Entrevistas

Shalimar Reynal: “El futbolista quiere pagar a Hacienda pero su entorno le estafa”

The Luxonomist charla con la empresaria argentina Shalimar Reynal, representante exitosa de futbolistas en Estados Unidos.

Eugenia Marcos. 23/05/2018

Se convirtió en piloto comercial con solo 23 años pero no le dieron trabajo a pesar de que su padre era el presidente de la mayor aerolínea del país. “Pero él siempre dijo que mujeres, no. Aunque en este caso se tratase de su hija”. Después, Shalimar Reynal se casó con un diplomático griego que también le dijo que no. Estos obstáculos para desarrollarse profesionalmente, en lo que por entonces era un mundo de hombres, le hizo tomar otro camino, también mayoritariamente masculino: ser agente titulada de la FIFA de jugadores de fútbol en Estados Unidos.

Su empresa, SR All Stars, es única en Estados Unidos, porque gestiona el negocio global del deportista. Es decir, le representa, gestiona su imagen, redes sociales, marketing y publicidad; y, en algunos casos, también las de sus esposas. Trabaja codo con codo con su hija de 26 años, Victoire, una nativa digital que le exige estar a la última en tendencias 4.0. Ambas transformaron su pasión en su forma de vida.

Insiste en que su mayor reto es la transparencia y honestidad, y por encima de todo defiende la inocencia de los futbolistas: “Ellos tienen la mente en el juego. Los jugadores siempre quieren pagar pero su entorno les estafa. La mayoría procede de orígenes muy humildes y firman cualquier cosa”. Sin pelos en la lengua, opina que el tema es grave y que son los intermediarios con los clubes los que suelen saltarse las normas con el fisco.

En los próximos años habrá jugadores que quieran ir a Estados Unidos pero serán los que tengan ahorros porque los equipos estadounidenses tienen presupuestos muy bajos para todo, en torno a los 3 millones y medio de dólares por año. Yo he tenido jugadores muy conocidos que se han ido a China“. En la actualidad, se congratula de llevar  a dos mujeres argentinas que juegan en la Copa América. Gran conocedora de los cambios de tendencia de sus negocio en estos años, destaca que “antes, los jugadores europeos venían a jubilarse a Estados Unidos, pero ahora los equipos americanos quieren a los jóvenes. Cuando hay negocio no se lo quieren perder”.

Esta mujer argentina que ha roto muchos moldes es capaz de ver 17 horas al día de fútbol: europeo, latinoamericano, la MLS… Y mientras, viaja, porque la representación de 70 jugadores no le permite parar. Algunos son españoles, pero “no puedo dar nombres”. A la hora de gestionar las campañas de marketing de cada uno, lo tiene claro. Hay que dedicarle horas y mucho mimo para seleccionar las compañías anunciantes que representan sus necesidades y target.

En cuanto a las WAG´s Shalimar insiste: “Las esposas no solo intervienen sino que ayudan mucho en las decisiones de los jugadores. Su opinión es muy importante porque son las que se mudan con los hijos. Si ellas no quieren ir a vivir a Europa, sus esposos no se mueven“. En Estados Unidos, la conducta y la familia del jugador es muy importante. En algunos casos no se contratan por su manera de ser, algo que no es importante, por ejemplo, en Italia. El control mental también es fundamental: “Algunos se ponen muy nerviosos antes de un partido, hay que saber cuándo no hablar, otros jugadores necesitan aliento… otros juegan mejor con la presión…

Otro cambio importante en el negocio ha llegado de la mano de las redes sociales que implican unos ingresos muy superiores para el jugador. No obstante, “algunos renuncian al negocio del marketing en redes sociales para proteger a su familia“. Una curiosidad que me cuenta Shalimar es que en Estados Unidos, el jugador no puede anunciar alcohol, preservativos y tabaco. Como era de esperar, las empresas textiles deportivas son las que más valoran tener a un jugador en su cartera de prescriptores.

Al final de nuestra conversación, le pregunto cuál sería su deseo si se lo preguntase el genio de la lámpara mágica. Ella no lo duda ni un instante: “Poder colocar muchos jugadores este verano en Europa”. Eso sí, con transparencia y honestidad. Dos palabras que forman parte del ADN de Shalimar y que destacó en varias ocasiones durante nuestra grata charla telefónica.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies