación equilibrada tienen que ser precisamente los vegetales. Varía entre los distintos tipos, así te asegurarás tener todas las vitaminas que necesitas.

Usa de forma eficiente los suplementos alimenticios: si bien es cierto que una dieta equilibrada nos aporta todos los nutrientes que necesitamos, en ocasiones será necesario recurrir a suplementos alimenticios. Por ejemplo, en el caso de los deportistas o de personas con necesidades especiales. Sin embargo, debemos de tener bien clara una cosa: no todos los suplementos valen. Por el contrario, si queremos tener la seguridad de que harán el efecto que buscamos, deberemos comprar productos de calidad.

El agua debe ser tu principal bebida. Échale limón para darle un poquito de sabor

Mantente bien hidratado: Una buena hidratación es clave cuando se trata de optimizar nuestra salud. Para ello, elige agua como bebida habitual seguida por infusiones y té verde y evita consumir refrescos, bebidas azucaradas, zumos y alcohol así como un exceso de café.

No le tengas miedo a las grasas: Finalmente, otra de las recomendaciones de una dieta saludable es consumir suficientes grasas procedentes del aceite de oliva virgen extra, de los frutos secos, de los huevos o del pescado azul. Las grasas son fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y muchas de nuestras hormonas se ven beneficiadas cuando consumimos una dieta rica en grasas de buena calidad. Eso sí, olvídate de las grasas hidrogenadas, de los aceites vegetales (salvo el de oliva y el de coco virgen extra) y, en general, de cualquier grasa procedente de productos que estén muy procesados.

Los frutos secos son buenos como fuente de energía y grasas ‘buenas’

Y si ya como sano, ¿qué más puedo hacer para mejorar mi salud?

Como hemos mencionado al principio, la salud no es algo que dependa solo de la dieta; si bien es cierto que es la base fundamental y el primer aspecto que tenemos que cambiar. No obstante, hay muchas personas que a pesar de que ya comen sano y de que han implementado los puntos anteriores, todavía notan que su salud no es tan buena como debería. Personas que todavía se notan sin energía o que notan que su piel o su cabello no tienen el aspecto que tenían antes. En definitiva, personas que saben que todavía les queda algún paso para mejorar su salud

En ese sentido, muchas veces será necesario que revisemos nuestro estilo de vida así como las actividades que realizamos a diario. Quizá el estrés sea una constante en nuestro día a día y eso esté provocando que nuestra salud se vea perjudicada. O bien puede que tengamos un trabajo sedentario que requiera que nos movamos más durante el día, por ejemplo, haciendo los trayectos en bicicleta. E incluso hay personas que tienen problemas para dormir bien por la noche y eso está afectando de forma negativa a su salud.

Hoy es un buen día para coger las riendas de tu salud

Después de leer estos consejos, seguro que ya tienes las claves que necesitas para comenzar a mejorar tu vida a partir de hábitos alimentarios más saludables. Y aunque es un proceso lento que requiere de tiempo y mucha paciencia, merece la pena y no dudes de que tendrá consecuencias muy positivas para tu cuerpo, tanto externas como internas.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies